octubre 31, 2013

Historia de la Lógica Transcursiva (Capítulo 19)

Cuaderno I (páginas 111 a 116)

Hoy es Sábado, y de un momento a otro, seguro llega mi 'estimado' colega para seguir avanzando en esto que no tengo muy claro para donde va. Me refiero a que, para poder realizar un trabajo en conjunto como él pretende, primero tiene que ponerse al tanto (ahora sí) de mi teoría, ya que su pretensión, como de alguna manera, un tanto forzada, la mía, es enfocar el Psicoanálisis desde otro punto de vista, lo cual incluye en principio una revisión a fondo de la teoría freudiana. Acaban de sonar dos bocinazos, la señal elegida por mi 'estimado' colega para anunciarse, ya que es muy temprano (8 hs) para despertar a la familia durante un fin de semana, con un timbrazo.

Apretón de manos de por medio y con un - ¡hola amigo! - de su parte, y un - ¡estimado! - de la mía, lo hago pasar al escritorio, en la planta alta, como cada vez. - ¡Te traigo buenas noticias! - me dice ni bien se sienta al escritorio, mientras saca su netbook y la enciende. Sin dejarme preguntar de qué se trataba, continuó - He conversado con la presidente de la Sociedad Psicoanalítica sobre tu doctorado y tus conocimientos sobre Freud, y ha estado de acuerdo en que organice contigo una serie de charlas, a modo de un minicurso, sobre la subjetividad, el lenguaje, el pensamiento y sus relaciones con el Psicoanálisis.

La verdad es que estoy sorprendido, básicamente porque conozco lo cerrada que es cualquier comunidad psicoanalítica, y más cuando se trata de invitar a un médico; si bien mi 'estimado' colega lo es, yo practico la medicina tradicional en donde los problemas 'mentales' los trata un psiquiatra y no un psicoanalista. Hay un gran divorcio entre la medicina ortodoxa y esta actividad 'terapéutica' tan particular. Lo concreto es que, sin estar muy convencido, le pregunto - ¿a vos te parece que estoy en condiciones para enfrentarme a un público tan calificado, y encima para dar un 'curso'? - ¡Ahora que sos Lingüista, por supuesto! - me dijo. Evidentemente, el que hayan aceptado a un absoluto extraño (en el sentido lato del término) en un lugar así, es mérito absoluto de mi 'estimado' colega.

Me entusiasmé de tal manera con la idea que al día de hoy, en que tengo que dar mi primer charla, ya tengo escritas las tres restantes y un taller como trabajo final. Esta especie de 'curso' durará 4 semanas, al cabo de las cuales se les entregará a los participante una constancia, y espero que a mí también. Los temas a tratar son, Sobre el pensamiento, Pensamiento y lenguaje, Psicoanálisis y lenguaje, Subjetividad y Psicoanálisis; y culmina con un taller sobre Pensamiento y lenguaje. Estoy gratamente sorprendido con la cantidad de público asistente. Me comentaba mi 'estimado' colega que ni siquiera en las reuniones de la Comisión Directiva de la Sociedad se logra reunir tanta gente, con - ¡esto va a ser todo un éxito! - concluyó el comentario al que acompañó con unas suaves palmadas en mi hombro, para animarme.

Acabo de terminar el taller sobre Pensamiento y lenguaje, con lo cual damos por culminada esta agradable 'experiencia docente' que, por un lado, me ha dado la posibilidad de afirmar aún más los aspectos básicos de mi teoría, y por otro, el encontrarme con varios interesados en esta propuesta que cambia radicalmente el punto de vista desde donde se abordan estos temas. De todas maneras, también estoy más consciente de las dificultades que me esperan, ya que los conceptos que hacen al tema no son fáciles de transmitir.

Hoy vamos a hablar del 'núcleo' y del funcionamiento general de la clase; algo que mis compañeros de reunión tienen curiosidad en conocer. El núcleo de la clase está dado por el espacio-tiempo (Kant) y representa los atributos primarios. Los atributos secundarios (forma, color, textura, etc.) están determinados por el límite de tolerancia que va entre la valencia (V) y el nodo de atributos secundarios (A). Un objeto presentado en (A) (entrada) y una sensación buscadora (Se) comportan la unidemensionalidad (el objeto está), y regida por los tiempos biológicos, activan el espacio ostensivo (Eo) determinando la ocupación ejercida por el objeto presentado (bidimensionalidad).

El Yo 'suma' ambos registros (presta atención) y obtiene algo que no puede distinguir de sí. El objeto presentado es parte del Yo (una mezcla de placer e indiferencia ante el hecho). Hasta aquí todo es interno, todo es espacio. Además la valencia (V) está ocupada (tiene un '1' en su lugar), lo que asegura que no se pueda 'generalizar' un objeto que todavía no está completamente caracterizado. El registro de los movimientos (M) relacionados con el objeto registrado, compone el espacio tridimensional, y entonces, ahora el objeto existe.

A continuación el Yo 'suma' nuevamente los registros (se hace consciente) y activa el tiempo ostensivo (To), dejando libre la valencia (V) (que ahora tiene un '0' en su lugar). Se obtiene así el registro de un objeto externo distinto del Yo.

Ahora tenemos, por un lado, el Yo interno, y por otro, un objeto externo. Paso seguido se registra el 'Yo objeto' a través de una IDEA sobre el objeto externo y se diferencia a éste último como un sujeto (ser) externo. (figura)



Ante la pregunta de mi 'estimado' colega de cómo 'representaría' el signo de realidad de Freud, en el esquema anterior, le respondo, - el eje A-Se produce una descarga motriz (sensación de estar percibiendo), que actúa sobre el aparato perceptivo, el que a su vez, activa a Eo y se produce una llamada 'automática' de atención - respuesta que lo convenció a medias.

Una vez activado el nodo To, el Yo está en condiciones de expresar una relación (ligadura) entre el patrón ofrecido por la 'huella mnemica' (1111 = 15), y el registro de las sucesivas descargas propias, a saber: sensación, descarga motriz del aparato perceptivo y movimientos propios o externos, que representan el 'registro' psíquico de espacio (111 = 7). La expresión de la noción de 3D en función del espacio psíquico (15 x 7 = 105) (ángulo inferior izquierdo de la figura), da cuenta de un registro de la primera 'simbolización' estructural (Sb) de un objeto. Se debe notar que, desde el punto de vista lógico, este último resultado no se obtiene como resultado de una simple suma, sino de una suma exclusiva (XOR), que es una en la que se excluyen como verdaderas aquellas partes del registro en donde el contenido es igual, vale decir, 1+1 o 0+0 son falsas, en cualquier otro caso, son verdaderas.
Lo anterior es equivalente a lograr una 'representación psíquica' de una sensación.

[Primera vez que se menciona y se pone un funcionamiento la operación XOR, base operativa fundamental de la Lógica Transcursiva, para dejar constancia de la evidencia]

Esta 'suma exclusiva' le da fundamento lógico a la transformación de un aparato pulsional netamente económico, a un aparato pseudo-pulsional especialmente simbólico, sin tener que renunciar al fundamento biológico de la actividad pulsional. Esto es lo que permite que el Yo pueda 'elegir' los objetos que cargó el Ello. Es la mejor indicación de que el registro temporal yoico se erige determinante sobre el control de la actividad de los ritmos biológicos que operan sobre el aparato perceptivo.

El Yo activando o desactivando el nodo temporal, le da el status de psíquico o no, a los registros de la percepción. La activación del nodo simbólico (Sb) podría explicar la posibilidad de detectar 'atributos derivados' del objeto, útiles para la acción específica. Es decir, poder utilizar los registros mnémicos del deseo (A y M) en correlación con el registro simbólico del objeto, y así poder buscar en el objeto el 'atributo derivado' del mismo, que fue inducido por el operador externo. Esto es lo que permite el 'pensamiento', o sea, poder comprender que 'perro de frente' y 'perro de perfil', intercalando movimiento (operación) son el mismo perro.

¡Nos vemos mañana!

octubre 30, 2013

Historia de la Lógica Transcursiva (Capítulo 18)

Cuaderno I (páginas 105 a 110)

Siendo las 00:08 hs. del Sábado 26 de Enero de 1985, comienza a temblar fuertemente. Estaba en casa junto a mi esposa en la cocina viendo televisión, mientras mi hijo jugaba con el hijo de un vecino, cuando de repente, como consecuencia de un tremendo sacudón, se abrió una de las alacenas y salieron proyectadas fuentes y otros utensilios que se precipitaron sobre nuestras cabezas, además, dada la intensidad del sismo (seguro mayor de 5 grados) se apagó la luz. Yo tomé a los niños y los llevé a la calle, mientras mi esposa fue en busca de su madre que estaba durmiendo. El movimiento, según informes posteriores, duró solo 9 segundos, pero a nosotros nos parecieron una eternidad, porque no dejaba de sacudirse todo de una manera frenética.

Trataba, desesperadamente, de escuchar alguna noticia en una radio portátil, pero era inútil, el corte eléctrico había afectado a una basta zona de la provincia, y solo se escuchaban algunas emisoras de lugares lejanos que daban cuenta de un fuerte temblor cuyo epicentro parecía estar en Mendoza, pero nada más. Permanecíamos en la vereda junto a todos los vecinos del barrio, ya que hubieron innumerables y fuertes réplicas del movimiento telúrico, cuando a las 4:30 de la madrugada finalmente puedo sintonizar una radio local que certifica que nos había afectado un terremoto con epicentro a escasos 100 kms de casa, y como consecuencia se registraron enormes daños en toda la capital y zonas aledañas. Entre estos daños, el periodista informaba con enorme pesar, el derrumbe de mi querido hospital (foto), un edificio muy antiguo que data del 11 de Febrero de 1900, y en donde había permanecido el día anterior hasta las 22 hs. acompañando a mi amigo que estaba de guardia en Terapia Intensiva. El periodista pedía, a requerimiento de las autoridades del Ministerio de Salud, que todos los médicos del hospital y el personal auxiliar, concurriéramos al lugar para ayudar con la evacuación de los pacientes, ya que el edificio había colapsado totalmente. Subí a toda la familia en el auto y partí hacia allí, y aunque queda muy cerca de casa, me parece una eternidad lo que tardo en llegar, asombrándonos a cada paso con mi familia, de la magnitud del fenómeno; gran cantidad de viviendas destruidas y hasta una iglesia relativamente nueva; pero el camino se hace más largo, sobre todo porque no podía evitar pensar en qué le pudo pasar a mi amigo, porque Terapia Intensiva está en la zona del edificio más afectada.


Bomberos, ambulancias, mucha gente de guardapolvo blanco tratando de acomodar a un sinnúmero de pacientes en distintos vehículos dispuestos para tal fin. No sabía muy bien que hacer, cuando reaccioné, me dirigí con gran ansiedad y preocupación, hacia Terapia Intensiva, de la que no quedaba nada, en busca de mi amigo; era en lo único en lo que podía pensar. Luego de un largo rato, de pasar por entre los escombros y dar alguna que otra ayuda a compañeros de trabajo para trasladar algún paciente, lo puedo ubicar. Estaba con su guardapolvo totalmente sucio con tierra, barro y alguna que otra mancha de sangre. No atiné más que a darle un abrazo muy fuerte y preguntarle - ¿estás bien?, a lo que me respondió, - tranquilo, por suerte yo no tengo nada, aunque me salvé de milagro, porque en el momento del terremoto, acababa de salir al patio para ir a Clínica Médica por una consulta; cuando de repente sentí el movimiento y como una fuerte explosión; al mirar hacia atrás, vi desaparecer prácticamente ante mis ojos, todo el edificio. Continué interrogándolo, - ¿Hay algún colega herido? ¿y los pacientes, en qué puedo ayudar?, a lo que serenamente respondió mi amigo, - No, por suerte estamos todos bien, muy asustados, pero bien. En cuanto a los pacientes, ya están todos evacuados luego de mucho trabajo.

Ya han pasado 30 días desde el terremoto. Todos los servicios hospitalarios han sido distribuidos en otras dependencias que posee la Obra Social Provincial, e inclusive, en otros hospitales. A mi amigo y a mí nos tocó el mismo lugar, por lo que seguimos estudiando juntos.

Seis meses ya desde el siniestro, cuando viene a nuestro lugar de trabajo, una autoridad de la Obra Social para anunciarnos que se acaba de habilitar un lugar alquilado en pleno centro, en donde funcionará todo el sector de consultorios externos. Como yo, además de cardiología clínica, hago ecocardiografía, debo trasladarme a ese lugar, quedando liberado de atender a los pacientes internados. Por un lado, estoy contento pues voy a poder trabajar más cómodo, pero por otro, apesadumbrado porque me separan de mi amigo. [nunca imaginé que el hecho del traslado a los consultorios externos, iba a cambiar absolutamente mi suerte dentro de la Obra Social Provincial]

Hay mucha ansiedad entre mis compañeros, esperando mi descripción de cada uno de los nodos (reservas) de lo propuesto en la reunión anterior. Aquí está:

1) Reserva subjetiva (Se): destinada a generar en la clase el nodo sensible, y dispuesta para permitirle, a este nodo, que se conecte con el segmento biológico (corporal) del aparato perceptivo. Esta disposición significa, básicamente, la posibilidad de generar una entrada en el nodo sensible para cada necesidad biológica (básica) planteada (hambre, sed, etc.).

2) Reserva ostensiva (O): generará en la clase, el nodo ostensivo. La disposición observada aquí tiene la particularidad, no solo de poseer la capacidad de generar un nodo, sino dotarlo de componentes internos (subnodos o polos). Uno de estos componentes estará destinado a registrar el espacio, y el otro, el tiempo. Es la única reserva que posee (en el germen espacial) un 'preseteo' (un 'valor' ya cargado) que da cuenta del soporte dimensional del espacio. Este 'valor' representa la unidimensión (1D - el largo) (¿es la distancia entre el aparato perceptivo y la metaclase?, y luego, ¿será la profundidad del espacio psíquico?)

3) Reserva objetiva (A): es la destinada a dar origen al nodo objetivo o de los atributos, que cumplirá en la clase, una función solo descriptiva.

4) Nodo motriz (M): daría la tridimensionalidad (3D).

5) Valencia (V): marca de generalización.

La unidimensionalidad (1D) (locus (lugar) = estar) es un atributo provocado por la distancia del eje estructural real al nodo subjetivo (segmento A-Se de la figura).
La bidimensionalidad (2D) (situs (situación) = ocupar) está dada por la interpelación en A del eje A-Se, con el eje A-O (figura).
La tridimensionalidad (3D) (spatium (espacio) = existir) está dada por la incorporación en A, del eje A-M. Esto representa la 'vivencia espacial' del objeto, como el desplazamiento de dimensiones, y no como concepto de espacio. Pasan a formar parte de los atributos primarios, en el núcleo de la clase (lo que veremos en otra ocasión). [Evidentemente hasta aquí, estos desarrollos teórico estaban muy 'impregnados' de la teoría kantiana y de la lógica aristotélica]


En la figura se puede apreciar un detalle de cada uno de los nodos, dispuestos de tal forma como si de un registro computacional se tratara. La activación de cada uno de ellos queda establecida cuando debajo de cada nodo hay un '1'. Un '0' indica falta de activación. Las siglas: To = tiempo ostensivo; V = valencia (marca); A = atributos secundarios; Se = nodo sensible; Eo = espacio ostensivo; (To + Eo = O); M = polo motriz. Núcleo de la clase = atributos primarios.

¡Hasta mañana!

octubre 29, 2013

Historia de la Lógica Transcursiva (Capítulo 17)

Cuaderno I (páginas 99 a 104)

Nuevamente he tenido que esperar para que abrieran el café, por suerte no fue mucho. Hoy estaré poco tiempo desayunando, porque tengo que ir a cobrar la última 'cuota' del mes adeudado por el hospital de donde me despidieron. Sí, y aunque parezca mentira, también me hicieron cuestiones con la 'letra' del contrato por dos meses que yo había firmado, aduciendo que me había retirado al día 21 del mes (me retiraron), y por lo tanto, no me correspondía el pago completo. En fin, hice un negocio redondo, me obligaron a renunciar en mi trabajo oficial por haber 'abusado' de una prerrogativa que tiene todo empleado público, para poder probar suerte en otro lugar; y en ese lugar, no solo me despiden a los dos meses de haber llegado, sino que ahora no me quieren pagar ni siquiera lo que trabajé.

No puedo evitar perder unos cuantos minutos, todas las mañanas, pensando y tratando de justificar toda esta locura de la que fui objeto. O dicho en otras palabras, en dónde me equivoqué, porque no hay ninguna duda que lo hice y por mucho. En esa tarea estaba inmerso, cuando como una revelación, apareció ante mí el panorama absolutamente claro. El día que mi ex-amigo me hizo llamar por su secretaria a su despacho, a las 10:30 hs de esa nefasta mañana del 21 de Agosto de 2001, se produjo un diálogo muy escueto que vale la pena repetir, porque allí acabo de descubrir la causa de lo ocurrido. - Sentáte - me espetó mi ex-amigo, culminando su escueta oración con mi apellido, algo que me llamó la atención porque él no se dirigía a mí en esos términos, salvo que hubiera algún problema. Permaneció de pie e inclusive caminando nerviosamente de un lado a otro de la oficina, por unos instantes, detrás de su ampuloso escritorio [Por esos tiempos él ocupaba el cargo 'inventado' de administrador-interventor del hospital, además de director médico con poderes absolutos] Bruscamente se detiene delante de su sillón; repitiendo nuevamente mi apellido y extendiéndome su mano como quien se despide de alguien, me dijo - a partir de este momento he decidido prescindir de tus servicios y de tu amistad. Yo sin darme cuenta de lo que me había dicho, le estreché la mano por unos instantes, y retirándola luego, le replico - ¡Vos no me podés hacer esto!, me quedo en la calle; hace dos días que perdí mi trabajo en la Obra Social Provincial. A lo que lacónicamente respondió - eso no es problema mío; vos sos más inteligente que yo, por tanto rápidamente te darás cuenta por qué he tomado esta decisión. Yo no podía creer lo que estaba pasando, solo atiné a levantarme de la silla en un intento de acercarme, lo que él tomó, tal vez, como una actitud agresiva, por lo que alejándose precipitadamente, profirió la sentencia final, - ya te podés retirar, eso es todo lo que tenía que decirte, ¡ah!, lo de 'retirarte' es literal, a partir de hoy tenés prohibida la entrada a este hospital, buenos días.

Hoy acabo de darme cuenta que, en realidad, fui objeto de una enfermiza venganza perpetrada a lo largo de 15 años.

Debido al exagerado tono psicoanalítico que han tomado las reuniones, y fundamentalmente, a que estoy siendo influenciado en demasía por tales 'efluvios' no siempre coherentes ni con excesivo apego a la teoría freudiana, decidí escribir algo que se separa un poco de esto y aplicarlo a ese boceto de psicocito que había propuesto tiempo atrás cuando presenté la posible anatomía de una clase.

Así surgió 'de lo biológico a lo psíquico' que transcribo. "Pasa mucho tiempo entre la fecundación y el nacimiento, en el que el recién nacido comienza a alimentarse, y es obvio que la vida psíquica no puede comenzar de 'cero', desde la primera mamada. Como el aparato perceptivo representa la interface dinámica (la frontera) que regula las entradas, tanto del medio circundante, como del ámbito biológico propio (de hecho, todo lo que constituye lo 'externo' al aparato psíquico), en la medida que este aparato madura se van generando entradas que dejan algunos 'registros', los cuales también se califican, en la medida en que el aparato psíquico básico (red neuronal) da cuenta de ellos.

Dado que hasta el nacimiento, si todo está correcto, el aspecto nutricio necesario está asegurado, la red rudimentaria se comporta solo como una 'memoria asociativa', o sea, en donde se registran patrones incompletos e inconexos provenientes del entorno, quedando aquí incluido el trauma físico del nacimiento. {esta estructura heterárquica es la base de la memoria asociativa futura: memoria de largo plazo} [primera aparición del concepto de heterarquía, el cual será clave en el desarrollo de la Lógica Transcursiva]

Con el primer llanto (puesta en funciones del sistema que proveerá el 'combustible' para el funcionamiento biológico), hecho que también es registrado, se 'recargan' todos los registros habidos durante la gestación y el nacimiento. Se 'alucinan' en forma simultánea todos los patrones que solo tienen un detalle en común: su origen. El cambio biológico drástico que significa modificar la fuente proveedora de alimento, opera como un 'emulador' del origen común de todos esos registros y los 'despierta', los evoca, los 'alucina'. Esta alucinación determina la creación de asociaciones que conforman, al unir todos los registros previos, una superestructura  que representa toda la carga que impulsará a buscar el alimento por medios propios (oxígeno), dando cuenta de algunos aspectos estructurales psíquicos, como son: la posibilidad de replicar 'ejemplos' de esta superestructura (metaclase) que servirán para registrar posibles fuentes de alimento externo (clases).

El hecho de tener todos los registros un origen común, hace que la metaclase se 'conecte' con el aparato perceptivo, como administrador de entradas, y de origen a su vez, a ejemplos (clases) que 'hereden' esa misma orientación. Estas clases estarán destinadas a dejar constancia de los distintos objetos externos percibidos, y luego, cuando sea requerido (proceso de identificación), dará ejemplos suyos que constituirán los primeros 'objetos internos', en un intento de conocer el mundo externo en donde se debe encontrar la solución a la necesidad planteada.

La metaclase, fuera de detentar la conexión con el aparato perceptivo, al que identificamos como el proveedor de entradas al aparato psíquico, establece una relación con el aparato pulsional. Este aparato se origina en al fuerza biológica instintiva que va a impeler (por mecanismos hormonales, etc.) a la procreación. La conexión se produce invocando también, el origen común de los registros primitivos. Así conformadas las estructuras rudimentarias, el germen del aparato psíquico pasa a ser el intermediario que se entiende con su consumidor (el aparato perceptivo) que representa un medio para que se satisfagan las condiciones planteadas al inicio, y con su proveedor (el aparato pulsional) que impele a satisfacer sus condiciones (disminuir su carga inicial), mediante las acciones del aparato psíquico.

En los animales no humanos, los mecanismos iniciales de la psiquis organizada son los mismos. La única diferencia es que, una vez establecida una vía posible para proveerse de alimento externo, existe en ellos una serie de mecanismos, como el marcado instinto de autoconservación (algo que el hombre perdió en la carrera evolutiva), que conducen, de una manera similar a la fuerza procreadora, a acciones perfectamente establecidas para hacer efectivo el suministro de alimento, sin mediar prácticamente aprendizaje.

La metaclase, representante ahora de la fuerza procreadora que requiere inmediata satisfacción para evitar la saturación o sobrecarga del sistema que podría llevar a que se desvirtuara el sistema y por tanto a la muerte, no solo cuenta con relaciones, sino con una estructura propia que denota los distintos aspectos que va a transmitir a sus descendientes (clases) para conducir a un registro acabado de los objetos externos.

Esta estructura cuenta con algunos elementos que deben ser puntualizados, y estos son: 1) Nodo (reserva) sensible (subjetivo?), 2) Nodo (reserva) ostensivo, 3) Nodo (reserva) descriptivo (objetivo?), 4) Nodo (reserva) motriz, 5) Nodo (reserva) simbólico; y una 'marca' que indica la conexión con el aparato pulsional y que representará luego, el 'compromiso' que tendrán las 'clases hijas', de cumplir con las condiciones iniciales".

Es increíble el silencio que han guardado mis compañeros, por lo que me percato de su interés en el trabajo, pero debido a la hora, prometo dar un detalle de cada uno de los 'nodos' (reservas?) en la próxima reunión.

¡Hasta mañana!

octubre 28, 2013

Historia de la Lógica Transcursiva (Capítulo 16)

Cuaderno I (páginas 93 a 98)

Lunes a la madrugada y aún estamos haciendo, con mi amigo, algunos retoques menores a EDIAR (Engendro De Inteligencia ARtificial), que es como he bautizado a esta locura que hemos compaginado en solo 30 días. En pocas horas más sale el tren que nos llevará a Buenos Aires para presentarlo, nada más ni nada menos que el la Academia Nacional de Ciencias.

Ha ocurrido algo realmente curioso con este proyecto. Lo primero y fundamental, es que salió de la nada. Efectivamente, sin tener prácticamente conocimientos al respecto y con solo alguna lectura de poca importancia, me lancé junto a mi amigo a una verdadera aventura que fue enormemente enriquecedora. En segundo lugar, está la forma en que lo hemos elaborado.

Se me ocurrió utilizar como base la conformación de una computadora, en cuanto a sus elementos operativos (hardware). Como lo único que teníamos a mano era la Commodore 64, pues le echamos manos. La abrimos y fuimos 'copiando' los módulos de que dispone para funcionar. Solo agregamos alguno que otro módulo 'inventado' que le diera a este engendro, un carácter más 'humano', como el módulo 'pensamiento proyectivo', entre otros.

Mi amigo se había convertido casi en un experto en realizar diagramas de flujo (dicen que generalmente el discípulo supera al maestro). Como lo único que no teníamos era tiempo (y vergüenza tampoco), nos repartimos los módulos convencionales al azar, y yo asumí la responsabilidad de desarrollar los módulos críticos (el del pensamiento, los conceptos, el módulo de lógica, etc.). Espalda contra espalda, cada uno desarrolló lo que le había tocado en suerte.

No puedo creer aún la asombrosa coherencia que adquirió todo el desarrollo, a pesar que en ningún momento nos consultamos entre nosotros sobre qué y dónde disponer los elementos constitutivos de cada módulo, y cómo relacionarlos. Habíamos partido de un esquema general que habíamos confeccionado, copiándolo de la computadora, que ya está armada nuevamente y funcionando correctamente (por suerte).

Cada módulo cuenta con un diagrama de flujo en donde se detallan sus componentes, que en algunos casos según necesidad, constituían submódulos estructurales y funcionales; seguido de un pequeño relato, muy escueto, de los detalles del funcionamiento del módulo. Lo notable es que todos los módulos confeccionados, sin ninguna consulta intermedia, encastran perfectamente, lo cual fue una alegría inmensa, porque, justamente éste era uno de los principales problemas del diseño.

Lo concreto es que una vez 'ensamblados' (en el papel, claro) todos los módulos, nació EDIAR, funcionando perfectamente. Su lógica era sólida; las salidas del sistema eran coherentes con las entradas, y el nivel de proceso interno, daba una serie de detalles suficientes como para comenzar a desvelar el misterio de la 'caja negra' que cubría todo lo cerebral y mental. Esto último, para nosotros, fue una gran revelación, porque inclusive me permitió sugerir que la máquina (la Commodore en este caso), tenía su propio 'pensamiento' y utilizaba su propio 'lenguaje' para comunicarse con el humano y con otras máquinas, algo que me arriesgué a escribir, parte en la introducción al trabajo, y parte en las conclusiones.

Estamos ingresando en la Academia Nacional de Ciencias y procedemos a ubicar al organizador del evento para ver cuándo nos toca disertar, y otros detalles burocráticos. Se nos aproxima con los brazos abiertos y portando una amplia sonrisa, diciendo - ¡Muchas gracias por haber venido, muchachos!, realmente estaba muy preocupado por ustedes; además porque les tengo que pedir un gran favor. - Dinos en qué podemos serte útiles - le respondí a tan efusivo recibimiento. - Una de las conferencias centrales estaba a cargo de un Ingeniero de La Plata, y me acaba de llamar por teléfono diciéndome que debido a un problema inesperado de salud, no podrá concurrir. Lo que yo les quiero pedir, es si no se animan a cubrir con su trabajo este terrible hueco que se ha generado en la programación. - El trabajo no tiene el nivel requerido para cubrir ese nivel técnico, no te olvides que no somos ingenieros, somos médicos - me apresuré a decir. - Por eso no te preocupes, he leído el resumen de su trabajo y les puedo asegurar que tiene mucho más nivel que el de muchos especialistas, por lo menos de nuestro país. Dudándolo algunos instantes en los que entrecrucé algunas miradas furtivas con mi amigo, buscando su aprobación (o no), le respondo afirmativamente. Mi amigo pregunta, ¿cuándo nos tocaría dar la conferencia?, - Ahora, a las 9 hs., luego que yo dé la bienvenida a los participantes y haga una pequeña introducción. Es decir, es la primera conferencia magistral de las jornadas. Debo confesar que me ha corrido un escalofrío por la espalda y debo tener el rostro colorado, del sofocón que me ha provocado la lapidaria aseveración del Ingeniero.

Luego de casi hora y media de estar exponiendo ante 'mucha gente' (nunca me imaginé el nivel de interés que había despertado este evento), culmina mi 'conferencia' con un estruendoso y prolongado aplauso; inclusive con algún que otro 'bravo'; algo que yo no terminaba de entender. Ha pasado ya más de una hora desde que terminé de disertar y todavía no podemos ir, con mi amigo, a tomar un café como para relajarnos, festejar y analizar en donde hemos quedado posicionados a nivel nacional; en motivo, una larga cola de participantes que, además de felicitarnos, querían establecer un contacto permanente con nosotros, con la posibilidad de encarar algún proyecto en conjunto. Otros para solicitarnos que le enviáramos una copia del trabajo que acababan de conocer. En fin, toda una locura que culminó con otra locura.

Hoy voy a completar los aspectos funcionales del modelo propuesto en la reunión anterior.

Condiciones necesarias:
- Carga inicial = 100% (compromiso)
- Inicio aparato perceptivo, en busca de objetos
* Nace el aparato psíquico.

- Registro la primera clase - consumo por creación (responsabilidad) de mantener esquema corporal (autoconservación) (* el esquema corporal comienza con la edificación del aparato psíquico propio)
* Nace el Ello: administrador de la atención y controlador del nivel de carga total del aparato pulsional. El Ello repone una cantidad de carga equivalente a la disminución provocada por la creación de una clase. Esta disminución es pequeña, ya que está supeditada a la calidad de la satisfacción que neutraliza inicialmente; que de ninguna manera se superpone a la original, por ser de distinta calidad.

Además, la equivalencia no es absoluta, ya que parte de esa carga es diferida con el fin de mantener 'vivo' el registro de la clase originada. Esto hará que pueda recargarse una clase, originando una representación sin necesidad del aparato perceptivo (evocación), y además, producir 'deseos' y 'afectos', dependiendo del 'signo' de la carga. {(-) necesidad de rechazar el dolor (afecto) y el displacer; (+) necesidad de evocar (deseo) la satisfacción}

Luego de aquí viene una serie de elucubraciones un tanto tortuosas que hice con respeto a las pulsiones (ya que como se puede ver, esto está muy teñido de psicoanálisis), lo que deriva en que mi 'estimado' colega asuma el mando, e intente 'explicar' de qué se trata todo esto, dada la expresión de terror de la Dra.

No vale la pena reproducir el sinnúmero de alusiones a la obra de Freud que hizo mi 'estimado' colega, lo cual en vez de aclarar, complicó más las cosas, porque ahora ni siquiera yo entendía mis propios escritos. Ante esta situación semi-caótica, decidí sacar un 'As' que traía escondido entre mis apuntes, como para cortar un poco con este delirio.

El título del aporte: anatomía de una clase. Esto, realmente, modificó en forma absoluta la expresión de mis dos compañeros, que se dispusieron a tratar de entenderme. [en la historia general, este momento significó un verdadero punto de inflexión] ¡Allá vamos! Una clase puede ser pasiva, como la que caracteriza lo estructural inicial y lo ostensivo luego; o puede ser activa, cuando adquiere funcionalidad a través del simbolismo, lo cual le permite tener, mediante su eje dinámico, actividades de control (pensamientos). (figura)



El simbolismo será asiento del lenguaje en su aspecto formativo esencial. Con la evolución del aparato psíquico se alcanzará desde aquí, el simbolismo máximo: el lenguaje verbal, artífice de los pensamiento abstractos. [aquí todavía no sufría con las incongruencias de este enfoque tan cognitivista]

En esta especie de cubo despanzurrado que se ve en la figura, existen varios 'nodos' que, dado lo avanzado de la hora y el terrible 'hambre' que nos azota, explicaremos en otra ocasión.

[En esta figura debemos destacar algunos aspectos relevantes. Es en el primer lugar en donde aparece la denominación 'psicocito', que a pesar de que esté en duda su asignación, el signo (!) intermedio indica que fue una especie de revelación. ¿por qué no ponerle este nombre a esta 'cosa' que se está formando, y que supuestamente estaría destinada a resguardar los inicios estructurales y funcionales de la psiquis? El otro elemento a destacar es ese mal dibujado cubo, en lápiz, en la esquina inferior derecha, y ya veremos por qué]

¡Nos vemos mañana!

octubre 27, 2013

Historia de la Lógica Transcursiva (Capítulo 15)

Cuaderno I (páginas 87 a 92)

Siendo las 11 hs. del cuarto Domingo posterior a la defensa me dispongo, más relajado, a colgar el diploma recién enmarcado que certifica mi doctorado, ya que mi 'estimado' colega, sin razón aparente, no ha venido a las reuniones de estudio que mantenemos desde hace 20 días, los fines de semana.

Estoy en plena tarea cuando suena el teléfono. Atiendo y del otro lado de la línea se escucha, - estimado joven y doctor, doctor, tenga Ud. muy buenos días. Inmediatamente reconocí la voz y la forma tan particular con que me trata, quizás, el único amigo que me queda. Se trata de un Ingeniero en Electrónica con quien, hace más de 40 años, iniciamos la carrera de Medicina. Él, luego del primer año, sintió el llamado de su verdadera vocación, la electrónica, y abandonó medicina.

A pesar de haber emprendido caminos distintos (aunque no opuestos), seguimos en contacto permanentemente, pues vivimos en el mismo barrio, pero además, porque compartimos algunas pasiones; entre ellas, el corazón (como órgano), el cerebro, la psicología, la computación, y sobre todo, estudiar, estudiar, y estudiar. De hecho, hace casi 10 años, a muy poco tiempo de que me echaran de mi trabajo, comenzamos a reunirnos en su casa los Sábados por la tarde; motivo: mi amigo e Ingeniero comenzaba a preparar su Tesis de Maestría. Para mí fue como una bendición esta propuesta de volver a estudiar juntos después de tanto tiempo, porque, por un lado volvía a crecer en mí la ilusión de, algún día, conseguir un doctorado, y por otro, porque tenía alguien con quien compartir mis desgracias laborales. Lo acompañe durante tres años, hasta que consiguió la Maestría.

- Te llamo porque quiero proponerte algo que te puede interesar; ¿puedo ir a tu casa así charlamos?
- ¡Por supuesto! - le respondí - te espero con un buen café.

Acaba de sonar el timbre de casa. Bajo desde mi escritorio para abrir la puerta; efectivamente era mi amigo e Ingeniero (así lo llamo cariñosamente y en respuesta a su trato tan particular para conmigo).
Subimos nuevamente a mi escritorio y nos pusimos a hablar, esperando por un café prometido por mi esposa. - Mirá, lo hago corto, te vengo a proponer que te sumes al cuerpo docente de la Facultad de Ingeniería, en el área de Inteligencia Artificial, y volvamos a trabajar y estudiar juntos. ¿qué te parece?

Gratamente sorprendido por la propuesta, le contesté, - ¡a mí me parece genial!, pero no veo cómo puedo calificar para afrontar semejante compromiso. - No sea modesto Doctor, Doctor - retrucó amablemente mi amigo e Ingeniero, y continuó, - de Inteligencia Artificial sabés tanto o más que yo;  no me dejan mentir los trabajos que hicimos sobre electrocardiograma fetal con Redes Neuronales Artificiales, ¿te acordás? - ¡Sí!, asentí - bueno, y si a eso le agregamos tu reciente y brillante Doctorado en Letras, tenemos antecedentes más que suficientes para proponerte ante el Decano de la Universidad, como parte de la planta de profesores que me acompañarán en Mecatrónica, esta especialidad que yo puse a funcionar hace dos años atrás.

Sellamos mi aceptación con un afectuoso apretón de manos, justo cuando aparecía por la puerta del escritorio, mi amable esposa con un par de humeantes cafés, matizados con unos bizcochitos de fabricación casera, lo que mi amigo e Ingeniero recibió y alabó con su acostumbrado, - ¡muy bien joven Teresita!, se agradece - forma cariñosa con la que se refiere a mi esposa, a la cual conoce antes que yo.

 En la reunión de hoy y con el equipo completo, sigo proponiendo modelos en los que se pueda 'probar' la Teoría General. (figura)


En la figura anterior hice una 'mezcla' de la teoría de Freud, las ART de Grossberg, y de mis aportes.
Si bien la necesidad genérica significa un error (máximo) que hay que tratar de reducir, y en procura de esa tarea, se origina y se pone en funcionamiento el aparato psíquico, no es menos cierto que la distancia al 'mínimo global' (diferencia de nivel) es lo que se utiliza como impulso (pulsión). Por tanto, el aparato psíquico nace y se mantiene debido a un 'conflicto'.

Por un lado hay que satisfacer una necesidad indiferenciada, y por otro, de la insatisfacción (que hay que abonarla), depende su existencia. El segundo aspecto de este conflicto surge como consecuencia de una diferenciación de la necesidad original. Las 'clases' que se crean como respuesta al intento de satisfacer la necesidad primigenia, quedan 'marcadas' en su constitución, por el registro del 'costo' que significa construirlas. Este 'costo' representa el 'peaje' que hay que pagar por tener (el impulso para) el 'derecho a transitar' por la red que faculta su existencia. [se notará que hay en la figura un NO frente a la llave que incluye los elementos de la 'teoría del peaje'. Esto de debe a la fuerte resistencia de mi 'estimado' colega, a su consideración y aprobación]

Se genera así la 'responsabilidad' de pagar tributo a la supervivencia y edificación de lo que llamaremos: 'esquema corporal'. Lo 'recaudado' en concepto de peaje va a incrementar el nivel de necesidad general, y por tanto, una mayor fuerza al impulso original (con controles para evitar la sobrecarga). Porque hay un 'compromiso' inicial que es satisfacer la necesidad genérica de perpetuarse, se produce un registro del aporte que cada clase hace para crear y mantener una estructura que, autosustentándose, dará paso al cumplimiento de dicho compromiso adquirido al nacer.

La diferenciación de la necesidad representa el impulso vital que garantiza que la estructura que se va creando, se autosostenga (narcisismo), y deje siempre intacta, o por lo menos con el mayor nivel posible, la necesidad original (libido) para impulsar siempre la intención de cumplir el 'compromiso' inicial: procrear, sin descuidar la estructura individual, que es la que en relación con los semejantes, dará cumplimiento a dicho propósito. Surge la necesidad de un 'recaudador de impuestos' (el Ello) que se encargue, mediante su administración, para que lo 'recaudado' llegue a destino.

Debido a que tengo que ir a cumplir con mis deberes de médico, el funcionamiento de este modelo lo dejamos para la próxima.

¡Hasta mañana!

octubre 26, 2013

Historia de la Lógica Transcursiva (Capítulo 14)

Cuaderno I (páginas 81 a 86)

Hoy es asueto en la administración pública, por tanto, no se trabaja en el hospital. Convinimos reunirnos con mi amigo en nuestro 'cubil informático', solos, sin nadie más; el motivo, tenía que proponerme algo que podía ser importante. Voy apurado al encuentro de mi amigo para desayunar con él, por dos razones, por un lado por la ansiedad de saber sobre la propuesta, y por otro, porque estaba ligeramente retrasado. Ya casi a punto de llegar al café en donde vamos a desayunar, camino con paso ligero por el frente de una vidriera de un local en donde venden videojuegos e insumos para computadoras hogareñas, y a pesar de haberla mirado de reojo, como habitualmente lo hacía cuando pasaba por allí, algo llamó mi atención.

Aquello que impactó en mi subconsciente y que me hizo regresar sobre mis pasos, es un pequeño cuadernillo escrito en papel continuo por una computadora casera, con una sigla cuyas letras están formadas con una repetición de la misma letra que representa; algo que reconocí inmediatamente como propio. Allí estaba, como quien arrumba algo que no se usa; mal apoyado en una desaliñada réplica a escala de un teléfono antiguo, CYSlogo. Manual del usuario. Lo acompañaba un disquete descuidadamente etiquetado con un rótulo escolar escrito a mano que rezaba: CYSlogo. Versión 1.0. Un pequeño cartel, más desprolijo aún y sujetado al manual con un broche, decía: Primera versión en español del famoso lenguaje LOGO. $ 20.

Fue tal la indignación que me quedé petrificado frente a la vidriera durante algunos minutos, tratando de entender cómo alguien del grupo informático (no sé quien) que supuestamente yo había convocado dados fuertes lazos de confianza, me había robado lo que con tanto esfuerzo había logrado. Finalmente llego al café. - Qué te pasó - me dijo mi amigo, pues habitualmente yo era quien siempre llegaba primero a las citas. - ¡No te das una idea de lo que acabo de ver! - le respondí. Era evidente cómo surgía la expresión de rabia en el rostro de mi amigo, a medida que le relataba lo sucedido. - Ni una palabra más, a partir de este momento, CYS, está conformada por nosotros dos y por nadie más - espetó mi amigo. - Yo me encargo de echarlos a patadas a todos, aunque el culpable sea uno solo; así, no se puede confiar en más nadie - completó.

Llevamos varios minutos desayunando en silencio, como si tratáramos de reponernos del mal momento vivido. - Qué manera más sencilla de arruinar una buena noticia. ¿no? - ¿por qué lo decís? - le pregunté. - y porque yo te traía una nota que me ha llegado desde uno de los contactos que hicimos cuando presentamos el trabajo en Buenos Aires; del ingeniero en Informática, ese que estaba haciendo programas para un laboratorio bioquímico, ¿te acordás?, - Sí, creo que sí - le manifesté. - Bueno, este personaje me pone en la nota, que ha organizado un encuentro sobre Inteligencia Artificial, que se llevaría a cabo el mes próximo en la sede de la Academia Nacional de Ciencias, en Buenos Aires. - ¿Y eso qué tiene que ver con nosotros? - observé. - Y que nos está invitando para que presentemos un trabajo; ¿te animás? (dicho con mucho entusiasmo). - ¡Vos estás loco! - le dije. - ¿Por qué?, si con lo que vos sabés, nos alcanza y sobra para dar cátedra sobre el tema. Definitivamente creo que ha enloquecido y así se lo hago saber, porque no conozco casi nada sobre el tema y mucho menos para hacer algo coherente y con lo que no pasemos vergüenza, en solo 30 días.

Hoy sigo yo. En esta ocasión les traigo a mis compañeros unos escuetos apuntes que he escrito ayer mientras desayunaba, muy temprano. Se trata de un apretado resumen de la Teoría General lograda hasta ahora, y que lleva como objetivo una cierta sistematización. Está hecho a modo de aforismos, como para darle un cierto aire wittgensteiniano (¿inteligente?)

1. Lo biológico está representado por una necesidad (un error).
2. Esta necesidad busca 'sustancias' que procuren su satisfacción (que disminuyan el error).
3. Las clases representan el sutil pasaje de lo biológico a lo psíquico. Son el origen del aparato psíquico.
4. Las clases, produciendo objetos internos y clases activas, son las representantes de la mente.
Las clases tienen un significado. Este significado tiene dos vertientes, una que pertenece al ámbito privado (inconsciente), que representa el instinto de autoconservación y expresa 'cómo lo significa'; la llamaremos: responsabilidad. Esta vertiente conforma la ligadura de la experiencia con lo 'corporal' de la psiquis, libidinizando la estructura (narcisismo) al homologarla con la necesidad de perpetuarse, edificando así, el reconocimiento del propio cuerpo por parte del Yo, como un instrumento para lograr la satisfacción de la necesidad fundamental. A la vertiente pública del significado la llamaremos compromiso, e indica la necesidad de perpetuación. (figura)


5. La mente es una especialización del aparato psíquico.
6. La mente es el testimonio de la búsqueda de la biología a través de la psiquis.
7. La mente es una administradora de la represión, para mantener el equilibrio dinámico. La represión es una mentira, un falseamiento intencional de la verdad.

Elementos constitutivos del aparato psíquico:

A - Componentes
B - Relaciones
C - Esquemas
D - Administradores

A - Componentes
     1. Estructurales (estáticos): a) Atención (?), b) Clases (ideas), c) Memoria (de largo y de corto plazo)
     2. Comportamiento (dinámico): a) Interno: i) Estados (Consciencia, Atención (?)), ii) Interacción (colaboración); b) Externo
     3. Mixtos: Clases activas (pensamientos)
B - Relaciones: a) Externas, b) Internas
C - Esquemas: a) Personal (propio {interno}, de los otros {externo}; b) Valores; c) Acción
D - Administradores: a) Estructural (Ello); b) Conductual (Yo); c) Social (Superyó)

¡Hasta mañana!

octubre 25, 2013

Historia de la Lógica Transcursiva (Capítulo 13)

Cuaderno I (páginas 75 a 80)

Llevo esperando algunos minutos para que abran el café. Hoy me adelanté más de la cuenta; estoy saliendo demasiado temprano de casa, aunque hace ya algunos días, que me embarga una rara sensación; una mezcla de ansiedad por comenzar lo antes posible con el trabajo autoimpuesto de escribir todos los días, algo que mejore o haga evolucionar la Teoría General (la perfecta excusa para no pensar en lo ocurrido), y de culpa por estar 'perdiendo el tiempo' un par de horas, todas las mañanas (de Lunes a Viernes, e inclusive los Domingos).

Absorto en mis 'apuntes' no había percibido la sombra que se proyecta sobre mi cuaderno, desde no sé cuanto tiempo. Levanto la vista y veo allí parado y en silencio, para no interrumpirme, al exAPM. Excusándome por no haberlo visto, lo invito a desayunar. Aceptando la invitación, despliega un periódico sobre la parte de la mesa doble a la que me sentaba siempre, que está junto a la pared. - Ud. siga estudiando que yo no lo voy a molestar - dijo muy ceremonioso. Seguí escribiendo por algunos instantes, pero enseguida me trajeron el desayuno; él pidió el suyo en tanto seguía hojeando el periódico y yo esperándolo para comenzar con el desayuno, juntos.

- ¿Haz tenido alguna noticia? - me dijo con voz tenue. - Absolutamente ninguna - le contesté. - Qué, ¿no te están pagando? - ¡Eso sí! - me apresuré a decir - yo pensé que te referías a otra cosa. - De las otras cosas me encargo yo, que tengo un gran entrenamiento en el espionaje, no te olvides que durante muchos años fui gerente general de un gran laboratorio medicinal. Como será que ayer, intentando comunicarme con vos, marqué el número de él. Que te cuento que recibí por contestación, - ¡hasta como espía te vas a morir de hambre!, - esto debido a que mencioné tu nombre en vez del suyo.

Debo confesar que me arrancó una sonrisa lo ridículo de la situación, pero que rápidamente se borró de mi rostro, para trocarse por un gesto adusto, un ceño fruncido, un dejo de tristeza, una desesperanza y unas ganas de gritar la bronca que me producía cualquier recuerdo de lo que había pasado, por pequeño que fuera; a pesar de que el Hospital me estaba pagando el sueldo del último mes trabajado. En el primer mes me pagaron en tiempo y forma. Sí, tal como suena, el sueño de un trabajo mejor solo duró dos meses; luego a la calle y como si eso fuera poco, tener que aguantar tipos melosos como el exAPM, que hace varios minutos que me está contando sobre no sé qué cuestiones que tuvo con mi amigo, ese que ya no lo era, y que a juzgar por lo ocurrido, nunca lo fue. En realidad, no podría repetir ni una sola palabra de las que oí sin escuchar, dichas a media voz, como en secreto, por el exAPM. La verdad, no me importan sus quejas, ni sus necesidades, ni sus expectativas. Me he hecho el firme propósito, luego que pasó lo que pasó, que nada ni nadie, a partir de ahora iba a abusar nuevamente de mi confianza y de mis neuronas. Fingía escucharlo, como un gesto de cortesía, pero nada más.

En esta nueva reunión sigo hablando de lo mismo, la Teoría General, aunque de una enésima revisión. Los animales nacen con una necesidad insatisfecha y transcurre toda su vida, en función de satisfacerla. Esta necesidad es perpetuar la especie. El humano como animal, también la tiene pero además, su existencia se ve agobiada por una gran indefensión, producto de un error evolutivo, cual es no estar apto para procurarse, por sí mismo, o con poca ayuda, los medios necesarios para subsistir, condición necesaria para procrearse.

Esta dificultad agregada lo obliga a tratar de adaptarse al medio circundante, para luego poder dominarlo, en la medida que siga necesitando procurarse manutención. Para poder dominar algo, primero hay que conocerlo. El mundo exterior se presenta como un continuo inconmensurable e inabarcable, por tanto, la única posibilidad de tener algún éxito, es acotarlo. Si bien esta reducción del entorno está teñida de arbitrariedad, permite 'fabricar' algunos modelos representativos del exterior, en donde quedan registrados distintos aspectos de la realidad, tal cual se nos presenta, más no tal cual es.

Estos representantes de la realidad constituyen la 'médula' de la psiquis, y sobre ellos se sustenta la evolución del conocimiento que el humano va adquiriendo de lo que lo rodea, y aún de sí mismo. La necesidad de modelos responde a la existencia de problemas a los cuales haya que darles solución. Nacer es un problema y seguir vivos es uno mucho mayor.

Básicamente es necesario 'modelar', al menos, tres aspectos reales característicos, a saber: A) los objetos o cosas y sus relaciones, B) los cambios en el tiempo (sus estados) y los eventos que los modifican, y C) las transformaciones de contenido.

El modelo (A) representa el aspecto estructural, constitutivo y estático del sistema psíquico.
El modelo (B) abarca el aspecto dinámico, cambiante y de control del sistema.
El modelo (C) referencia el aspecto funcional del sistema.

Estos modelos están enlazados ortogonalmente, y así, como en el espacio euclídeo, el alto, el ancho y la profundidad, caracterizan un cuerpo; aquí, su conjunción, describe completamente el sistema.

Modelo estructural: es el eje descriptivo de una realidad. Una identidad homomorfa en donde se relacionan objetos que cuentan con determinados atributos y de los cuales es posible identificar operaciones y transformaciones. Elemento operativo: las operaciones. Describe qué cambia del sistema.

Modelo dinámico: esquematiza los aspectos temporales y detalla la secuencia de modificaciones y operaciones que se producen sobre los objetos, habida cuenta de los eventos que marcan estos cambios; estados definitorios del contexto en el que se producen tales eventos, y la organización de estos elementos. Especifica el control del sistema sin describir el contenido de las transformaciones (operaciones). Elemento operativo: los eventos. Describe cuándo cambia el sistema.

Modelo funcional: describe la transformación de los valores a través de correspondencias (funciones) entre aquellos que llegan al sistema y los que emergen de él, como así también, sus restricciones y dependencias funcionales. Elemento operativo: las funciones. Describe cómo cambia el sistema.

Las funciones se invocan como acciones del modelo dinámico (eventos), y se evidencian como operaciones que afectan a objetos en el modelo estructural. Éste nos dice sobre lo que operan los modelos dinámico y funcional.

Definido el marco operativo de la psiquis, describiremos ahora, cómo es posible poner en vigencia cada modelo y cómo se delinean los elementos constitutivos de cada uno para que el contenido psíquico sea un representante efectivo de la realidad.

De la estructura psíquica: uno de los temas más controvertidos, sin duda es, cómo es que se representan los objetos reales en la psiquis, y si esto es así, cómo es posible operar con ellos para que constituya esta modalidad, la forma de aprender sobre la realidad y en algún momento, insertarse en ella como un objeto más.

La única manera que lo anterior sea viable es que impere un estricto criterio económico. La realidad es presentada a la psiquis a través del aparato perceptivo, y lo que surja de esta presentación debe ser registrado de algún modo. La psiquis opera con objetos internos que no son otra cosa que re-presentaciones de los objetos reales. Las representaciones no pueden ser, cada vez, una esmerada descripción de cada objeto que le fue presentado, vía perceptiva, a la psiquis. Lo económico está dado por el hecho de crear con la presentación de un objeto externo, un 'molde' que se genera en el intento de clasificar dicho objeto.

La representación espacio-tiempo, por su parte, es como un 'gozne' entre lo cuantitativo y lo cualitativo, entre lo estructural y lo simbólico; la generadora de las transformaciones evolutivas de la representación.

¡Nos comunicamos mañana!

octubre 24, 2013

Historia de la Lógica Transcursiva (Capítulo 12)

Cuaderno I (páginas 69 a 74)

Entusiasmado con la aprobación del curso de formación general y filosófica, he tomado la decisión de presentar un proyecto para optar al título de Doctor en Medicina.

Hace tiempo que estoy trabajando, por mi cuenta, en un proyecto un tanto etéreo. Se refiere a la posibilidad de, mediante algoritmos adecuados, simular el funcionamiento normal y patológico del corazón, y utilizar este programa computacional como herramienta didáctica.

El motivo de haber elegido tan escabroso tema, está en que, de acuerdo a toda la bibliografía revisada (que no es mucha ni exhaustiva), no he encontrado nada parecido. La supuesta utilidad que brindaría este sistema está fundamentalmente, en la mejor comprensión, sobre todo, del aspecto electrofisiológico del funcionamiento cardíaco, algo que habitualmente da mucho trabajo aprender cuando uno pretende iniciar la especialización cardiológica. Modestamente, me parece una propuesta genial.

Quien fuera mi primera guía en la especialidad, una médico que ocupa un alto cargo en el Servicio de Cardiología en el que me especialicé, es convocada por mí para que sea mi director de tesis. Con la aceptación de mi Maestra, a la que me une un afecto especial, escribo una escueta nota de presentación de la propuesta, en donde figura el nombre sugerido para el trabajo, 'El corazón como sistema de información'. Nota en mano, pido permiso en el hospital para retirarme más temprano y me dirijo al Decanato de la Facultad a entregar la nota, no con poca ansiedad.

Hace 15 días que he presentado la nota. Llega a mi domicilio una notificación del Departamento de Posgrado de la Facultad. Lo abro muy ansioso y con mucha expectativa. Dice la nota que debo presentarme en el Decanato para tener una reunión con los miembros del Honorable Consejo Académico, con motivo de mi presentación de un proyecto de tesis doctoral.

Llego a la cita a las 8 hs. en punto al lugar indicado, y me encuentro allí con mi futura directora de tesis. Me comenta que a ella también la han citado, pero no sabe de qué se trata. Pasados 30 minutos, se nos invita a pasar al salón de reuniones del Consejo. Me hacen ubicar a la cabecera de una larga mesa, rodeada de 'personajes' casi totalmente desconocidos para mí, no así para mi Directora. Quien oficia de Presidente del Consejo, que a la sazón, había sido mi Profesora en una de las materias del ciclo básico de la carrera, tomó la palabra para decirme, - Doctor (aunque todavía no lo era. En nuestro medio es costumbre el decirle Doctor al médico, o al abogado, y a otros profesionales recién recibidos) hemos revisado detenidamente su propuesta. Cada uno de nosotros ha interpretado cosas distintas, pero en lo que sí hemos coincidido, y por eso lo hemos citado hoy, es en que no está claro el objetivo que Ud. se propone con este trabajo. Por otro lado, dada nuestra escasa formación en temas derivados de las matemáticas y de la computación, no hemos podido comprender a fondo y de forma unánime su propuesta. Por las razones invocadas, hemos decidido rechazar su propuesta y sugerirle que intente presentarla en la Facultad de Ingeniería, tal vez allí sepan justipreciar el valor que esta investigación tiene. Lamentablemente, el tema elegido no tiene elementos que se puedan considerar ligados a la Medicina, y aunque se invocan razones didácticas, difícilmente esto pueda ser aplicado a la enseñanza en nuestra Facultad, ya que se trata de un tema muy específico y propio de una especialidad.

Me han dado unos minutos para el descargo, pero realmente me embarga un desasosiego tal, que no intento más nada que no sea agradecer a los presentes por la molestia que se han tomado, y levantándome de mi asiento, me despido. [varios años después, aparecen los cardiodesfibriladores cardíacos, unos aparatos implantables, como un marcapasos, que sirven para tratar las arritmias mortales en el mismo momento en que se producen, mediante un choque eléctrico igual al que se aplica en la desfibrilación que se realiza en Unidad Coronaria. Con mi trabajo aportaba una buena cantidad de hallazgos que coincidían con el manejo de estos aparatos, que por su utilidad fueron apodados el 'Cardiólogo implantable', dado que hacen un exquisito diagnóstico electrocardiográfico y aplican el tratamiento eléctrico adecuado. Cuestiones de visión estrecha que le llaman]

Hoy la Dra. llegó en primer lugar y nos trajo una 'perlita'. Se trata del trabajo de U. Müller y colaboradores, 'Modelo constructivista del desarrollo de la representación mental. El rol de las operaciones de alto nivel', que se publicó en 1998, en la revista Develpmental Review. Nos decía la Dra., basada en este trabajo, que a un nivel general, los psicólogos del desarrollo discuten representación vs. re-presentación. Representación se refiere a cualquier tipo de contenido mental, mientras que re-presentación, se refiere a un acto del pensamiento que procesa o reproduce el contenido mental cuya formación está dada directamente por la percepción. [me parecen más elegantes que efectivas, las definiciones]. Según estos autores se pueden distinguir tres partes en toda representación: 1) el contenido representacional, 2) la cosa a ser representada, y 3) la relación existente entre ambas. El distinguir entre lo representado y el contenido representacional, es establecer la distinción entre lo significado y lo significante.

Se han elaborado varios modelos respecto a lo anterior. Entre ellos, el de Piaget y otros autores que aseguran que las representaciones se desarrollan durante los dos primeros años de vida, y de acuerdo a este modelo, la relación entre lo significante y lo significado emerge de sucesivas diferenciaciones e integraciones de los esquemas sensorio-motrices, en el curso de las interacciones intencionales que el infante tiene con el mundo. Otros autores (Karmiloff-Smith, Mandler, Perner) sugieren un modelo alternativo, en donde las representaciones mentales se desarrollan en una etapa muy temprana o inclusive son innatas.

Luego muestra una comparación entre la mente y la computadora, en donde destaca las características del modelo computacional, el que no tiene elementos dignos de consideración. Se sigue con el modelo de Piaget en el que caracterizan las representaciones y la inteligencia necesaria para construir el conocimiento basado en ellas. Los autores critican la forma en que Piaget hace emerger las representaciones, y sugieren que el pensamiento representacional resulta de la construcción de significantes diferenciados a través de operaciones de segundo orden, durante el segundo año de vida. [realmente, de 'perlita', nada. Son muy pobres las conclusiones a las que se arriba]

Retomo mi Teoría General y sigo con la caracterización de las clases. Atributos (At): son datos descriptivos de un objeto que conforman la 'imagen' del objeto, es decir, cómo el objeto se nos presenta (cada atributo es único dentro de una clase). Operación (Ac): es una función o transformación que se aplica a todos los objetos de una clase y nos indica lo que es necesario para capturar el objeto externo (imagen movimiento - acción). Cada operación tiene un objeto interno 'blanco' como argumento implícito. La operación es polimorfa, vale decir, una misma operación puede adoptar distintas formas en distintas clases. Método: es la implementación de una operación para una clase. Constituye un aspecto operativo de la mente y se hace efectiva cuando se genera un objeto interno desde una clase (representación) por evocación. Es parte de lo que denominaremos: 'tener una IDEA de algo.

Una operación puede poseer argumentos, además del 'objeto blanco'. Tales argumentos parametrizan la operación pero no afectan la elección del método. Los métodos dependen solamente de la clase del 'objeto blanco'. El comportamiento de todos los métodos de una operación tienen una intencionalidad común: caracterizarla operativamente.

Sensación: representa la necesidad buscadora del objeto externo (pulsión). Es lo que permite la evocación de un objeto interno, en forma no intencional (inconsciente) para satisfacer dicha necesidad. La secuencia y orden de registro, cuando se produce una percepción, es FIFO (first input first output. El primero que entra es el primero que sale): imagen (atributos base) - acción - movimiento - sensación. Este registro lleva un aspecto inherente cual es la simultaneidad (son aspectos concurrentes) de su ocurrencia, y dada su caracterización espacio-temporal (ostensión), representa operativamente una 'vivencia'. Esta clase dará, como objetos internos, IDEAS, o lo que es lo mismo, representaciones dinámicas del mundo externo. Las representaciones funcionales serían los PENSAMIENTOS.

Responsabilidad: constituye el aspecto 'corporalizador' de la clase, dado que inicialmente, la necesidad buscadora de objetos contiene elementos individuales (auto-conservación), y de la especie (preservación, sexuales). Es en este punto de inflexión en donde, mediante una idealización, ata o liga la representación a lo corporal, responsabilizándose de un aporte a otro elemento estructural de la mente, cual es el 'esquema corporal'. Así, una representación, se tiñe de aspectos erógenos que condicionarán luego, el propósito de búsqueda y los logros de satisfacción de las necesidades basales (narcisismo). Este fenómeno, Freud, lo llama 'apuntalamiento'. Gracias a esta responsabilidad es factible una posterior operación sobre las representaciones que es la 'intencionalidad', es decir, la posibilidad de participar de 'esquemas'.

¡Hasta mañana!

octubre 23, 2013

Historia de la Lógica Transcursiva (Capítulo 11)

Cuaderno I (páginas 63 a 68)

Hoy vengo de pagar la última cuota de los sueldos adeudados a la Obra Social Provincial, y me dispongo a tomar un café en el mismo lugar en donde, durante años, seis días a la semana, veníamos a desayunar con mi amigo. Ahora ya hace bastante que esto no ocurre, pues nos hemos separado por motivos que en algún momento detallaré. Estoy mascullando sobre aquellos lindos momentos de mi vida, mientras intento leer un apunte escrito unos días antes, cuando siento una voz muy próxima y conocida que me dice, - puedo compartir su mesa, Doctor. Levanto la vista y allí lo veo, enfundado en su siempre impecable sobretodo azul oscuro, y con la mano extendida para saludarme. Se trata de un exAPM (Agente de Propaganda Médica) que también fue embarcado en esa aventura que fue tratar de levantar del suelo, una importante institución hospitalaria perteneciente a una mutualidad, con el cargo de Gerente Comercial, y que precisamente es de donde me echaron, hace hoy, cuatro meses.

 - ¿Cómo estás?, me dice el exAPM, a lo que respondí con un nudo en la garganta y con voz entrecortada, - aquí me ves, tratando de sobrevivir; tratando de olvidar los malos momentos vividos, pero a la vez, recordando los buenos y analizando las promesas incumplidas. ¿y vos? - Bueno, en las mismas condiciones que vos, con la diferencia que yo no permití que me echaran, sino que renuncié.
- ¿Por qué hiciste eso? le pregunté. - Porque no podía quedarme en un lugar en donde fuimos tres a conquistar el mundo, y en donde vos eras una pieza clave, y después se decide echarte, por razones que, a mí por lo menos, nunca me quedaron claras. Como insistí para que nuestro, ahora ex-amigo en común, me dijera qué fue lo que ocurrió, y me respondió que eso no era un asunto mío, renuncié.

- Yo te agradezco el acto solidario, pero no era necesario hacer lo que hiciste, ¿y ahora en qué vas a trabajar? [él también había dejado el empleo que tenía y que le había costado mucho conseguir, luego que lo echaran de un prestigioso laboratorio medicinal, en donde ocupaba el cargo de Gerente regional] - No te preocupes, ya saldrá algo - resignado me dijo el exAPM, con el que había entablado tiempo atrás una cierta amistad. En silencio ambos nos dispusimos a desayunar. Como hoy es Miércoles, ya es hora de ir al consultorio, por tanto me levanto para ir a pagar, cuando el exAPM, me dice, - de ninguna manera, vaya no más que yo me encargo. Despidiéndome de él, me retiro del lugar.

Solos con mi 'estimado' colega, la Dra. faltó, nos disponemos a seguir revisando la Teoría General que yo trataba de armar. Paso a leer. Nacemos porque la necesidad biológica no puede satisfacerse adecuadamente intraútero. Nos vemos, con el nacimiento, insertos en un mundo nuevo que no conocemos, y al que estamos incapacitados de manejar; o sea, somos incapaces de obtener por nuestros propios medios, satisfacción de una necesidad básica impostergable. Esta necesidad está constituida por una vertiente individual (supervivencia), y una vertiente grupal, la de la especie (sexual); esto representa la fuerza motriz que disponemos durante toda la vida para alcanzar los conocimientos necesarios para llevar a cabo nuestra tarea: perpetuarnos, para lo cual, es imprescindible subsistir.

El aprovechamiento del mundo que nos rodea solo es posible, si podemos armar un 'esquema' de ese mundo para tratar de comprenderlo mediante el aprendizaje, y así utilizar sus bondades para nuestra satisfacción. Ese mundo circundante está formado, básicamente, por objetos dispuestos de distintas formas y en distintas circunstancias con relaciones que los ligan. Nosotros irrumpimos como una perturbación portadora de un profundo desequilibrio, generando un gran conflicto. La forma en que este conflicto puede saldarse es aprehendiendo objetos del mundo. La necesidad 'busca' estos objetos y construye la metaforma que luego tendrán dichos objetos en nuestro mundo interior.

Los objetos del mundo exterior son producto de condensaciones energéticas, en cambio los objetos internos, son 'copias' producidas por un 'molde' que se genera en el intento de clasificar dicho objeto. A este molde lo llamaremos 'clase' y constituye una forma en donde se generará un contenido, vale decir, un objeto determinado; representando de esta manera un elemento estructural de la mente, y por lo tanto, estático.

Esta clase, a su vez, constituye el contenido de una forma genérica, principal o madre que llamaremos, 'metaclase', la cual es delineada por la necesidad primigenia. El mecanismo fundamental por el cual se produce una nueva clase es la simple comparación, por lo menos, en un comienzo. La no coincidencia con lo registrado anteriormente, determina que surja una nueva clase para dar cuenta de un nuevo objeto.

Las clases disponen, a modo de anaqueles vacíos, la capacidad de representar varios aspectos del objeto generado, a saber, 1) Su imagen, es decir, los atributos pertinentes que lo caracterizan externamente (cómo se nos presenta, no qué es); 2) Los componentes de acción que fueron necesarios para individualizarlo; 3) La sensación, o la necesidad no satisfecha que impulsó a buscar dicho objeto; y 4) La actividad objetiva como la caracterización en sí mismo como objeto y polo activo de ligadura futura con otro(s) objeto(s), que llamaremos ostensión [esto bajo coacción], que aporta la valencia vivencial y el aspecto espacio-tiempo.

La coherencia entre los elementos y su ligazón para determinar un molde de futuros objetos internos, lo da la simultaneidad en que se producen, y por tanto, se registran. A la triada 1), 2) y 3) simultánea la llamaremos, 'vivencia'. La conjunción vivencia + ostensión habla de lo que representa integralmente a un objeto, y lo llamaremos 'idea'. Cuando la idea adquiere representación en el lenguaje y se relaciona con otras clases que tienen algunas características en común, constituye una clase más general que presenta, ahora, un estado activo de peso en la formación de futuros objetos. Esta clase activa se denomina 'pensamiento', y a sus objetos, 'pensamientos'. Su aspecto activo está dado por la posibilidad de ejercer alguna actividad de control.

La capacidad ostensiva es heredada por las clases, desde la metaclase y constituye la posibilidad que tienen los objetos generales en la clase, de relacionarse con otros objetos. Necesariamente debe tender a la búsqueda de esta relación con el fin de generalizar las clases para abarcar más objetos que tengan dentro de una cierta tolerancia al error, características vivenciales similares.

La valencia puede ser tan grande como lo es el límite de tolerancia. El límite de tolerancia constituye la diferencia absoluta (error) entre el núcleo definitorio de una clase y el margen aceptado de variación secundaria para considerar un objeto externo como perteneciente a dicha clase. Su valor oscila entre 0 y 1, y se expresa en %. Un valor 0% constituye la identidad absoluta, mientras que un valor 100%, la pertenencia a otra clase. Los valores intermedios expresan la necesidad de relación, y por tanto, una caracterización del 'entorno' de dicho objeto externo, expresado como la 'distancia' espacio-temporal que lo unen a la constelación de objetos externos que en realidad, son el mismo objeto aunque percibido en distintas circunstancias espacio-temporales, es decir, la ostensión.

Esta forma de caracterizar a un objeto da lugar a un cierto imbricamiento entre las clases, pues existe la posibilidad que los núcleos definitorios estén separados por una diferencia, por ejemplo, de 50% entre ellos, lo cual, constituye dos clases distintas (en realidad, una diferencia de solo un 1% entre los núcleos, genera clases distintas). Sus respectivos límites de tolerancia se superpondrán hasta un máximo de un 50%, y esto da la posibilidad de generalizar, o sea, de ampliar las clases a objetos que tienen un % en común de la variación de su núcleo, que necesariamente expresa algo en común; el núcleo de la superclase que es el propósito o función de una clase. (figura)

Cuando se agrega un nombre a una clase, se sigue el camino inverso en cuanto a su significado. En el ejemplo de la figura anterior, primero se define la función o propósito (vehículos), y luego aparece la caracterización estructural (Auto, Avión, Tren), y finalmente sus diferencias estructurales: distintos tipos de autos, autos de distintos colores, de distintos tamaños, etc.


En la figura anterior se puede ver en una síntesis, los aspectos constitutivos de un sistema, desde el punto de vista estructural y funcional. A los estructurales le hemos llamado los 'sustantivos del sistema' [esto último, decididamente influenciado por la Dra. que ha hecho muchos aportes similares. Lo interesante de esta última aseveración radica en que luego va a surgir como una parte fundamental de la teoría]

¡Nos vemos mañana!

octubre 22, 2013

Historia de la Lógica Transcursiva (Capítulo 10)

Cuaderno I (páginas 57 a 62)

El país acaba de ingresar nuevamente a la democracia, luego de 8 años de dictadura militar. Se renuevan, en todas las instituciones, las esperanzas de una mejor situación y la aparición de más posibilidades que favorezcan la convivencia.

En este marco socio-político nos encontramos cuando mi amigo recibe desde el hospital porteño en donde había hecho su especialización en Terapia Intensiva, un anuncio de la realización del primer encuentro nacional de Informática Médica con motivo de la inauguración de una prestigiosa fundación médica que actualmente, no solo existe aún, sino que se ha transformado en un importante hospital polivalente.

Semejante anuncio nos impactó enormemente. Fue mi amigo quien me animó para que presentáramos un trabajo en esa reunión. No lo pensé dos veces, y pusimos manos a la obra. Hice un programa que ayudara en el diagnóstico de las alteraciones del equilibrio ácido-base de la sangre en pacientes internados en Terapia Intensiva. Como la situación laboral realmente ha cambiado, acabo de recibir la autorización para viajar a Buenos Aires junto a mi amigo para ir a presentar el trabajo, representando a nuestro hospital.

Estamos sentados en la primera fila de una sala de conferencias recién inaugurada, esperando nuestro turno para exponer. Nuestra presentación es la tercera en este día. Nos sentimos más tranquilos porque las que hemos tenido oportunidad de escuchar en el día anterior y la primera y parte de la segunda de hoy, no contienen elementos que las distancien de la nuestra. Creo que vamos a hacer un buen papel.

Llegó en momento. Nuestro trabajo es anunciado, y paso al estrado a exponer. Ya pasaron los 30 minutos permitidos para la exposición y los 15 para la discusión. Realmente me siento orgulloso del trabajo que he realizado en colaboración con mi amigo, pues ha sido catalogado por una audiencia calificada, como de muy buen nivel y de una gran utilidad. Ya tenemos en nuestras manos la primera certificación específica que además de justificar nuestro viaje ante las autoridades del hospital, nos erige como pioneros, en nuestra provincia y yo diría sin exagerar, en el país, en la utilización de la computación como auxiliar de la ciencia médica.

Dado el éxito obtenido en nuestra presentación, el mes pasado, y compartiendo un café con mi amigo, en el bufé del hospital, convinimos en organizar en la parte privada, un grupo de entusiastas de la computación, que hay y muchos, para tratar de desarrollar algún sistema, médico o de otra índole, que pudiéramos tal vez, comercializar. Soñar no cuesta nada, aunque alquilar un local y montar la mínima infraestructura como para que un grupo de estas características funcione, sí.

Estamos inaugurando nuestro pequeño local 'informático' al que he bautizado 'Cerebros y Sistemas. Aplicaciones informáticas'. Lo sé, el nombre es un poco ampuloso pero, vuelvo a insistir, soñar no cuesta nada. Llevamos algunos meses funcionando y hemos logrado congregar a otros seis entusiastas, aparte de nosotros dos. No está muy claro qué vamos a intentar desarrollar, básicamente porque los demás son entusiastas y nada más; nadie tiene mucha idea de programación. Nos impusimos con mi amigo la tarea de instruir a los recién congregados como para que se pusieran a trabajar.

Se cumple ya medio año intentando lograr 'algo' en conjunto, entre los ocho integrantes de CyS. Pero es inútil, lo único que se ha logrado es que la mayoría tenga un lugar a donde concurrir para pasarse horas con los video juegos. Ante tanta desidia, yo decido por mi cuenta llevar adelante una locura. Acaba de llegar al mercado argentino un nuevo lenguaje de programación, LOGO, que fue desarrollado por Seymour Papert, un discípulo de Jean Peaget, del cual adoptó su teoría sobre el aprendizaje. De esta manera, este lenguaje permite aprender computación a los niños, de una manera natural y amena. Las sentencias de LOGO son todas en inglés, y aunque muy sencillo, constituyen un problema para usarlo en las escuelas argentinas. Haciendo uso de rudimentarias técnicas he logrado 'abrir' el programa de LOGO, el cual adquirí por poco dinero, y he cambiado todos los términos en inglés, por sus equivalentes en español; acaba de nacer CYSLOGO, el primer dialecto español del LOGO original. El programa se muestra muy estable y ya lo han probado todos aquí y sigue funcionando. A altas horas de la noche y solo en la oficina, acabo de terminar con el manual para el usuario de CYSLOGO.

En la reunión de hoy me toca hablar. Antes de presentar los progresos en la Teoría General, voy a leer algo sobre el Estructuralismo de Piaget. En Psicología el Estructuralismo ha combatido, ante todo, las tendencias 'atomísticas' que buscaban reducir las totalidades a unas asociaciones entre elementos previos; por eso me interesó.

Otras de las cosas que rescato de esta corriente de pensamiento es el concepto de estructura. Para Piaget, una estructura es un sistema de transformaciones que entraña leyes en cuanto sistema (en oposición a las propiedades de los elementos), y que se conserva o se enriquece por el mismo juego de sus transformaciones, sin que éstas lleguen necesariamente a un resultado fuera de sus fronteras, o reclamen unos elementos exteriores. O sea, una estructura comprende: totalidad, transformaciones y autorregulación.

Hay una gran cantidad de estructuras cuyas transformaciones se extienden en el tiempo, como por ejemplo, estructuras lingüísticas, sociológicas, psicológicas, etc.. Sus regulaciones no se fundan en operaciones estrictas, es decir, enteramente reversibles (por inversión o reciprocidad, como sucede en la lógica tradicional o en las matemáticas), sino en un juego de anticipaciones y retracciones, cuyo terreno de aplicación cubre la vida entera (desde las regulaciones psicológicas hasta la homeostasis del genoma o 'pool genético'). Las regulaciones parecen proceder de mecanismos estructurales más simples: los mecanismos de ritmos, que se encuentran en todas las escalas biológicas y humanas. El ritmo asegura su autorregulación mediante las simetrías y las repeticiones.

Ritmos, regulaciones y operaciones son los tres procedimientos esenciales de la autorregulación o de la autoconservación de las estructuras. Se deben distinguir dos grados de regulaciones: unas siguen siendo internas a la estructura ya constituida, y las otras intervienen en la construcción de nuevas estructuras englobando la(s) precedente(s) e integrándola(s) bajo la forma de subestructura(s). [La propuesta piagetiana me fascinó desde que la conocí, y ya se podrá ver a lo largo del relato, la gran influencia que ejerció en el desarrollo de mi teoría]

Posesionado por el encanto y la armonía de los escritos de Piaget, no me he dado cuenta que he consumido gran parte de la reunión. Voy a dar, aunque más no sea, algunos de los avances que he logrado en la Teoría General.

La mente es el testimonio de una búsqueda. No toleramos necesitar si no tenemos la solución. Por eso intentamos poner como elemento primario a las estructuras ante que la necesidad (o falta). Tenemos la tendencia de anticiparnos a los hechos, basados en una experiencia previa. Esto se puede lograr, yendo siempre hacia adelante, pero con retroproyección de los errores cometidos. Para ir hacia adelante, debemos ir absorbiendo los errores; esta absorción es el registro mental. Por eso la identificación es un registro para continuar buscando objetos. [aquí desconocía absolutamente que en esta última aseveración estaba una de las pistas más importantes de la estructuración psíquica]

Hago una serie de paralelos con la propuesta freudiana. Metaclase = necesidad biológica. Clase = registro por simultaneidad en el estado de satisfacción (vivencia de satisfacción). Objeto = lo creado por el deseo (evocación de la vivencia de satisfacción).

La sintaxis de Chomsky, para nosotros, serían las necesidades biológicas (en respuesta a una pregunta que me hace la Dra.) [parece increíble que esta respuesta luego se transformaría en una obsesión]

Los eventos (clases) están formados por acontecimientos (variables). La necesidad biológica (pulsión) básica solo puede ser satisfecha a través de la ostensión (término y concepto aportado por mi 'estimado' colega, con el cual disiento). Ostensión deriva del latín ostensio que significa presentación o exhibición. Umberto Eco, el semiótico italiano, dice que "la ostensión se produce cuando un objeto o fenómeno determinado, producido por la naturaleza o por la acción humana (intencionalmente o no) y existente como un hecho en un mundo de hechos, resulta seleccionado por alguien y mostrado como la expresión de la clase de objetos de que es miembro". Aún así, no me convence. Más cuando mi 'estimado' colega agrega, - es la capacidad de apertura de un espacio/tiempo, en donde situar un objeto externo aprehendido intuitivamente (en forma directa) mediante la percepción. Esto creo que lo sacó de Zubirí, el filósofo español.

Las pulsiones serían el correlato de la necesidad de existencia del ser biológico sobre la mente. La mente sería un sistema de transformaciones (estructura) que asegura la existencia mediante el uso del sistema perceptivo [palabras premonitorias!]. Agrega mi 'estimado' colega, - la mente pone en 'ostensión' al sistema perceptivo con el mundo externo - con lo cual no estoy de acuerdo.

Instinto de vida = necesidad. - Freud en introducción al narcisismo, agrega mi 'estimado' colega, - unifica la pulsión de autoconservación y la pulsión sexual con el instinto de vida. Yo aporto, - entonces, la pulsión de autoconservación la podemos considerar un patrimonio individual y la pulsión sexual con la especie, es decir, la necesidad individual para perpetuarse. Esto es, la existencia individual y la necesidad de otros (unión), genera la especie. Mi 'estimado' colega me mira azorado, y agrega, - me parece que estás hablando de hambre, mejor vámonos a comer!

¡Hasta mañana!

octubre 21, 2013

Historia de la Lógica Transcursiva (Capítulo 9)

Cuaderno I (páginas 51 a 56)

Durante la presentación de mi defensa oral de la tesis, entre muchos otros, estuvo presente mi 'estimado' colega, del que me había separado hacía ya, varios años (no menos de 8). Que estuviera presente se debió a que se enteró a través del esposo de mi Directora de tesis, que yo había seguido adelante con aquel especie de juego que de alguna manera emprendimos justos, aunque por motivos muy distintos. Unos días antes de la presentación, recibo una llamada en casa; reconozco la voz cuando me dice - hola amigo, me he enterado que no solo seguiste con aquel 'jueguito' de las tres letras que yo tanto te critiqué, sino que iniciaste un proyecto de investigación que culmina ahora con la defensa de una Tesis Doctoral. ¿cómo llegaste a semejante cosa? ¿ y por qué lo hiciste solo? Inmediatamente lo interrumpí, aceptado lo de la tesis y dando una respuesta banal a las preguntas, no quedándome otra alternativa que decirle, - espero que me acompañes el Miércoles, la defensa comienza a las 9 hs. en el aula C10 en la planta baja de la Facultad de Filosofía y Letras; a lo que respondió, - por supuesto que voy a estar; no me lo perdería por nada del mundo. Bueno, espero que después que te recibas, de lo cual no dudo, volvamos a trabajar juntos, es decir, iniciemos un trabajo conjunto que podamos plasmar en un libro, algo que te propuse hace mucho, pero a lo que vos no le diste ninguna importancia. Con un trillado - luego lo charlamos, y - nos vemos el Miércoles, doy por terminada la conversación.

Luego de 15 días desde mi presentación, en donde efectivamente estuvo presente mi 'estimado colega', el que, sinceramente, me emocionó con sus palabras de elogio y admiración por mi trabajo, vuelvo a recibir una llamada suya a través de la cual concretamos la primera reunión, en casa, durante el próximo fin de semana para comenzar a trabajar, ahora basados en mi teoría.

Llevábamos dos fines de semana reuniéndonos cuando mi 'estimado' colega me dijo que el iba a hablar con un íntimo amigo que es director de un diario local, para que se me hiciera una nota que difundiera mis importantes logros. Así fue que al otro día recibo una llamada en mi celular de una periodista del diario, para concretar una entrevista en casa, con el fin de elaborar una nota que saldrá publicada en una de las secciones centrales del diario del próximo Domingo. Me sorprendió la celeridad con que todo se concretó, y el trato distinguido del que fui objeto.

Hoy es Jueves, 18 hs. en punto y suena el timbre de la casa. ¡Seguro que es la periodista! No puedo negar que me siento algo nervioso, pues no estoy acostumbrado a este tipo de eventos; más bien lo habitual es que pase absolutamente desapercibido. Atiendo la puerta de entrada, y efectivamente es ella y un fotógrafo que la acompaña. Luego de los saludos de rigor, los hago subir a la planta alta en donde se encuentra mi escritorio. Allí tiene lugar una muy agradable charla en donde contesto una serie de preguntas y se me sacan algunas fotografías. Ya ha culminado la entrevista luego de 30 minutos que me parecieron solo uno; los acompaño a la planta baja en donde mi esposa nos había preparado un pequeño refrigerio. Una vez allí, y viendo y elogiando los murales en piedra con motivos egipcios que yo hago en los tiempos libres y como una distracción, me hizo algunas preguntas de índole familiar y personal, y con la toma de algunas fotos junto a mi esposa, teniendo como fondo los murales, se retiraron. El Domingo 10 de Abril de 2011, en la doble página central de una de las secciones del diario, salió publicada una hermosa y elogiosa nota. La difusión masiva de la noticia poco habitual que un Médico se doctorara en Letras, fue el vehículo para que mucha gente (amigos y colegas) que no se habían enterado, manifestaran su generoso reconocimiento. Hasta hubo alguien que se tomó el trabajo de rastrear históricamente si este hecho poco usual se había dado alguna vez. En un rastreo hecho desde 1750 hasta la fecha de la publicación, se tenía constancia solo de dos antecedentes en el mundo, de médicos que se habían doctorado en letras. Uno de habla hispana, el peruano Jaime Luis Cisneros, quien estudió sus dos carreras en la Argentina y acaba de fallecer a sus 89 años, en Enero de este año; y  el otro, el suizo Jean Starobinski, que cuenta a la fecha con 90 años de edad, y se doctoró además en medicina, ejerciendo como Psiquiatra.



Vuelvo a llegar tarde a la reunión; el motivo, trabajo médico pendiente al cual no estoy en condiciones de rechazar. Hoy, supuestamente me tocaba hablar a mí, pero la verdad, no había tenido tiempo de preparar nada. Nuevamente salió al paso la Dra. diciendo, - Si les parece completamos algo que me quedó pendiente del trabajo que presenté la reunión anterior; lo cual ambos asentimos.

Efectivamente presentó la teoría de Tononi & Edelman que pertenece a la categoría de los procesos no especializados. De acuerdo a esta propuesta, existirían numerosas áreas cerebrales extensamente distribuidas que entran en sintonía de una manera cambiante para integrar su información. Los autores llaman a esta distribución, el núcleo dinámico. Estos autores ven a las áreas tálamo-corticales como cumpliendo un rol crucial en varios estados de consciencia, especialmente, en el conocimiento sensorio-perceptual.

Como broche de oro, la Dra. presenta una serie de preguntas pendientes de respuesta, que me parecieron reveladoras:
¿Por qué y cómo algunas causas físicas producen experiencia subjetiva?
¿El conocer una buena cantidad de procesos de información manejados por el cerebro, permitirá desentrañar todos o solo algunos de los aspectos de la consciencia?
¿Qué relación tiene la consciencia animal y la consciencia humana?
¿Es necesario que se liguen determinados procesos para que surja la experiencia perceptual consciente?
¿La experiencia fenomenológica (sensación-percepción) está necesariamente unificada?
¿Cuál es la manera correcta de describir la consciencia fenomenológica para que esté directamente asociada con los cómputos cerebrales?
¿Cuál es la relación entre los cómputos y las propiedades representaciones intrínsecas que permite que surja la conciencia?
¿Algún sistema computacional podrá lograr la funcionalidad de la mente humana, cuando no está consciente?
¿Cuál es el apropiado nivel descriptivo de la actividad neural que permita correlacionarlo con los contenidos de consciencia?
¿Serán estos correlatos de la consciencia, neuronales, o solamente computacionales?

¡Ya no tengo ninguna duda de que no estoy perdiendo el tiempo!

Nos comunicamos mañana.

octubre 20, 2013

Historia de la Lógica Transcursiva (Capítulo 8)

Cuaderno I (páginas 45 a 50)

Habían pasado algunos días desde que, por lo menos para mí, se afianzara el comienzo de un romance muy particular con la idea de doctorarme. Mi reciente amigo no presentó el trabajo final, pero igual, era tal mi entusiasmo que terminó acompañándome en esta aventura que comenzaba a tomar cuerpo. Lo primero que le propongo a mi amigo es que aprenda computación, para que podamos hacer las elaboraciones juntos. Hoy, en un horario poco usual para la actividad hospitalaria (6:30 de la mañana), comenzamos con la primera clase, en donde trataré de transmitirle mis escasos pero firmes conocimientos de computación.

Luego de una charla, más que clase formal, que fue muy amena y de la cual mi amigo se compenetró absolutamente, fuimos a tomar un café en el bufé del hospital, luego del cual nos disponemos a iniciar, cada uno, con sus actividades diarias.

Se cumple, en el día de la fecha, un mes que iniciamos estas 'clases computacionales' al alba. En esta oportunidad nos extendimos un poco más de lo acostumbrado, y cuando vinimos a tomar consciencia de la hora, ya estábamos rodeados por todos los médicos de Clínica Médica y de Cardiología, ya que nos poníamos a estudiar en la sala de médicos. De más esta decir que fuimos objeto de un largo rosario de bromas; algunas ocurrentes y otras un tanto ofensivas, que trataban de resaltar esta particular simbiosis que se había dado entre mi amigo y yo.

Hace tres meses que con mi amigo estudiamos computación y es increíble su progreso, a tal punto que hoy veremos juntos el resultado de un programa 'teórico' que le di como tarea para realizar. Realmente asombroso, el trabajo tiene muy buena factura, y salvo algunos detalles menores, prácticamente se podría traducir a uno de los lenguajes de programación. En mi caso, el único que manejo bastante bien es el Basic, porque un mendocino conocido de mi familia que vive en Nueva York, hace poco me compró y me trajo una Commodore 64, que le había encargado para cuando viniera de visita a Mendoza. Esta computadora doméstica que salió a la venta en EEUU a finales de 1982, tiene como sistema operativo (el corazón de la máquina) justamente este lenguaje de programación.

En la reunión de la fecha, el tema central es la consciencia. Sin dudas ha concitado el interés de mis dos compañeros de reuniones, porque cuando he llegado (a horario) ya estaban esperándome. En realidad, yo he traído poco y nada de material y pienso presentarlo al final. El proponer un tema específico como motivo central de la reunión, se me ocurrió como una forma de incentivar un poco el interés y animar a mis compañeros a realizar aportes desde su experiencia.

Comienza mi 'estimado' colega con una puesta al día del concepto de consciencia en Freud, y su relación con el inconsciente y el preconsciente. Aunque no dijo nada nuevo y a pesar que no fuera explicado tan bien como en el Proyecto de Freud, vino muy bien porque así, la Dra que no estuvo con nosotros desde el comienzo, se ponía al tanto en estas cuestiones.

Es el turno de la Dra.; gran sorpresa, por lo menos para mí, porque quien había participado muy poco hasta ahora, supongo que por estar algo inhibida dado el enfoque predominantemente psicoanalítico que se le había dado a las discusiones previas, hizo notar su presencia y su experticia, al comentar un trabajo que Atkinson y otros investigadores habían publicado en un número de la revista Trends in Cognitive Sciences del año 2000.

En dicha investigación básicamente se propone que la búsqueda del correlato neural de la consciencia [algo sobre lo que estaba puesta toda mi atención] se vería útilmente complementado por la búsqueda de un correlato computacional de la consciencia [lo cual encendió una luz al final de mi, hasta ahora, confuso camino]. El trabajo, para aportar sobre el segundo correlato, hace una revisión de las propuestas teóricas vigentes hasta ese momento. El panorama conceptual es definido por dos dimensiones: 1) Proceso versus representación, es decir, si la consciencia surge de procesos computacionales particulares que se dan sobre las representaciones en el cerebro, o si se da debido a determinadas propiedades intrínsecas de las representaciones en sí mismas; y 2) Especializado versus No-especializado, o sea, se debe asumir la consciencia como los mecanismos involucrados en mantenernos conscientes, o se debe asignar a tipos de computaciones o representaciones que permiten que esto ocurra en el cerebro.

Estas dos dimensiones generan cuatro posibilidades: a) la consciencia surge de procesos computacionales particulares, vale decir, de mecanismos dedicados a la conciencia; b) la consciencia surge de tipos particulares de representación que ocurren en los mecanismos dedicados a la consciencia; c) la consciencia surge desde procesos específicos, si es que estos tienen lugar; y d) la consciencia surge desde un tipo particular de representaciones, si es que estas ocurren.

Por otro lado, se precisan algunos conceptos, que son un tanto conflictivos. Por ejemplo, ¿qué queremos decir con la palabra consciencia?, a lo que los autores, ante la dificultad que entraña esta pregunta, responden con una particular tipología de la consciencia, a la cual dividen en: la consciencia de acceso, la consciencia fenoménica, la consciencia monitora, y la autoconsciencia. Según esta propuesta, la que realmente representa un problema sin solución es la conciencia fenoménica, porque las otras, más o menos pueden ser solucionadas por sendas rutinas computacionales (¿?), en cambio la fenoménica al referirse a los aspectos cualitativos de nuestra experiencia, no es posible representarla con un programa de computación.

Se da un detalle de cada una de las teorías propuestas, esto es, 1) teoría del vehículo especializado, 2) teoría de los procesos especializados, 3) teoría del vehículo no especializado, y 4) teoría de los procesos no especializados. Esta parte del trabajo no me resultó interesante porque no da detalles que puedan ser útiles, dado su alto nivel de ambigüedad, excepto por algo que se dijo en la teoría 2) y que fue lo único que anoté en mi cuaderno: 'lo oculto a través de lo evidente'.

Finalmente, como un aporte, por lo menos para mí, significativo de esta muy buena puesta al día sobre la consciencia, está una enumeración escueta de una serie de aportes de otros investigadores, entre los que se encuentran, Crick y Koch mediante el trabajo de 1990, Hacia una teoría neurobiológica de la consciencia, en donde proponen las oscilaciones de 40 Hz de la corteza cerebral; Bogen en su trabajo de 1995, Sobre la neurofisiología de la consciencia, en donde, se le asigna un papel importante a los núcleos intralaminares del tálamo; Edelman, en su libro, El presente recordado: Una teoría biológica de la consciencia, de 1989, en donde se invoca la actividad rítmica de 40 Hz del sistema tálamo-cortical; o Llinás y colaboradores, en el capítulo, Contenido y contexto en la vinculación temporal tálamo-cortical, en el libro de Buzsaki y colaboradores, Codificación temporal en el cerebro, de 1994, en donde se asigna la consciencia a un sistema talámico-reticular ampliado. [Estaba muy lejos de sospechar que entre estos trabajos mencionados, y en la única frase anotada como apunte,  estaban las claves del funcionamiento psíquico, que luego servirían de base fundamental para mi teoría]

Después de tan completa descripción y tan impecable puesta al día, yo no tenía nada que agregar; por lo tanto, nos despedimos hasta la próxima reunión. Realmente, hoy me siento bien porque me voy con la sensación de haber avanzado enormemente hacia algo mucho más concreto, alejándose de esta manera, el fantasma de la 'pérdida de tiempo'

¡Hasta mañana!