mayo 26, 2013

Freud Prepsicoanalítico - Aportes de Freud a la Neurobiología y el Funcionamiento Psíquico

En sus trabajos prepsicoanalíticos, Freud, hace una serie de descubrimientos y aportes fundamentales a la Neurobiología y a la Psicología, a los cuales les da poca o ninguna difusión. Varias décadas después esos mismos descubrimientos son aportados por otros investigadores, los que ahora sí, merecieron en la mayoría de los casos, un Premio Nobel en Medicina.

Doy a continuación un detalle de tales hallazgos, como producto de una investigación personal y original de la vida y obra freudianas; a publicarse próximamente en mi libro PSIQUIS.

Freud, en 1882, publicó sus investigaciones sobre histología del sistema nervioso, y en 1884 da la conferencia, La estructura de los elementos del sistema nervioso (Jones, 1981, p. 70), en cuyo texto, que es un resumen de todos sus trabajos sobre el tema, da lugar a la teoría neuronal, según muestra el siguiente párrafo: "Si suponemos que las fibrillas nerviosas tienen el significado de vías aisladas de conducción, tendríamos que decir que las vías, que están separadas en el nervio confluyen en la célula nerviosa: la célula nerviosa se convierte así en el 'comienzo' de todas estas fibras nerviosas anatómicamente unidas a ellas". En 1982 Santiago Ramón y Cajal presenta la teoría de la polarización dinámica, basado en la teoría de las neuronas de Waldeyer (1891), que establece a las dendritas como el polo receptor de la neurona y a su axón como el lugar por donde se transmite el estímulo a otras neuronas, por lo que se le otorgó el Premio Nobel de Medicina en 1906.

Freud Prepsicoanalítico - La Identificación y el incesto

La existencia de esta categoría obedece a la necesidad de ofrecer a la comunidad psicoanalítica una mirada cercana a la obra de Freud, previa a sus primeras publicaciones psicoanalíticas; y de aquellas obras psicoanalíticas de fuerte raigambre prepsicoanalítica.

Si bien este periodo ha sido analizado en los primeros dos tomos de las Obras Completas de Amorrortu, como también en otras publicaciones, fundamentalmente biográficas, como la de Ernest Jones (1953), por ejemplo; no queda reflejado cabalmente en estos trabajos, la intensa y fructífera actividad desarrollada por Freud en aquella época, durante la cual realizará, no solo importantísimos aportes a la Medicina a través de la Neurología, sino además, sentará las bases de lo que vendrá a posteriori, el Psicoanálisis.

Quien emprende esta ardua tarea de análisis y documentación sobre este tramo tan particular de la vida científica de Sigmund Freud, espera hacer un aporte que ayude a desestimar los 'motes' de naturalista, biologicista y reduccionista que se le endilgan a Freud, quien trató de enseñarnos que bajo la falsa cubierta moral y sociocultural se oculta el verdadero hombre natural, aquel que solo se pone en evidencia a través de las inconfundibles manifestaciones libidinales que surgen desde el inconsciente, que a no dudarlo, no es lo menos humano (por irracional) que el hombre tiene, sino todo lo contrario, es la base de su subjetividad.

Trataré de demostrar a lo largo de las distintas presentaciones que Freud jamás cayó en un positivismo científico que lo llevara a concebir la Psicología como una física de lo humano, y que esta fuera la causa de la no aceptación del Psicoanálisis en el concierto de las otras ciencias positivas, al no poder demostrar 'científicamente' sus hallazgos.

Los impresionantes hallazgos de Freud que lo condujeron a su obra magna, el Psicoanálisis, están incrustados en el corazón de la ciencia natural, y tienen como demostración incontrastable, los 'descubrimientos' hechos por científicos actuales, muchos de los cuales fueron predichos por Freud varias décadas antes.

Quiero, con esta bienvenida, cursar una invitación al diálogo a mis lectores; a un flujo de intercambio sobre estos tan importantes temas que hacen a una sólida formación como Psicoanalistas siguiendo las preclaras huellas del maestro.