mayo 15, 2017

Publicación de artículo original

Acaba de aparecer la primera publicación internacional (en inglés) de un trabajo sobre Lógica Transcursiva, en el International Journal of Research and Methodology in Social Science.

Citación:
Salatino, D. R. (2017). “Beyond the Decisions-Making: The Psychic Determinants of Conduct and Economic Behavior.” Inter. J. Res. Methodol. Soc. Sci., Vol., 3, No. 1: pp. 6–26. (Jan. – Mar. 2017); ISSN: 2415-0371.



mayo 06, 2017

La psiquis como descubrimiento

El 6 de mayo de 1856 nace en Freiberg, Moravia (hoy Pribor, República Checa) el primero que acertó en definir nuestra psiquis a través de sus constituyentes; esto es, nuestras percepciones, ideas, recuerdos, sentimientos y actos volitivos, aunque todo ello no constituyera la esencia de lo psíquico.

 Nos iluminó con su teoría y nos demostró que la esencia de lo psíquico no está en la consciencia, la cual no pasa de ser una mera cualidad inconstante con la que tropiezan, aún hoy, todas las investigaciones que se emprenden desde la 'nueva Neurociencia'.

La esencia de lo psíquico está en lo inconsciente, algo que en opinión (muy acertada por cierto) del mismo Freud, no es muy distinto a todos los demás procesos naturales de los que tenemos algún conocimiento.

Fuente: Algunas lecciones fundamentales de Psicoanálisis 1938 (1940).

abril 26, 2017

La reunión de los sábados

El sábado 22/04/17 como casi todos los sábados desde hace ya algún tiempo, me reúno con un grupo de colegas a charlar, café de por medio, de diversos temas y a compartir inquietudes y anhelos, o tratar de mitigar aflicciones varias, que seguro no faltan en el seno de un grupo de buenos amigos. He aquí algunas pruebas de lo dicho.


abril 18, 2017

El primer profesor

Así anunciaba The Daily Princetonian, el premiado y largamente centenario diario independiente de la Universidad de Princeton, la muerte del primer profesor que tuvo el Instituto de Estudios Avanzados de Princeton; una entidad independiente de la Universidad, pero que en sus comienzos funcionó transitoriamente en el edificio de la Facultad de Matemáticas de dicha Universidad.



El 18 de abril de 1955 moría como consecuencia de la ruptura de un aneurisma de aorta abdominal, la estrella más refulgente de ese 'Paraíso para sabios'.


En esta oficina del Instituto, Albert Einstein en 1935 junto a sus colegas Podolsky y Rosen, escribió un artículo titulado "Can Quantum-Mechanical Description of Physical Reality Be Considered Complete?" (¿Se puede considerar completa la descripción mecánico-cuántica de la realidad física?); el cual a pesar de ser considerado, por muchos, como lo único producido por Einstein en los casi 22 años que estuvo en el Instituto, su trascendencia aún hoy es tal, que está perfectamente justificada esa supuesta escasa producción.

Hoy a 62 años de su muerte la exactitud del argumento Einstein/Podolsky/Rosen sigue siendo un problema físico sin resolver.

marzo 14, 2017

Un pliegue en el tiempo

Una circunstancia fortuita le ayudó a generar la idea que cambiaría para siempre la concepción física del universo.

Su 'principio de equivalencia', esto es, el destacar la ambigüedad entre aceleración y gravedad, marcó un antes y un después en el enfoque de los problemas que nos plantea la física.

Un pintor que cae de un andamio, una sensación de 'flotar' cuando caía que quedó como parte de su recuerdo de lo ocurrido, bastaron a Einstein para llegar a la siguiente conclusión: un hombre en caída libre no sentiría su propio peso.

Se percató que la ley de la gravitación de Newton tenía algunos problemas, de los cuales el más importante era el hecho de no incluir el tiempo, lo cual implica que la acción de esta fuerza es instantánea. Esto último violaba los principios de la relatividad especial o restringida que establecía que nada podía viajar más rápido que la luz.

Si nos precipitamos en una caída y no tenemos puntos de referencia externos de lo que nos ha ocurrido, no podremos saber si estamos cayendo libremente o estamos flotando en un ambiente libre de gravedad. Visto de otra forma, si somos lanzados al aire y se pudiera congelar la acción en el momento en que alcancemos la máxima altura, en ese instante no podremos distinguir entre caída e ingravidez. Este 'pliegue en el tiempo' que justifica la ambigüedad en que se sustenta el principio de equivalencia dio la clave para que Einstein se planteara la semejanza con un símil geométrico.

Cuando un día, su hijo Eduardo, le preguntó por la razón de su fama, él le contestó: "Cuando un escarabajo ciego se arrastra sobre la superficie de una rama doblada, no se da cuenta de que el camino que recorre en realidad es una curva. Tuve la suerte de caer en la cuenta de lo que el escarabajo ignoraba." Esta 'suerte' que solo tienen los genios como él derivó en la elaboración de la teoría general de la relatividad que explica la gravedad como una curvatura del espacio-tiempo.

No hay mejor homenaje en el día de su natalicio que recordar este paso gigante que dimos en el conocimiento humano, de la mano de un 'gigante'.

Fuente: Einstein - La teoría de la relatividad - El espacio es una cuestión de tiempo. David Blanco Laserna, 2012.