abril 27, 2015

Artículo original en metodología de la investigación

En este trabajo, por primera vez, se aplica mi método de investigación en una ciencia natural, ya que originalmente fue pensado para investigación en ciencias humanísticas. El hecho de haber sido aceptado por el riguroso comité científico y de árbitros de la publicación, le otorga al mismo un importante respaldo. Su aspecto novedoso, en ciencias naturales, es que permite 'aislar', metodológicamente hablando, al objeto de estudio, con el propósito de contrastar su comportamiento con respecto a un modelo específicamente diseñado para tal fin. Esta técnica que seguramente resultará, tal vez, un poco extraña, tiene el respaldo de un trabajo de investigación realizado a lo largo de 15 años, y ya ha mostrado ser efectivo como alternativa, en un gran número de áreas del conocimiento.


abril 20, 2015

PARADOJAS

Porque veo cómo las naves juegan con los vientos
Y el agua navega en un mar de peces,
No quiere decir que siempre miento,
Ni que estoy cuerdo solo a veces,
Quiere decir que por decirlo no interpreto,
Ni que por escucharlo me interpretes.
Si fuera azul el cielo y blanca la nieve,
Da lo mismo que sea vacua la sombra y pleno el silencio,
Porque nada tiene que ver con lo que siente,
El que supone solo un instante lo que pienso.
Si el acercarme a la verdad me diera aire,
Seguramente en verdad me moriría,
Porque si esa verdad le pertenece a alguien,
No seré yo quien se lo diga.

abril 19, 2015

Una vez más la apariencia oculta la trascendencia

Así dejó su oficina en Princeton, Albert Einstein, el día de su muerte (18/04/1955). Varios Journals abiertos, alguna que otra correspondencia sin abrir, un par de libros esperando a ser consultados, su pipa, una fotografía de algún lugar, probablemente, de la misma ciudad y una nota a medio hacer, son los mudos testigos de ese día, en que a los 76 años y víctima de una insuficiencia cardíaca, nos dejara quien aportó con su imaginación y creatividad una nueva perspectiva desde la que observar nuestro universo.

Una nota en BBC Mundo de hoy nos cuenta el periplo, que hace 60 años, inició el cerebro de Einstein, que según variadas historias que yo recuerdo desde que era adolescente, se tejen alrededor de esta supuesta misión recuperadora de los secretos que guardaba Einstein en su cerebro.

Este planteo es tan ingenuo, como si pretendiéramos descubrir lo que Einstein estaba pensando en el mismo momento en que se levantó por última vez de su sillón, o sacar una conclusión en función de leer todas las páginas en donde estaban abiertas las revistas, o tratando de completar el siguiente punto en la nota que quedó inconclusa.

Los estudios anatómicos que se realizaron sobre el cerebro de Einstein, tanto macro como microscópicos, no arrojaron ningún elemento, como era de esperar, que nos orientara en cómo es el cerebro de un genio.

Su peso es el normal, el supuesto desarrollo diferencial de sus lóbulos no puede contrastarse con casos similares, por lo tanto, carece de valor, y las especulaciones se desmoronan, dado que no hay ninguna evidencia que demuestre una relación estrecha entre pensar en cuestiones complejas y la estructura cerebral evidente.

La única forma de averiguar si hay alguna diferencia entre el cerebro de Einstein y el de cualquiera de nosotros, sería si pudiésemos escudriñar, no sus circunvoluciones, ni sus células gliales, o sus mismas neuronas, sino la estructura psíquica. Si bien la psiquis asienta en el cerebro, no es el cerebro; es una necesidad vital que tiene como función 'sostener' el reconocimiento del límite (frontera) entre lo interior y lo exterior, y relacionar tal conocimiento con el entorno. El ser capaz de tal reconocimiento y de establecer esas relaciones, la faculta para ser además, la residencia permanente (pero virtual, puesto que desaparece con la muerte) de los aspectos subjetivos fundamentales, ya sean estos volitivos o cognitivos.

Las particularidades psíquicas del cerebro de Einstein se fueron con él y para siempre; y una vez más desde la apariencia anatómica se pretende, sin éxito, poner en evidencia lo único trascendente del ser humano: su pensamiento.

abril 17, 2015

Quería decirte que ...


Podrán las caléndulas quedarse sin pétalos,
podrá el cielo quedarse sin estrellas,
más lo que nunca le podrá faltar a este mundo,
es el resplandor de tu sonrisa bella.

Podrá el verano no tener cálidos días
y ser el invierno un cobrador de sus despojos,
más nunca dejará de amanecer,
cuando decides abrir tus bellos ojos.

Podrá el plomizo cielo anunciar tormenta,
y el destino del día revelado por sus Parcas,
más el sol nunca dejará de iluminar,
cuando hablan tus graciosas manos blancas.

Podrá el huracanado viento tirarlo todo
y la lluvia trocar el campo en albañal,
más resurgirán el cielo azul y el verde prado,
en cuanto asome tu rostro angelical.

Podrá haber pasado todo esto y mucho más
y al fin haberse alcanzado una cierta calma,
más lo que nunca podrá ser alcanzado,
es la bondad que hay dentro de tu alma.

Podrá ser mi vida un mar de bendiciones
y mi destino el caudaloso río que en él recala,
más nada puede compararse, te aseguro,
a la amistad que cada día me regalas.

abril 07, 2015

El nacimiento de una golondrina que hizo verano


Debo confesar, no sin pudor, que mi relativamente reciente descubrimiento de la obra de Lucila Godoy (Gabriela Mistral), me trasladó, de su mano, a un universo complejo, pero diáfano a la vez.

La sensación extraña, aunque plácida, que me embargó en el mismo momento en que puse un pie en el umbral de la puerta de lo que era su casa natal, en Vicuña, y que ahora es un museo, se comienza a descifrar en el mismo instante en que doy inicio a la lectura de un pequeño libro que contiene datos biográficos y algunos trozos de sus poemas, y adquirí en el lugar.

Quedé absolutamente obnubilado y eclipsado por una avasalladora presencia, una personalidad fuerte, aunque con un núcleo tierno, que se imponía desde esas pocas líneas que me atraparon para siempre.

Una mente brillante, un corazón bondadoso, un sentimiento esperanzador; confluencia no casual en un ser maravilloso que supo imponer cual manifiesto al mundo: "Soy mujer y tengo mucho que decir, y mis decires encierran la verdad que muestra la naturaleza que me rodea, un Dios omnipresente en el que no termino de creer, y la pasión y voluntad que me impulsan a la búsqueda de un amor que nunca fue."