junio 14, 2021

Epitafio

 

Cuando el oscuro destino fue alumbrado por tu corazón, una senda luminosa hizo garabatos sobre las húmedas calles de los suburbios porteños, y el cielo nunca más quiso con sus nubarrones, oscurecerla.

Cuando echaste a andar por los vericuetos de la vida, una magia de espejos y enciclopédicos tigres te enseñaron de historias propias y ajenas, pero te ocultaron la realidad.

Cuando te acercaste al conocimiento preparatorio de todo aquel que pretende no vivir al margen, un aire fresco y europeo marcó en tu carne la apetencia de explorar la realidad negada.

Cuando reinsertado ya en la árida realidad quisiste desplegar tus alas, no había aire suficiente para volar, ni destinos más lejanos que el arrabal.

Cuando, por último, tus alas desplegadas oscurecieron a todos los que pretendían expresar en ociosas páginas lo que tú podías hacer con una sola frase, llegó el momento del epitafio en donde no hay lugar para el temor a la muerte.

                                                    

Dante Roberto Salatino 

junio 05, 2021

Investigadores y Creación de Conocimiento

El artículo trata la perspectiva subjetiva de la creación de conocimiento. El sujeto que investiga es esencial en la producción de conocimientos científicos y tecnológicos, por ello es relevante para empresas de la economía del conocimiento y universidades públicas y privadas.

 

mayo 28, 2021

Despedida

Si hoy fuera el último día que pudiera ver, oír o sentir próximos a mis afectos, a mis seres queridos, a mis amigos, les diría: gracias. Gracias por permitir que mi corazón tuviera un motivo para latir. Gracias por hacer posible que mi espíritu pudiera volar en libertad. Gracias por hacer que mis ansias de conocer se vieran facilitadas por su generosidad. Gracias por acercarse a mi por lo que fui y no por lo que tuve. Gracias por acompañarme un largo trecho en este sinuoso camino que es la vida. Gracias por hacerme más fáciles los momentos difíciles, y enormemente más placenteros los lindos momentos, que los hubo, y que me tocaron vivir junto a ellos. Gracias por darle sentido a mi vida, y en fin, gracias por haberme hecho sentir querido y por el recuerdo que guardarán de mi. Todo este inmenso tesoro es lo único que llevaré conmigo después del último día.

                                                                                  

¡Gracias!


Dante Roberto Salatino

mayo 06, 2021

El dueño del silencio

 "Son tus palabras las que pueden hacer evidente tu felicidad, pero son tus silencios los que hacen de tu vida un vergel o un suplicio." (Dante Salatino, 2019).

⸺⸺⸺⸻⸻⸺⸺⸺⸺⸺

Amparado por sus 'recuerdos encubridores' nacía hace 165 años, aquel que le supo dar una oportunidad al hombre para conocerse.

Aquellos 'recuerdos' fueron los equivalentes de su 'angel de la guarda', esa categoría celeste tan arraigada en el catolicismo, aunque tan lejana del dueño del 'silencio'.

De las innúmeras situaciones frustrantes que vivió en su infancia, solo recordó luego, aspectos temporalmente 'desplazados', y por ello, inofensivos aunque generadores de conflictos que su psiquis manifestaría como fobias o síntomas neuróticos, tiempo después.

Esos 'olvidos' o esos 'silencios', verdadero mecanismo de defensa de nuestra psiquis que Freud descubrió en sí mismo, se encargaron de ocultar (como una pantalla) detrás de un suceso posterior, algún otro que tempranamente resultara lesivo para su psiquis, y que de acuerdo a su teoría psicoanalítica, establecía una diferencia fundamental entre la conducta psíquica del niño y la del adulto.

Vivir en un vergel o sometido a un suplicio, solo se diferencia por algo traumático que hayamos vivenciado asociado a un acontecimiento, que, aunque percibido como trivial está encubriendo y protegiendo nuestra cordura. Ese sofoco de 'nuestros silencios', puede ocultar los ensordecedores gritos de nuestra infancia, a pesar de que nuestras palabras pretendan dar muestra de una efímera felicidad. 


Dante Roberto Salatino

abril 18, 2021

Hijo de un pasado laborioso, y padre de un gran esfuerzo

Fue el artífice de una nueva luz que llego para iluminar un universo anteriormente oscuro, aunque no fue el producto de un hecho heroico ni mágico. A diferencia de la mayoría de los progresos científicos que respondiendo a esfuerzos sistemáticos, nos han mostrado en forma lenta y limitada la dirección de los tiempos y los efluvios de la personalidad creativa, su aporte significó encontrar otra de las leyes que explican la naturaleza, pero de una manera diferente. 

Desde que el pensamiento científico fue transformado en pensamiento crítico, siguiendo la filosofía de Kant, el escepticismo se constituyó en el arma principal contra la imaginación. Los métodos exactos, los experimentos reproductibles en avanzados laboratorios, esas fábricas impolutas de esmeradas condiciones basales, transformaron el espíritu de la técnica en la técnica del espíritu. 

Albert Einstein liberándose de los métodos tradicionales y de los prejuicios científicos, tomó una tiza, un pizarrón y con su inconmensurable genio, dejó atrás las ideas y las formas tradicionales, para iniciar un combate intelectual que perturbó y modificó muchos sueños dogmáticos.Su desaparición, hace 66 años, significó la pérdida de gran parte del edafón que alimenta los procesos fundamentales que le dan vida a la ciencia. 


Dante Roberto Salatino