marzo 31, 2014

Historia de la Lógica Transcursiva (Capítulo 170)

Cuaderno VIII (páginas 1020 a 1026)

(Analizamos los apuntes sobre: "El concepto signo-natural en Ockham", un trabajo de Oscar Quezada Macchiavello, 2002, Fondo Editorial de la UNMSM - Además, veremos un par de aportes personales.)

Una digresión sobre el lenguaje en general y sobre lo que comunica cada uno de sus niveles, en particular. (figura)


Vemos en la figura anterior, una propuesta del lenguaje como integrado por 'capas'. Su núcleo estaría formado por señales, una capa media por signos, y finalmente, una capa externa formada por símbolos. La idea es sacada, en parte, de la Lingüística Evolutiva de Schleicher.

Cada capa es representante, a su vez, de sendas estructuras y funciones psíquicas, a saber: el núcleo de las sensaciones, la capa media de la ideas, y la externa de los pensamientos. Cada nivel habla del 'tipo de sujeto' [de ser vivo] de que se trata y de cómo interpreta la realidad. [esto estará relacionado luego, con la filogénesis propuesta para el lenguaje natural, basada en la complejidad anatómica cerebral de cada ser vivo.]



Aportes para la nota: 'Relación formación/tema de la tesis'

Luhmann: "El lenguaje procesa repulsivamente los eventos y se 'preocupa' por delimitar las posibilidades de elección concretamente dadas." El proceso lingüístico, más que el lenguaje en sí, es un fenómeno recursivo genésico (generador) de realidad, en el sentido de Morin.

La vida es una sintaxis (ADN) que se complejiza y da origen a seres individuales que ocupan un lugar ontológico (sujeto), que interactúa con otros lugares ontológicos (con objetos y otros sujetos). Esta interrelación, dada a través del cambio, constituye también, una sintaxis (SVO) que el ser vivo comienza a 'aprehender', estructurando, a través de ella, su proto/psiquis por medio de señales, signos y símbolos, siendo ahora la vida, biología y psiquis.
La interrelación entre los sujetos constituye el paso de lo individual a lo colectivo: surge así lo social, y por la misma razón que para el sujeto, o sea, para sobrevivir requiere de algún sistema de coordinación y comunicación entre individuos. De esta manera, surge el lenguaje propiamente tal, con la complejidad adecuada al nivel biológico respectivo: en los seres vivos elementales, su sistema pisco-interno se maneja con atracción/rechazo/indiferencia, con señales (acción) como respuesta a los estímulos. En los animales no humanos: ideas → signos (acción que liga dos objetos). En el hombre: pensamiento → símbolos (SVO + Reglas = Cultura). En la figura adjunta vemos la relación entre los distintos sistemas, que integrados, dan origen a la realidad subjetiva: sistema bio-externo, sistema psico-interno, y sistema socio-cultural.

Axioma salatiniano: "Todo lo real es un proceso reflexivo que responde, en la base, a un mismo patrón universal: PAU"
Ludwig Wittgenstein: "Las palabras solo tienen sentido en el flujo de la vida."



"El concepto - signo natural en Ockham"

Algunas definiciones originales:
Signo: marca distintiva por la que algo es conocido.
Señal: algo que sirve de signo.
Símbolo: signo de reconocimiento (un tipo de signo) (Latín)
Griego: yo junto, hago coincidir - derivado de: yo lanzo - que significaba, primeramente, cualquiera de las dos mitades de un objeto previamente partido, y dividido entre dos personas celebrantes de un contrato. Cada una de ellas conservaba una mitad para servir de prueba ulterior de su identidad, así, por extensión, cualquier garantía o contraseña en general. {esta es mi interpretación de símbolo: algo dividido entre pensamiento y lenguaje, con la diferencia de que las mitades no son iguales, sino complementarias; la primera es continua, y la segunda es discreta}

Semiosis: apunta más al aspecto filosófico del signo (conocido).
Semiótica: se refiere al aspecto lingüístico (conocimiento).

La semiótica es el conocimiento acerca de la semiosis. Es la explicación teórica de los signos; lo que hacemos con ellos y de lo que ellos hacen con nosotros. {¡brillante!}

La ciencia de los signos es la ciencia de la constitución histórica del sujeto. {fundamentalmente el símbolo que crece y se construye a medida que el hombre lo hace}

Debemos recordar que antes que la lingüística de conste estructural irrumpiera en el tema de los signos, el objeto de la Semiótica se visualizaba exclusivamente a partir d un modelo triádico que involucraba: realidad - conocimiento - signo, {desde aquí comenzamos nosotros} relacionando así, en una sola problemática teórica, cuestiones ontológicas, gnoseológicas y semióticas.

Por tanto, es lícito postular que la totalidad de la experiencia, desde sus orígenes en el sentido, hasta sus más altas realizaciones en el entendimiento, como así también la realidad en la que estos aspectos operan, están constituidos por signos.

{Al margen: 'el futuro tiene implicaciones diacrónicas, ya que involucra la formación del futuro, como la comparación transmisión del pasado.'}

Algunos lingüistas han renunciado a tratar el tema semiótico filosóficamente, para encerrarlo en la supuesta autonomía de un modelo teórico-metodológico, {contra esto va nuestro método de observación} que no es tan homogéneo ni armónico como se retrata. Aún Greimas - el máximo exponente de este tipo de lingüistas, tuvo que reconocer la relación fenomenológica de su teoría. Todas las semióticas, sean semio-lingüísticas o filosóficas, comportan una dimensión o una referencia fenomenológica, en el sentido de que, cada una a su manera, encuentra la respuesta a una cuestión filosófica muy general: ¿cómo se desprenden de la percepción, el sentido y después la significación? {nuestra misma pregunta}. En el último Husserl se encuentra la respuesta en el componente 'hilético' (la sensibilidad), más que en el noético. Ninguna semiótica, no importa su orientación, no puede no partir de una interrogación filosófica acerca del modo en que la aprehensión sensible transforma al mundo en un mundo significante. {o sea, en un conocimiento de la realidad}

{El contenido del signo es lo que percibimos como presente, en nuestra psiquis}

Los paradigmas pre-semióticos realistas o idealistas del pensamiento, habían fallado respectivamente, o en apreciar que la percepción misma de estructuras es objetivada como relativa, o en apreciar que las ideas son signos, antes de devenir objetos de nuestro saber, y como signos, pueden dar acceso a la 'naturaleza de las cosas'; esto es, a la naturaleza solo como relativamente revelada a través de los signos.

Una semiótica general (o filosofía de la semiosis) debe elaborar categorías que le permitan ver un solo problema, allí donde las apariencias sugieren una multiplicidad de problemas irreductibles. Hoy, cualquier filósofo del lenguaje o lingüista distingue, por ejemplo, el modo de significar de una nube y el modo de significar de una palabra. Una visión semiótica general, no se base en absoluto en la convicción de que ambos fenómenos son de la misma naturaleza. Por el contrario, al reexaminar el problema descubrimos que se necesitaron varios siglos desde Platón a San Agustin para atreverse a afirmar, sin ambages, que una nube (que significa lluvia funcionando como índice {signo}), y una palabra (que significa su misma definición funcionando como símbolo) podían subsumirse en la categoría más amplia de signo. Afirmar que una nube es distinta de una palabra es una trivialidad. Menos trivial, en cambio, es preguntarse quizás, basándose en algunos irreductibles usos lingüísticos o en algunas tenaces y seculares reiteraciones teóricas, qué es lo que podría emparentar a ambos objetos.

{Postulamos la semiosis operativamente: primero se debe aclarar lo que es semiótica como modelo teórico-metodológico, para luego interpretar las relaciones y operaciones que estructuran a los signos a partir de su emergencia en la realidad. Por ello, la semiótica es la disciplina medular (núcleo transdisciplinario) que estudia la naturaleza esencial y las variedades fundamentales de toda posible semiosis}

Fue Peirce, en uno de sus trabajos célebres (Revisión crítica del idealismo de Berkeley) quien hizo resurgir el interés en la escolástica {a mi juicio, en donde comienza la verdadera elaboración de lo que es el lenguaje, la psiquis, la interpretación de la realidad, etc.} aseverando que a partir del S. XII, y durante todo el periodo conocido como Escolástica (S. XIII y S. XIV) {aproximadamente 350 años}, se dio un gran despertar de la inteligencia. {... es más, creo que de aquí se agarró Eco, y de él me agarré yo. ¡En esos 350 años está el secreto!}

A la Escolástica llegó, desde San Agustín, la siguiente definición de signo: "es una cosa que, además de la especie presentada a los sentidos, trae por sí misma al pensamiento, alguna otra cosa". Inclusive apareció otra definición: "signo es lo que se muestra a los sentidos y que, además, muestra algo al espíritu". Algunos la tomaron tal cual, otros como Ockham, se apoyaron en las definiciones de San Agustín para enriquecerlas y modificarlas. La definición de San Agustín se reducía al signo sensible, y hubo que generalizarla para que abarcara el signo intelectual (el concepto) {mi pensamiento} definiendo el signo como 'aquello que está en lugar de algo distinto y que puede ser conocido tanto sensible como intelectualmente'. {¡aquí arranca Ockham con mi propuesta!}

Lo común en el tratamiento del signo, desde la antigüedad es considerarlo como una máscara de Jano (bifacial); o sea, la relativa a los poderes cognitivos de algún organismo, por un lado, y el contenido significado, por otro. Si esta relatividad constituye el ser propio del signo, luego, ¿por qué agregar la condición de que esa relatividad tenga que fundamentarse en un objeto sensible como tal? A lo cual respondemos: {porque su origen es la realidad} {La confusión a que esto lleva se debe a que no se alcanza a ver que un signo es al mismo tiempo, ambas cosas} {Siempre, y esto sucede aún hoy día, se considera que aquello que hace a alguien perviviente, fundamento de observabilidad del signo, impide que el mismo sea susceptible de observación. El fundamento que nos deja ver, no se deja ver; y he aquí el problema: solo se capta lo discreto y se escapa lo continuo del signo, que es simultáneo; algo que sucede, justamente, cuando pretendemos 'observar' un signo en forma consciente y no 'intuitivamente'}

{El planteo que hace el autor está incompleto. Debe quedar así, según nuestro punto de vista: la semiosis, como radio de acción del signo involucra una indagación acumulativa que va desde la realidad a la esfera del ser (psiquis - idea); de allí a la del conocimiento del ser (pensamiento), y por último a la de la comunicación del conocimiento del ser (lenguaje). Quedando la siguiente relación cíclica (figura):


La (R) incluye incluye a todos los demás; es todo lo demás.

Las ideas son signos antes de devenir objetos de nuestro saber {pensamientos}, y como signos, pueden dar acceso a la naturaleza de las cosas (a la naturaleza) somos como relativamente revelada a través de los signos. {relación que se expresa adecuadamente en el 'índice de simbolización'}

Peirce, siguiendo los argumentos de Duns Escoto, alega que los 'universales' {para mí, los verdaderos signos y sistemas} son signos a la vez mentales, en la medida en que se refieren a las realidades independientes, de las opiniones del hombre. Para él, la realidad consistirá en los objetos, las cualidades o los eventos hacia lo cuales las ideas verdaderas dirigen la mente de los hombres. {Para mí, los universales son reales porque constituyen la realidad; surgen en el entorno, estructuran la psiquis (ideas), y construyen el lenguaje, posibilitando la acción y la comunicación}

{Los universales son signos, los únicos signos}

El nominalismo medieval había separado el 'plano ontológico', en el que solo hay individuos singulares, del 'plano lógico', en el que solo hay términos en proposiciones. No es posible pronunciarse sobre el ser o la esencia de las cosas, solamente sobre las 'denominaciones' de las que éstas son objeto. "Estas denominaciones no son otra cosa que 'términos'. La cosa singular, numéricamente, no es ni puede ser signo que pertenezca, en común, a varias cosas. Por vía negativa, la cosa singular, el individuo ontológico {para Günther y para mí, 'lugares ontológicos'}, se define como todo aquello que 'no es' (ni puede ser) signo común. Es el 'terminus-conceptus', correlato de la cosa, habitualmente conocida; el que sí aparece como signo. Pero como 'signo natural', es decir, como signo que aparece en el alma independientemente de la voluntad del sujeto, y determinado por la realidad contingente cuya esencia, si existe, es esquiva." {sic}

La anterior es una concepción teórica, vigente aún hoy, que postula la autonomía de los sistemas de significación, en relación al mundo real. {es la concepción que prima en la ciencia}

El tema pendiente {y que es la médula de mi trabajo} es el de los 'vínculos' entre el 'plano natural', en el que cognición intuitiva causa de modo natural un concepto-signo, que está por la cosa, y el 'plano convencional', en el que se producen palabras orales y escritas que también son signos, pero esta vez, sujetos a la voluntad de los hablantes e intérpretes.

{Decididamente, queda muy claro que vamos a tener que modificar, en forma radical, el concepto 'orientado a objetos' (Informática: paradigma de programación que usa los objetos en sus interacciones, para diseñar aplicaciones y programas informáticos. Está basado en varias técnicas, incluyendo herencia, cohesión, abstracción, polimorfismo, acoplamiento y encapsulamiento. Fue incluido en mi investigación porque posee una estructura lógica interesante.), pues hemos visto que la concepción original, y a la que he adherido francamente (clases, instancias, etc., etc.) está en la misma posición que Ockham, y esto no es lo que yo propongo. En otras palabras, el trabajo no tiene sentido si no varío el núcleo operativo de la teoría.}

U. Eco (en "Apostillas a 'El nombre de la rosa'): "Evidentemente, el Medioevo" confiesa que persigue en Ockham "el auxilio racional para pensar los misterios del signo, en aquellos aspectos donde Saussure aún es oscuro." {esto es lo que infundió en mí, el impulso para abordar el Medioevo lógico y semiótico, lo cual le agradezco profundamente} {igual que el autor de este trabajo, es nuestra intención, no solo basada en Ockham, sino en todo el Medioevo; en San Agustín, en el análisis crítico  de la lógica de Aristóteles; y con la ayuda teórica de Peirce y Günther, buscar otra racionalidad teórica para sacar a la luz los dispositivos del signo, en aquellos aspectos apocados por los modernos legados semio-lingüísticos.}

{Estoy totalmente de acuerdo con el autor en que, si bien la Semiótica no parece medieval, lo es profundamente, y si bien, es correcto que hubo una clara anticipación al simbolismo lógico, al concebirse un lenguaje cuya pertinencia se edifica, no por la adecuación judicativa a lo real, sino por el 'juego autonómico de sus propias reglas internas, mucho más importante, para mí es, la posibilidad de estructurar la psiquis sobre bases semióticas y desde allí hacer surgir el lenguaje, como entidad autónoma.}

{Creo que una postura inteligente sería la intermedia entre un realismo/pragmatismo moderados]

ADENDUM: nuestra investigación comienza con el análisis profundo de los siguientes autores y obras:
- Aristóteles: Organon - Metafísica (para la lógica) - Física (para el tema del tiempo)
- San Agustín: Confesiones (para el tiempo) - De Dialectica - De Trinitrate - De Doctrina Christiana (para el signo)
- Juan Escoto (Eriúgena): División de la naturaleza (para ontología)
- Boecio (lógica)
- Duns Escoto: Primer principio (lógica)
- Abelardo: (lógica)
- Ockham: Summa Logicae (signo)

[continuará ... ]

¡Nos vemos mañana!

marzo 30, 2014

Historia de la Lógica Transcursiva (Capítulo 169)

Cuaderno VIII (páginas 1013 a 1019)

(Continuamos con el texto original del Proyecto de Tesis Doctoral)

Metodología

Revisión e interpretación bibliográfica.
Modelización y Simulación mediante el uso de herramientas de avanzada en construcción de modelos (Matlab) y en Inteligencia Artificial (Redes Neuronales Artificiales, Lógica Difusa y Algoritmos Genéticos).
Toma de marcos conceptuales. Los planos de referencia tomados para este trabajo son:
- Cibersemiótica que opera en 5 niveles distintos:
1.- Nivel caótico de continuidad, calidad y potencialidad con tendencia a hacer ‘hábitos’(patrones) de la naturaleza.
2.- Nivel causal de la materia, energía y causalidad por fuerzas naturales.
3.- Nivel de señales informacionales de sistemas cibernéticos.
4.- Nivel semiótico que incluye a todos los seres vivos (biosemiosis).
5.- Nivel del lenguaje consciente.
- Lógica Trans-clásica o de los procesos reflexivos.

Fuentes

Semiótica: Semiótica y Biosemiótica (Peirce) - Divisiones (Morris) - Signo (Eco)
Biología Teórica: Entorno Subjetivo - Biosemiótica (von Uexküll) - Bases biológicas de la conducta (Dawkins) - Biología de la significación - Semiosfera (Hoffmayer) - Biosemiótica (Sharov) - Complejidad y Auto-organización (Kauffman)
Biocibernética (sistemas autoorganizados y autoproducidos): Cibernética de 2do. orden (o de los sistemas observadores) (von Foerster) - Teoría Autopoiética (Maturana - Varela) - Auto-referencia evolutiva - clausura semántica (Pattee).
Etología (Biología del comportamiento): Mecanismos de liberación innatos del comportamiento instintivo (Lorenz).
Semántica Cognitiva: Motivación y corporización de palabras, conceptos y categorías (Lakoff - Johnson).
Filosofía: ‘Juegos del lenguaje’ - Carácter simbólico del pensamiento y el lenguaje (Wittgenstein) - Realismo interno (Putnam) - Pensamiento complejo (Morin) - Cultura - Formas Simbólicas (Cassirer) - Tiempo y Sujeto (Toboso Martín) - Percepción (Merleau Ponty) - El carácter de lo existente (Monod) - Complejidad del mundo (Wagensberg) - Ser y Tiempo (Heidegger) - Representación y Voluntad (Schopenhauer) - Ideas (Locke)
Sociología: Teoría de los sistemas sociales y la comunicación (Luhmann).
Cibersemiótica: Integración transdisciplinaria - Marco conceptual (Brier).
Lógica Trans-clásica: Subjetividad y Reflexión (Günther)
Lingüística: Gramática Universal (Chomsky) - Cómo funciona el lenguaje? (Pinker) - Biogramas (Bickerton) - Significado (Ogden - Richards) -
Semiología (Saussure) - Universales de Greenberg (Jakobson)
Lógica: Binaria (Boole) - Dialéctica (Hegel) - Tri-valuada (Lukasiewicz) - Conjuntos difusos (Zadeh) - Teoría de las Formas (Spencer Brown)
Cibernética: Principios cibernéticos (Ashby)
Neurociencias: Patrones de acción fijos - Oscilador cerebral - Predicción (Llinás) - Mosaicos Hexagonales - Sintaxis Cerebral (Calvin)
Informática: Funciones Semánticas Emergentes (Cariani) - Algoritmos Genéticos Contextuales (Rocha)
Información: Diferencia (Bateson)
Sistemas: Enfoque sistémico (Rosnay)
Fisica: Estructuras disipativas - Bifurcaciones - Procesos Irreversibles (Prigogine)
Psicología: Relación Sujeto, Acción y Objeto - Elementos de Psicobiología - Función simbólica del pensamiento (Piaget) - Carácter social del lenguaje (Vygotski)
Epistemología: Estabilidad Estructural - Morfogénesis - Catástrofe - Teoría general de los modelos - Representación Geométrica (Thom)

Las fuentes son accesibles a través de Internet (textos traducidos al inglés en el caso de los autores alemanes) y de los textos clásicos o más importantes publicados por los autores cabecera (mencionados), de cada fuente.

Bibliografía

Peirce, Ch. S. - Digital Encyclopedia of Ch. S. Peirce (www.digitalpeirce.free.unicamp.br)
- The Peirce Edition Project - Essential Peirce (www.iupui.edu)
- Semiotics (en los links de The Peirce Edition Project) (Martín Ryder)
Morris, Ch. - Signos, lenguaje y conducta - Ed. Losada - Bs. As. - 2003
Eco, U. - Signo - Ed. Labor - Colombia - Segunda edición - 1994 (versión electrónica)
- Kant y el Ornitorrinco - Ed. Lumen - Barcelona - 1997
von Uexküll, J. - An introduction to Umwelt (Traducido por Gösta Brunow de J. von Uexküll (1936). Niegeschaute Welten, 11-17. Berlin: S. Fischer Verlag)
- The new concept of Umwelt: A link between science and the humanities (Traducido por Gösta Brunow de J. von Uexküll (1937). Die neue Umweltlehre: Ein Bindeglied zwischen Natur-und Kulturwissenschaften. Die Erziehung 13 (5), 185 -199
Dawkins, R. - El gen egoísta - Ed. Salvat - Barcelona - 1993 (versión electrónica)
Hoffmeyer, J. - El lenguaje de la Naturaleza - La metáfora semiótica en biología - Semiótica 84: 1 - 42, 1991
- Code-Duality and the Semiotics of Nature (Publicado en On Semiotic Modeling - pp.117 - 166 - Anderson-Merrell (eds.) - New York - 1991)
Sharov, A. - Biosemiotics: Functional-Evolutionary Approach to the Analysis of the Sense of Informatión - Publicado en Biosemiotics. The Semiotic Web - pp. 345 - 373 - Sebeok-Umiker (eds.) - New York - 1992
Kauffman, S. - Investigaciones - Ed. TusQuets - Barcelona - 2003
von Foerster, H. - (1982) Observing Systems. Seaside, Intersystems Publications.
Maturana, H. - Varela, F. - De máquinas y seres vivos - Ed. Lumen - Bs. As. - 2003
- El árbol del conocimiento - Ed. Lumen - Bs. As. - 2003
Pattee, H. H. - Evolving self-reference: matter, symbols, and semantic closure - Communication and Cognition - Artificial Intelligence, 12(1-2), 9 - 28
Lorenz, K. - Biología del comportamiento - Raíces instintivas de la agresión, el miedo y la libertad - Ed. Siglo XXI - Méjico - 1979 (7ma. ed.)
Lakoff, G. - Women, Fire and Dangerous Thing -What Categories Reveal about the Mind - The University of Chicago Press - 1990
Wittgenstein, L. - Tractatus Logico-Philosophicus - Edición electrónica de www.philosophia.cl / Escuela de Filosofía Universidad ARCIS
- Investigaciones Filosóficas - Ed. Altaya - Méjico - 1999 (versión electrónica)
Putnam, H. - Representation and Reality - MIT Press - Cambridge - 1988 (versión electrónica)
Morin, E. - EL MÉTODO: I.- La naturaleza de la naturaleza - Ed. Cátedra - Madrid - 1986 (2da. ed.) - II.- La vida de la vida - Ed. Cátedra - Madrid - 1993 (2da. ed.) - III.- El conocimiento del conocimiento - Ed. Cátedra - Madrid - 1999 (3ra. ed.) - IV.- Las ideas - Ed. Cátedra - Madrid - 2001 (3ra. ed.) - V.- La humanidad de la humanidad - Ed. Cátedra - Madrid - 2003
Cassirer, E. - Las ciencias de la cultura - Ed. Fondo de Cultura Económica - Méjico - 1965 (3ra. ed.)
- Antropología Filosófica - Introducción a una Filosofía de la Cultura - Ed. Fondo de Cultura Económica - Méjico - 1968 (5ta. ed.) (versión electrónica)
- Filosofía de las formas simbólicas - Vol. 1 - El lenguaje - Ed. Fondo de Cultura Económica - Méjico - 1998 - 1ª reimpresión 2003
Toboso Martín, M. - Tiempo y Sujeto - Nuevas perspectivas en torno a la experiencia del tiempo - Tesis Doctoral - Universidad de Salamanca, Departamento de Filosofía, Lógica y Filosofía de la Ciencia - 2003
Merleau Ponty, M. - Fenomenología de la percepción - Ed. Fondo de Cultura Económica - Méjico - 1957
Monod, J. - El azar y la necesidad - Ensayo sobre la Filosofía Natural de la Biología moderna - Ed. TusQuets - Barcelona - 1988 (4ta. ed.)
Wagensberg, J. - Ideas sobre la complejidad del mundo - Ed. TusQuests - Barcelona - 1989 (2da. ed.)
Heidegger, M. - El ser y el tiempo - Ed. RBA Coleccionables S.A. - Barcelona - 2002
Schopenhauer, A. - El mundo como voluntad y representación (Vol. 1 y 2) - Ed. Orbis S.A. - Madrid - 1985
Locke, J.- Ensayo sobre el entendimiento humano - Ed. Orbis S.A. - Madrid - 1985
Luhmann, N. - Sociedad y Sistema: la ambición de una teoría - Ed. Paidós - Barcelona - 1990
- La Sociedad sin hombres: Niklas Luhmann o la teoría como escándalo - (Análisis crítico de la teoría de Luhmann) - Ignacio Izuzquiza - Ed. Anthropos - Barcelona - 1990
- Teoría de la sociedad - Universidad de Guadalajara - Méjico - 1993
Brier, S. - Textos de trabajos publicados en Cybernetics & Human Knowing - A journal of 2nd. order Cybernetics, Autopoiesis and Cyber-Semiotics - de IMPRINT ACADEMIC www.imprint.co.uk
Günther, G. - Textos traducidos al inglés de la mayoría de su obra - en www.thinkartlab.com
Chomsky, N. - Reflexiones sobre el lenguaje - Ed. Planeta-Agostini - Barcelona - 1985
Pinker, S. - El instinto del lenguaje - Ed. Alianza - Méjico - 1997
Bickerton, D. Lingua ex Machina - Ed. Gedisa - Barcelona - 2001
Ogden, C.K. - Richards, I.A. - El significado del significado - Ed. Paidós - Bs. As. - 1964 (2da. ed.)
Saussure, F. - Curso de lingüística general - Ed. Planeta-Agostini - Barcelona - 1984
Jakobson, R. - Ensayos de lingüística general - Ed. Planeta-Agostini - Barcelona - 1985
Boole, G. - The Calculus of Logic - Cambridge and Dublin Mathematical Journal - Vol III (1848) - pp. 183 - 98
Hegel, G.W.F. - Lógica (Vol. 1 y 2) - Ed. Orbis S.A. - Madrid - 1985
Lukasiewicz, J. - Estudios de Lógica y Filosofía - Edición electrónica de www.philosophia.cl / Escuela de Filosofía Universidad ARCIS
Zadeh, L.A. - Fuzzy sets - Information and Control - 8,338 - 353 - 1965
Spencer Brown, G. - Laws of Form - Ed. Geoge Allen & Unwin - Londres - 1969
Ashby, W.R. - Introducción a la Cibernética - Ed. Nueva Visión - Bs.As. - 1972
Llinás, R. - El cerebro y el mito del yo - Ed. Norma - Bogotá - 2003
Calvin, W.H. - The Cerebral Code: Thinking and Thought in the Mosaics of the Mind - MIT Press - 1996
- Conversation with Neil’s Brain : The Neural Nature of Thought and Language - Addison-Wesley - 1994
- Lingua ex Machina: La conciliación de las teorías de Darwin y Chomsky sobre el cerebro humano - Ed. Gedisa - Barcelona - 2001
Cariani, P. - On the design of devices with emergent semantic functions - Tesis Doctoral - Universidad de New York - 1989
Rocha, L.M. - Evidence sets and contextual genetic algorithms: Exploring uncertainty, context, and embodiment in cognitive and biological systems - Tesis Doctoral - Universidad de New York - 1997
Bateson, G. - Espíritu y Naturaleza - Ed. Amorrortu - Bs.As. - 2002 (2da. Ed.)
Rosnay, J. - The Macroscope: A new world scientific system - Ed. Harper & Row - New York - 1979
Prigogine, I. - El Tiempo y el Devenir: Coloquio de Cérisy - Ed. Gedisa - Barcelona - 2000
Piaget, J.- Seis estudios de psicología - Ed. Labor - Colombia - 1995
- La formación del símbolo en el niño - Ed. Fondo de Cultura Económica - Méjico - 1961 - 15ª reimpresión - 2002
Vigotsky, L.S.- Pensamiento y lenguaje - Ed. Paidós - Barcelona - 1995
Thom, R.- Estabilidad Estructural y Morfogénesis - Ed. Gedisa - Barcelona - 2da. Edición - 1997

Plan de Trabajo

La tabla siguiente muestra una distribución en el tiempo, de las distintas etapas propuestas para ser desarrolladas en este proyecto. Se estima una duración total de 36 meses, con una evaluación al final de cada etapa principal (5 en total), que consistirá en la publicación de un trabajo científico referente al tema parcial en cuestión.



Glosario:

Observación: Se eligió por considerarlo el procedimiento más fiable de acceso a la realidad, con la condición de que no sea externa a los sistemas. Observar es generar una diferencia con la ayuda de una distinción, que no deje afuera con ello, nada distinguible. Se incluye todo lo observable, hasta el observador mismo. Se establece un observador que se observa a sí mismo. Aquí se observa al observador en cuanto observador. Es una observación de segundo orden; o sea, una observación de la observación, en la cual la observación garantiza a sí misma, su propia realidad y no adquiere su realidad de aquello que observa, ni tampoco del observador al que observa.

Reflexibidad: Causalidad reflexiva, cíclica; propia de la subjetividad. Se distingue de la causalidad lineal (causa ---- efecto) propia de lo objetivo y lo determinado. Mediante esta causalidad recursiva, la indeterminación del sujeto desde la óptica de la lógica clásica (causa ---- efecto) desaparece, transformándose así, en algo determinado.

Autopoiesis: Proceso que explica la auto-producción.

Acoplamiento Estructural: Relación entre sistema y entorno en cuanto a que la estructura del sistema es generada desde el entorno (epigénesis).

Transiciones de fase de segundo orden: Similar a lo que ocurre en los sistemas complejos (o sea: no lineales).

Metodología: La simulación no es investigación empírica, sino una derivación matemática de un sistema formal en la cual este sistema formal no establece de ninguna manera, cuánto se ajusta al proceso real que se pretende homologar. Esto requiere que se encuentren distintas formas de interacción con el fenómeno que se intenta explicar, las cuales no son derivables unas con otras y serán siempre no identificables con el fenómeno descrito: tanto en virtud de su naturaleza formal, como su incompletitud intrínseca; como así también, por la dependencia contextual de todo modelo formal.
La alternativa apropiada y válida entonces, consiste en simular los procesos en el nivel adecuado de descripción para comprender el fenómeno de interés, siempre y cuando no se separe arbitrariamente el modelo explicativo de su relación dentro de una teoría y un fenómeno particular.



Mendoza, Febrero de 2006                                                                  Dr. Dante Roberto Salatino

¡Nos encontramos mañana!

marzo 29, 2014

Historia de la Lógica Transcursiva (Capítulo 168)

Cuaderno VIII (páginas 1007 a 1012)

(Continuamos con el texto original del Proyecto de Tesis Doctoral)

Objetivos

Podríamos dividirlos en un objetivo principal y en varios objetivos secundarios.

Objetivo Principal:
Obtener una herramienta científica para la observación del lenguaje que lo enfoque desde los aspectos que hacen a su verdadera estructura, usos y significado; esto es: desde un punto de vista psico-bio-socio-cultural; útil para ‘ver’ o ‘estudiar’ las conexiones y continuidades entre los ‘estratos’ de entidades o eventos aparentemente desconectados.

Objetivos Secundarios:
- Proponer una solución evolutiva a la relación entre la esfera de significación y el entorno.
- Sugerir cómo surge la psiquis, cómo se estructura y funciona a través de delinear el aspecto de las representaciones psíquicas, cómo se representa el espacio-tiempo y determina el mecanismo de la simbolización, origen del lenguaje.
- Plantear cómo se adquiere el lenguaje humano y cómo fue la evolución hasta él.
- Esbozar cómo surgen, evolucionan y se ‘heredan’ los patrones socio-culturales.
- Establecer las pautas de diseño y construcción lógica de un autómata capaz de un comportamiento simbólico, vale decir, donde signos-estímulos generen símbolos-respuesta que permitan generar una estructura (psiquis) que registre tal experiencia (aunque vedando la posibilidad de acceder a dicha estructura subyacente) y además faculte un comportamiento socializado (lenguaje).

La importancia de los resultados a obtener está basada en desarrollar alternativas posibles que estén involucradas en la comprensión y producción del lenguaje humano. La posibilidad de dar un fundamento lógico a aspectos epistemológicos que puedan aproximar a una distinta y renovada Teoría del Conocimiento. En plantear recorridos alternos en la Teoría de la Información y aún en la Teoría de los Sistemas.
En renovar el enfoque que hoy se tiene de la Inteligencia Artificial vale decir, que no sólo sirva para simular burdamente mínimos aspectos de la realidad de los seres inteligentes sino, desarrollar una aptitud adaptativa y evolutiva para resolver problemas. Esto último sólo se ve como posible, dotando a un autómata, con la habilidad de hacer distinciones que tengan un valor evolutivo y que puedan ser comunicadas por medio de un lenguaje (signo de verdadera inteligencia).

Hipótesis de trabajo

Lenguaje es todo lo que tenga una sintaxis. Como tal, la realidad es un fenómeno lingüístico (el término lingüístico tomado en sentido lato, no en lo referente al lenguaje verbal). La SEMIOTICA DE LOS SISTEMAS REALES estudia los signos que estructuran esta realidad: verdaderos Patrones Autónomos Universales.

La realidad es un continuum y lo que da esta continuidad es la SINTAXIS por tanto, la realidad es un fenómeno lingüístico caracterizado por una cadena sintáctica cuyo último eslabón (de un proceso recursivo/reflexivo) y empalme con el primero, es el Lenguaje Simbólico Humano. Visto así, el lenguaje como tal, surge en los distintos niveles de la vida, como una necesidad de estar en sintonía con la realidad. No podría no haber lenguaje, esto sería incompatible con la vida individual y colectiva.

De lo anterior se infiere que la vida es también un fenómeno lingüístico como lo es la realidad en la que ésta se da.

No existe realidad más allá del lenguaje. No hay realidad extralingüística.

El lenguaje no describe la realidad, es la realidad.

La realidad es una sintaxis universal. (sintaxis que habla sobre una estructura y interrelaciones entre elementos constitutivos)

El lenguaje es un fenómeno activo psico-bio-socio-cultural de índole intencional, autopoiético, autoorganizado y evolutivo.

- Es un fenómeno activo porque genera realidad (es genésico). Esto lo hace real. El lenguaje es acción.
- Está estrechamente ligado a lo Protopsíquico/Psíquico ya que su origen, como sistema, se soporta en los constituyentes del sistema Protopsíquico/Psíquico: Sentimientos, Ideas o Pensamientos; según el caso. Aquí lo psíquico no debe tomarse en el sentido rígido que le asignan los Psicólogos de lo humano; o sea: que es todo aquello que sólo puede explicarse psicológicamente, vale decir: mediante procesos psíquicos. Siguiendo a K. Lorenz (1968) diremos que los procesos Protopsíquicos/Psíquicos nacen bajo la presión selectiva y tienen un valor de conservación de la vida y de la especie. Si hubiera una explicación, esta estaría de acuerdo con un sistema de impulsos o instintos que no presupone lo psíquico, sino que en su evolución posterior requiere una actividad suplementaria integradora; y agregamos: que a la postre, deviene en sustento de la vida y en los animales; está soportada en verdaderos ‘ensambles’ de células nerviosas.
- Es un fenómeno ligado a la vida pero, no porque se necesite una determinada anatomía que lo haga posible, sino por el hecho de que el lenguaje es sinónimo de vida. Todo ser viviente detenta un lenguaje. Es un fenómeno universal en el mundo viviente y cumple con las exigencias lingüísticas para que así sea, tiene una sintaxis a cualquier nivel de complejidad que se lo considere. Dicha sintaxis, según la complejidad biológica, está soportada por SEÑALES (en unicelulares y multicelulares sin Sistema Nervioso Central), por SIGNOS (en multicelulares con Sistema Nervioso Central - animales no humanos) y SIMBOLOS (en el hombre - animal simbólico (Cassirer, 1964)). Es un fenómeno ligado a la vida por tres de sus rasgos distintivos: su autoorganización, su capacidad de autoproducción y su capacidad para evolucionar.
- Es un fenómeno social porque es el medio utilizado por los seres vivos para comunicarse con los demás seres con quienes comparten la realidad.
- Es un fenómeno cultural (el simbólico), porque es convencional y arbitrario y se ajusta a las pautas de una determinada cultura.
- Es intencional porque es utilizado por el ser vivo, en beneficio propio; para preservar la vida.
- Es autopoiético porque se constituye como un todo sistémico en el que las partes, los componentes del sistema, no tienen sentido si se aíslan de una red global de procesos constructivos íntimamente relacionados entre sí, que continuamente producen y transforman dichos componentes. Esta red global de relaciones establece una dinámica de auto-mantenimiento en la cual acción y constitución significan lo mismo para el sistema: es decir, su ser es su hacer, su actividad es la continua reconstrucción de todo aquello que lo constituye como unidad operacional. La autopoiesis lleva consigo, pues, que componentes y procesos queden imbricados en una lógica de producción cíclica, recursiva. Una organización autopoiética se define, por lo tanto, como una red de producción de componentes que i) participa recursivamente en la misma red de producción de componentes y ii) realiza la red de producciones como una unidad en el espacio en el que los componentes existen. Un sistema autopoiético puede sufrir transformaciones a partir de dos tipos de fuentes: el ambiente, visto como una fuente de eventos independientes, en el sentido de que no están determinados por la organización del sistema, y el propio sistema, como fuente de estados que pueden aparecer como una compensación a una perturbación, pero que pueden en sí mismos considerarse perturbaciones que generan cambios compensatorios. En la fenomenología del sistema autopoiético estas dos fuentes de perturbación son indistinguibles, están unidas para formar una única ontogenia. Las continuas interacciones de un sistema plástico con perturbaciones recurrentes producirá una selección continua de la estructura del sistema. Esta estructura determinará, por un lado, el estado del sistema y su dominio de perturbaciones permitidas, y por otro, permitirá al sistema funcionar en un entorno sin desintegración. Este proceso se denomina acoplamiento estructural. Si consideramos también el entorno del sistema como un sistema plástico, entonces el sistema y el entorno tendrán una historia acoplada de transformaciones estructurales (Varela, 1979).
- Es autoorganizado porque cumple con los preceptos básicos de toda autoorganización, a saber:
i) Descentralización: las interacciones entre los componentes del sistema no están determinadas por una unidad de control que especifique el comportamiento del mismo.
ii) Retroalimentación: normalmente la interacción entre los componentes es recursiva. Al formar parte de una red de interacciones acopladas, los resultados de un comportamiento anterior de un componente se reinsertan de nuevo en el mismo, realimentándolo. La realimentación puede ser positiva, en la que el resultado del comportamiento original se refuerza, o negativa, en la que se reduce. Este tipo de relación entre las unidades del sistema hace que algunas fluctuaciones de su dinámica se amplifiquen mientras que otras tiendan a desaparecer.
iii) Transiciones de fase y ruptura de simetría. Tiene transiciones de fase de segundo orden, propias de los sistemas complejos, el sistema presenta bifurcaciones, es decir, dos conjuntos de soluciones igualmente estables. Cualquier mínima perturbación lleva a la evolución dinámica del mismo hacia una de ellas, produciendo una ruptura de simetría. De este modo el sistema puede combinar la estabilidad y el cambio en estadios sucesivos; aunque siendo rigurosos con el concepto, adopta en su evolución distintos estadios de desequilibrio dinámico estable (Estados Estacionarios) de complejidad creciente. Esto permite su evolución.
iv) Emergencia: la interacción entre los componentes del sistema produce propiedades dinámicas emergentes, no deducibles en principio de las propiedades de los componentes. Estas nuevas propiedades, que habitualmente toman la forma de estructuras funcionales, son las que permiten que el sistema se auto-mantenga.
- Es evolutivo tal como lo es el ser vivo. Este último crece en complejidad hasta llegar al hombre; el lenguaje igual, inclusive haciendo la misma incorporación del nivel evolutivo inferior, en el inmediato superior. Se puede decir que lo filogénico recapitula lo ontogénico.

Algunas consecuencias de la hipótesis planteada serían que:
- Existe una relación semiótica entre signo y objeto de la realidad (emergente).
- Existe una relación semiótica entre la estructura de un emergente y la estructura psíquica.
- Existe una relación semiótica dinámica (temporal) entre la relación emergente y la idea.
- Existe una relación semiótica funcional (simbólica implícita no arbitraria) entre idea y pensamiento.
- Existe una relación semiótica simbólica explícita arbitraria entre pensamiento y lenguaje simbólico.
- Existe ergo, una relación semiótica entre lenguaje simbólico, pensamiento y realidad.
- La organización de nuestro sistema simbólico emerge de la realidad, de la cual formamos parte.
Parafraseando a Vygotski (1934): ‘el pensamiento es sintaxis interiorizada y el lenguaje simbólico, el pensamiento comunicado’.

[continuará ...]

¡Nos encontramos mañana!

marzo 28, 2014

Historia de la Lógica Transcursiva (Capítulo 167)

Cuaderno VIII (páginas 1001 a 1006)

(Hoy damos a conocer el texto original del Proyecto de Tesis Doctoral presentado en Febrero del 2006, para su aprobación)

Tema: SEMIOTICA DE LOS SISTEMAS REALES

Análisis semiótico de la emergencia psico-bio-socio-cultural como método de observación del lenguaje.

Antecedentes

Sobre el lenguaje se ha dicho casi todo, que es un fenómeno, un proceso, un sistema, un medio, un dominio y se lo ha enfocado, entre otras, para su estudio desde la Semántica, la Pragmática, la Sociología (como sistema comunicativo), la Semiótica, la Psicología, la Antropología, la Filosofía y aún la Biología.

No obstante la larga historia que acumula su estudio es en los últimos 50 años en donde se define una tendencia de investigación que cambia radicalmente el enfoque de cómo se debe estudiar el lenguaje y bajo qué aspectos.

El hito que produce el quiebre es el surgimiento de las Ciencias Cognitivas que se inician en la Psicología y luego se extienden a la Lingüística. Pero, antes que esto sucediera, irrumpen en el espectro lingüístico, las innovadoras ideas de Noam Chomsky, quien produce una impronta indeleble mediante su teoría de la sintaxis y su gramática generativa. Chomsky relega el significado a algo interpretativo y periférico al estudio del lenguaje. El objeto central de interés es la sintaxis.

Las estructuras del lenguaje desde este punto de vista, no estaban guiadas por el significado. Por tanto, no necesitaba investigar la semántica asociada con las estructuras morfo-sintácticas; el foco fueron los principios estructurales internos del lenguaje, como constructos explicatorios. Completan este marco conceptual un fuerte apego al cartesianismo y al innatismo.

Lo que actualmente conocemos como Ciencias Cognitivas es un conjunto de disciplinas que intentan explicar el fenómeno del pensamiento. Se podría separar lo que han sido las Ciencias Cognitivas clásicas basadas, fundamentalmente, en la concepción de la mente como una computadora que procesa información, también denominadas Cognitivismo y el enfoque que surge en la década de 1970, que se basa fundamentalmente en la Lingüística y de ahí que se hable de Semántica Cognitiva o, de forma más general, de Lingüística Cognitiva.

Esta Lingüística Cognitiva apunta todo su interés hacia la relación: Lenguaje-Mente y no sigue la tendencia prevalente de explicar los patrones lingüísticos apelando a las propiedades estructurales internas y específicas del lenguaje. En vez de segregar la sintaxis del resto del lenguaje, en «componentes sintácticos» gobernados por un conjunto de principios y elementos específicos de esos componentes, examina la relación de la estructura del lenguaje con las cosas externas al lenguaje; principios cognitivos y mecanismos no específicos del lenguaje que incluyen: la categorización humana, principios pragmáticos e interaccionales y principios funcionales.

Una de las presunciones compartidas por los investigadores que militan en esta línea, es que el significado es central en el lenguaje y debe ser el foco primario de estudio. Las estructuras lingüísticas tienen la función de expresar significados y por tanto las relaciones entre el significado y la forma son el tema principal del análisis lingüístico.

Las formas lingüísticas desde este punto de vista están estrechamente ligadas a las estructuras semánticas que ellas expresan. Por tanto pueden y deben ser investigadas las estructuras semánticas de todas las unidades lingüísticas significativas.

Esta forma de ver las cosas, está en franca oposición con las ideas desarrolladas en la Lingüística de Chomsky.

Se desarrollan también, siempre bajo las premisas cognitivas, distintas líneas de investigación que se orientan al aspecto funcional que ve el lenguaje como sistema comunicativo, proponiendo que es mejor estudiado si se lo considera, además del contexto cognitivo, en el experiencial y en el social. Igual desarrollo tienen otras líneas que orientan hacia las Neurociencias: Lingüística Neurocognitiva, o a la Psicología: Psicolingüística.

En fin, dado que la Lingüística Cognitiva ve al lenguaje como embebido en la totalidad de las capacidades cognitivas del hombre, los tópicos de especial interés para esta disciplina incluyen: las características estructurales de la categorización natural del lenguaje (tales como prototipicidad, polisemia sistemática, espacios mentales, modelos cognitivos, imaginería mental y metáfora); los principios funcionales de la organización lingüística (tales como iconicidad y naturalidad); la interface conceptual entre sintaxis y semántica (como lo explorado por la gramática cognitiva y la construcción gramática); el fondo experiencial y pragmático del lenguaje en uso; y la relación entre lenguaje y pensamiento, incluyendo cuestiones sobre relativismo y conceptos universales.

Para muchos lingüistas cognitivos, el principal interés de la disciplina descansa en una mejor aproximación a presunciones teóricas para las teorías sintáctica y semántica, que la que provee la Lingüística Generativa. Para otros, sin embargo, un aspecto importante es la oportunidad de ligar el estudio del lenguaje y de la mente para un mejor estudio del cerebro.

Creo que un enfoque como el de la Lingüística Cognitiva aporta una valoración del lenguaje simbólico y destrona la tiranía del lenguaje literal que concibe el lenguaje como un conjunto de signos con los cuales, se puede establecer una correspondencia con el mundo exterior. Por otro lado, revitaliza el núcleo conceptual Piageteano en donde, los esquemas sensorio-motrices recurrentes, son la fuente de las estructuras cognitivas básicas como lo muestra fundamentalmente los trabajos de Lakoff y Johnson. Así, según proponen estos autores, las estructuras conceptuales significativas surgen de: 1) la naturaleza estructurada de la experiencia corporal; y 2) de nuestra capacidad de proyectar algunos aspectos estructurados corporalmente a estructuras conceptuales. La clave de este enfoque es la ACCIÓN, como una acción corporizada.

En resumen, hoy día, a pesar del abordaje polifacético (que no es transdisciplinario) del lenguaje, todos estos enfoques tienen algunas cosas en común, pero no en el sentido de corpus sino, en lo que no contemplan o en lo que en el fondo, siguen siendo restricciones impuestas por las Ciencias Cognitivas clásicas, a saber:
1).- El lenguaje es un objeto interno, un módulo de la mente / cerebro.
2).- El lenguaje es un sistema de conocimiento estático, o sea, una gramática interna.
3).- El lenguaje, en tanto que sistema de conocimiento, es utilizado por algún tipo de procesamiento, es decir, el lenguaje o la gramática se ponen en uso y está respaldado por un lexicón.
4).- El lenguaje se desarrolla en nuestras mentes de un modo no muy diferente a como otras partes de nuestro cuerpo crecen durante el proceso de desarrollo.
5).- Marcada adherencia a la lógica clásica (bivalente) y a los planteos de los sistemas formales.
6).- Uso de la Inteligencia Artificial como herramienta para simular el funcionamiento del lenguaje y aún como «modelo» de funcionamiento.
7).- Exclusión taxativa y expresa del sujeto, del observador y por ende, de la subjetividad; adecuando sus propuestas al marco ontológico de la Ciencia Clásica, a pesar de la categorización basada en la experiencia de alguna de ellas.
8).- Exclusión de la reflexividad.

Fundamentación de su necesidad

Convencido de que para llegar a un lugar que no se conoce hay que tomar el camino que no se conoce, es que al aproximarme a la miríada de «caminos conocidos» para abordar el lenguaje los cuales, a veces, son francamente contrapuestos; veo con claridad algo que a primera vista puede parecer trivial: los métodos utilizados para su abordaje, están francamente separados de su objeto de estudio.

Advierto una cierta mutilación en los conceptos de que se valen para explicar las variadas características de nuestro lenguaje y por ende, las acciones que se toman, padecen de ese mismo grado de mutilación.

Hay un desgajamiento entre lo antropo-social y lo llamado natural del lenguaje y me es claro que sería oportuno intentar una reorganización de la estructura misma de lo que entendemos por lenguaje.

En la actualidad la amplitud enciclopédica y la radicalidad de estos abordajes «parciales», hacen difícil e intimidante el desafío pero, a la vez, dado el nivel de convencimiento de que es posible especular sobre el tema, es que decidí, no cuestionar lo ya habido que es mucho e importante sino, aportar un punto de vista que provoque la reflexión sobre el tema y ayude a transitar con cierta confianza, aún por un camino desconocido que aunque tal, no carece del suficiente rigor científico como para ser tenido en cuenta.

Por el hecho de que el estudio del lenguaje se ha intentado desde todas sus aristas y dada la tajante separación que existe entre ciencias humanísticas y naturales, ninguna ciencia natural ha querido reconocer la condición social que el lenguaje tiene, ni su origen cultural; negándose así la realidad social que estas ciencias poseen como también la realidad física que las ciencias humanísticas tienen. Peor aún, ninguna ciencia ha querido reconocer lo más objetivo que el lenguaje posee: el ser vivo que lo utiliza.

La tendencia actual en investigación nos marca como imposible el abordar al hombre (mucho menos la vida) y su mundo. Es tal la diversidad de conocimientos y tal su abundancia que es imperativo especializarse para por lo menos, lograr un dominio decente de una parcela del saber general. Entonces, los investigadores se integran en equipos especializados en donde, lo que prima es lo «especializado» y no el equipo. No hay visión global posible; el saber no es producido para ser articulado y pensado sino, antes bien, para ser atesorado y utilizado anónimamente. Las cuestiones generales son rechazadas por vagas, imprecisas, abstractas y no operativas.

No es posible articular ciencias del hombre y ciencias de la naturaleza y mucho menos su conocimiento con su vida. El hombre y su mundo (en donde por supuesto el lenguaje es parte esencial) está despedazado entre las ciencias, repartido entre las disciplinas, atomizado entre informaciones diversas.

Así se puede ver que, lo que prevalece en general es la disyunción, la simplificación, la reducción.

Hay, según lo veo, una necesidad imperiosa de volver a unir lo disjunto y complejizar lo reducido; sólo de esta manera podremos pretender observar el lenguaje que como fenómeno psico-bio-socio-cultural exige, no la visión totalizadora que oculte las dificultades de su conocimiento, ni la teoría unitaria que lo sujete a una mágica fórmula lógica, sino un principio organizador e integrador que asocie la descripción del objeto y la descripción de la descripción pero, sin relegar a quien describe.

No se pretende eliminar las distinciones y oposiciones sino, invertir la supremacía de la simplificación que siempre es disyuntiva y reductora.

Es una propuesta de inclusión guiada por un pensamiento complejo y no por los modos del pensamiento simplificante y lineal que IDEALIZA (pretendiendo que sólo es real lo inteligible), que RACIONALIZA (encerrando la realidad en el orden y la coherencia) y que NORMALIZA (eliminando lo extraño, lo irreductible, lo misterioso).

Es claro entonces que aquí método, se opone francamente a un enfoque «metodológico» tradicional en donde, el modo de investigar queda atrapado en una red de recetas técnicas. En el método que se propone no se respeta el orden (en desmedro del desorden), la claridad (ocultando lo oscuro), la distinción (disimulando las interacciones) ni la disyunción (excluyendo al sujeto, la antinomia y la complejidad).

Como dice Edgar Morin (1986): ‘Método es lo que enseña a aprender’

La etimología de la palabra método nos dice que significa caminar y Antonio Machado dijo: ‘Caminante no hay camino, se hace camino al andar’. Es esta una oportunidad de caminar en la búsqueda de un pensamiento y una acción que pueda reparar lo que está mutilado, relacionar lo que está disjunto, pensar lo que está oculto.

Esta propuesta no constituye un caso aislado sino que forma parte de un amplio movimiento emergente que está teniendo lugar en los más diversos campos de la ciencia y de la cultura.

A esta propuesta integradora la llamamos: ‘SEMIOTICA DE LOS SISTEMAS REALES’ y representa un esfuerzo interpretativo que reivindica el colocarse fuera de los parámetros que tradicionalmente han servido para caracterizar el lenguaje y que se ven como estrechos y restrictivos. Se cuenta con las bases suficientes como para articular esta nueva concepción y ellas están en la TRANSDISCIPLINA.

Es una caja de herramientas necesarias para estudiar las formas del lenguaje; o sea, la génesis dinámica y estática de estas formas.

El fundamento lógico del método aquí propuesto es razonar ‘hacia’ una hipótesis y no ‘desde` una hipótesis. Es un razonamiento desde los hechos hacia la hipótesis que señala su causa o los explica. Se pasa de la observación de ciertos casos a la suposición de un principio general que dé cuenta de ellos. Se pasa del efecto a la causa, esto es, se explica. De hecho, es el único razonamiento que se ve como posible, para la introducción de nuevas ideas. La base son las semejanzas, similaridades o analogías aunque, tomando también en cuenta, las diferencias. Se infiere de hechos de una clase, hechos de otra, basándose justamente en las características de esos hechos; sus semejanzas. La analogía es considerada no sólo como proporcionalidad sino, como margen de diferencias. Esta analogía así vista, implica cierta vaguedad que se tiende a reducir al máximo, en un intento de universalización. Es un proceso de abstracción mediado por el establecimiento de paradigmas o prototipos: la causa ejemplar. La vaguedad debe ser aceptada como algo real y admitir que lo desordenado, es el estado primario de esta realidad. La indeterminación real tiene dos formas: la vaguedad y la generalidad. La generalidad no es reductible, la vaguedad si. Vaguedad es lo mismo que indefinido pero, no debe confundirse con ambiguo, que es lo equívoco. La vaguedad es un aspecto pragmático del lenguaje, dependiente del contexto comunicativo que exige interpretación.

La universalización que aquí se pretende, es de carácter hipotético y revisable. Es un modo o proceso en que, frente a los datos particulares, se plantea una hipótesis explicativa o universal; se trata de encontrar conexiones entre las cosas, por sus semejanzas y sus diferencias, que puedan llevar a una ley general. Una captación de lo universal en lo particular, aunque de una manera provisional y corregible. Se trata del conocimiento que pasa de los efectos a la causa. Son en definitiva, aproximaciones evolutivas y epistemológicas que según se propone, el hombre realiza de manera instintiva y son además, un mirar lo abstracto de forma concreta, haciendo una especie de hipóstasis de las relaciones que rigen las cosas.

Se ve la necesidad de volver a confiar en la universalización e ir dejando a la vera del camino, los particularismos y relativismos. Se debe poder salir de lo meramente particular y concreto. Este es un método para universalizar sin traicionar lo particular, para llegar a lo común sin borrar completamente sus diferencias. Nos llevará a superar tanto el relativismo caótico como el universalismo ingenuo, admitiendo la vaguedad, y tratando de reducirla lo más posible después de haberla reconocido como real.

En definitiva, el método propuesto para la observación del lenguaje, se estructura en la forma en que según yo veo, funciona la realidad y el intelecto humano dentro de ella; o sea, la estructuración psíquica, la elaboración de ideas y pensamientos y finalmente, la producción del lenguaje responden a una intuición de tipo instintivo de las leyes, esencias o universales de las cosas de la naturaleza, de la sociedad y de la cultura; es una integración compleja (opuesta, complementaria y concurrente) desde lo sensorial hasta lo intelectual, desde lo particular hasta lo universal, desde lo múltiple hasta lo unitario, pero que se da de una manera no consciente sino, como un acto directo que conduce de la multiplicidad de la percepción a la unidad de lo conceptual en donde lo lingüístico, la sintaxis, es su columna vertebral.

De las múltiples influencias de las que esta propuesta se nutre, que son muchas, las más importantes son las de PEIRCE y GÜNTHER. Ellos son el eje central desde el cual se orienta la mirada a través de la Semiótica y la Lógica Transclásica.

Esta particular forma de observación propuesta, representa a su vez, un particular observador del mundo y del fenómeno humano.

[continuará ... ]

¡Nos vemos mañana!

marzo 27, 2014

Historia de la Lógica Transcursiva (Capítulo 166)

Cuaderno VIII (páginas 995 a 1000)

(Continuamos con los aportes al documento de presentación del Proyecto de Tesis Doctoral)

Desarrollo del pensamiento - Teoría de Piaget:

Piaget pretendió construir una psico-biología, es decir, un modelo biológico que le permitiera establecer relaciones entre la maduración del cerebro y la adquisición del conocimiento en los niños. {mi propuesta en la Tesis tiene que ser la elaboración de un modelo pisco-bio-socio-cultural del lenguaje} Sus investigaciones parten del carácter adaptativo de la inteligencia humana; gracias a ella, nuestra especie consigue una mejor adaptación que la del resto de los animales.

Lo que nos diferencia, mayormente de ellos, es nuestro poder para 'interioridad la realidad', no como una mera copia, sino como 'representación simbólica'. El pensamiento humano es el único con plena capacidad de abstracción, {los seres vivos, incluidos los animales y exceptuando al hombre, no tienen  pensamientos, ya que su 'modo de representación' es mediante 'señales' (seres simples), y 'signos' (animales multicelulares con SNC), pero no 'símbolos'. Simbolizar es pensar.}

Los conceptos básicos de la Psicología piagetiana son los de: esquema y estructura. {en nuestro caso son los aspectos: estructural, dinámico y funcional}

Por 'esquema' se entiende una 'interiorización mental', que permite adoptar pautas de conductas de manera que ante situaciones semejantes o análogas, podemos  generalizarlos {determinando su núcleo común} o, lo que es lo mismo, repetidos de manera aproximadamente idéntica. [esto, en la Teoría final se llamarán PAF o patrones de acción fija; algo de lo que se ha demostrado su existencia] Los esquemas son adquiridos mediante aprendizajes. Los primeros aparecen en la más remota infancia, como consecuencia de las primeras relaciones del niño con el mundo exterior. {son mis IDEAS, o el 'ser' de las cosas} {para mí esto es la estructura, para Piaget es otra cosa} [como dijimos anteriormente, los 'esquemas' piagetianos son mis PAFs y representan la memoria operativa y los aspectos volitivos de la actividad subjetiva]

El pensamiento sigue una evolución similar {yo diría idéntica} en todos los seres humanos, según Piaget, por lo que cada uno pasamos por una sucesión de fases comunes.

Desarrollo cognitivo:
- Organización jerárquica: tiene distintos periodos o niveles, los cuales caracterizan su relación con los demás niveles superiores e inferiores. [la Teoría final demostrará que esta organización no es jerárquica sino heterárquica, como sospechaba McCulloch en 1943, y ya había adelantado Freud en 1895]
- Fases: caracterizadas por su estructura (conductas) [PAFs]
- Dinamismo: es evolutivo: fases inferiores → fases superiores.
- Integrador: el nuevo nivel de desarrollo implica la superación previa del periodo anterior. En cada fase van madurando las condiciones necesarias para que aparezcan, posteriormente, las capacidades cognitivas superiores de la fase posterior. Esta última es el resultado del conjunto de fases anteriores. Para Piaget los estadios se integran unos en otros (los inferiores en los superiores), con lo cual, no se eliminan los conocimientos previos, sino que se insertan en las nuevas estructuras de conducta. {la filogenia recapitula la ontogenia, y estos vestigios quedan y son evidenciables en mi teoría del origen del lenguaje}
- El análisis del desarrollo cognitivo orienta en dos direcciones: horizontal, para delimitar las estructuras propias de cada fase; y otra vertical, para describir los mecanismos que activan el tránsito de una fase a otra. {en realidad eso tiene sentido porque la estructuración del pensamiento, y por ende del conocimiento, es jerárquico y heterárquico al mismo tiempo}

Fases del desarrollo cognitivo (según Piaget)
A. Sensorio-motor {aquí se adquieren los PAF de Llinás}
B. Pre-operatorio {comienzo del lenguaje}
C. Operatorio: 1) operaciones concretas, y 2) operaciones formales



Lenguaje - Teoría sobre el origen

Pinker: el lenguaje es un instinto. Esto por:
- Universalidad (la misma gramática compleja)
- Mismo desarrollo en todas las culturas
- Especificidad neurológica propia. [¿?]
- Carácter evolutivo (adaptación como la selección natural) [¿?]

Chomsky: Innatismo: el lenguaje se adquiere y no es aprendido. El ambiente estipula la adquisición. Hay un solo lenguaje humano, y por tanto, una sola 'gramática universal'

Piaget: Funcionalismo: hay una función verbal como parte de una función simbólica general. Hay una subordinación del lenguaje al pensamiento. El manejo de los símbolos precede a la actividad lingüística.

Sapir-Whorf: Relatividad lingüística: la realidad se construye de modo inconsciente sobre los hábitos lingüísticos del grupo que habla una misma lengua.

Vygotski: Pensamiento verbal: Todo lenguaje es social por su esencia. Existe una unidad en el pensamiento verbal que se encuentra en el significado interno de las palabras, en su sentido o intención. Esta unidad significa que el pensamiento verbal es la unión del pensamiento y el lenguaje, siendo su primera función básica, la comunicación. El lenguaje no está supeditado al pensamiento; entre ambos existe una relación estrecha y podemos afirmar: el pensamiento es el lenguaje interioridad, y el lenguaje el pensamiento comunicado.

{"Extraemos la organización de nuestro sistema simbólico de la realidad en donde estamos inmersos"}

Aparición del pensamiento simbólico, lenguaje:

El pensamiento simbólico y la adquisición del lenguaje articulado son los rasgos distintivos del género humano. Aunque en realidad, lo que diferencia al hombre del resto de los animales es el pensamiento y la posibilidad de generalizar, o sea, el símbolo y la idea general.
El aspecto continuo del pensamiento (que es el aspecto simbólico no trivial que maneja la psiquis) es quien maneja el aspecto semántico; la significación entonces, es la clave final de la diferencia.

Según Cassirer, la conducta animal se da en signos y señales, y agregaríamos, en símbolos. La señal es propia de los protozoarios, los signos, de los animales no humanos, y el símbolo, exclusivo del hombre.
Señal: es monádica y representa o promueve reacciones (taxismos/tropismos)
Signo: es diádico y representa o promueve la relación entre objetos.
Símbolo: es triádico y representa o promueve la relación entre un sujeto (S) y un objeto (O), a través de la acción.

Aunque el verdadero símbolo es una unidad, una entidad continua que radica en el pensamiento (sede del sentido), ostenta una mitad discreta que es la base del lenguaje cotidiano, y representa el aspecto real y da sustento a la sintaxis y la pragmática. Hablando con propiedad, el símbolo como unidad es tetrádica, integrada por dos triadas: una continua (pensamiento), y una discreta (lenguaje).

Los animales no humanos no simbolizan porque no generalizan, luego no piensan. [mucho después se descubrirá que esto no es tan así]

Los homínidos no pueden manejar el lenguaje humano, y ello es porque, por un lado, hay grandes diferencia en la anatomía del aparato fonador [otro concepto que perderá, con el tiempo, relevancia], por tanto nunca podrían articular nuestro lenguaje, pero por otro lado, y más importante aún, son las radicales diferencias que exciten en el cerebro, o para ser más precisos, en la psiquis.

Características del lenguaje humano:
1) Universalidad semántica: informa sobre todos los aspectos de la realidad.
2) Productividad semántica: con una mínima cantidad de elementos puede dar cuenta de toda la realidad.
3) Doble articulación: esos pocos elementos (significantes) pueden combinarse para formar frases que también tienen sentido. Doble articulación que fundamenta la productividad semántica.
4) Lenguaje desplazado: el referente al que se hace alusión, no necesita estar presenta ante el emisor o el receptor.
5) Hay vinculación en pensamiento y lenguaje.

Al hablar, lo que hacemos es codificar un mensaje y ponemos en práctica dos operaciones mentales: lengua habla/lengua; competencia/actuación; plano del código/plano del mensaje (según distintas terminologías).

Codificar es comparar, Jacobson denomina a esta capacidad de comparar: 'capacidad metafórica', y que es uno de los ingredientes esenciales del pensamiento simbólico. [luego apreciaremos lo importante de esta denominación]

El lenguaje es un sistema de signos, no de símbolos, pero implica la función simbólica, ya que, hablar es poner en funcionamiento el mecanismo simbólico.

Cuando decimos que el lenguaje supone el pensamiento simbólico, está presenta la metáfora; cuando decimos que el lenguaje es algo lógico esté presente la metonimia.

A la metáfora (relación del habla y el plano del código) Saussure le llamaba: 'relaciones paradigmáticas. Seleccionadas las unidades del mensaje, las combinamos, las relacionamos; establecemos unidades metonímicas: citamos la parte por el todo, el efecto por la causa, la cualidad por lo cualificado. A estas relaciones Saussure las llamó: sintagmáticas.

Relaciones entre el pensamiento y el lenguaje:

Lenguaje anterior al pensamiento (defensores): Sapir, Berstein y Chomsky.
Pensamiento anterior al lenguaje (defensores): Aristóteles, Locke, Wittgenstein, Piaget y Salatino.

[continuará ... ]

¡Nos vemos mañana!

marzo 26, 2014

Historia de la Lógica Transcursiva (Capítulo 165)

Cuaderno VIII (páginas 989 a 994)

(Hoy analisaremos los apuntes del trabajo: "Synechism: The Keystone of Peirce's Metaphysics" - 'Sinequismo: la piedra angular de la Metafísica de Peirce', de Joseph L. Esposito)

Sinequismo es el nombre griego para 'continuo' {sinequia (med.): unión de partes próximas.}
Peirce dio una serie de ideas relacionadas:

1. La doctrina de que todo lo que existe es continuo. (CP 1.172)
2. El rechazo del atomismo y la existencia de elementos últimos. (CP 7.572)
3. La continuidad del ser es una condición para la comunicación. (CP 7.565)
4. Lo que existe en alguna forma, también no existe en esa forma.
5. Todos los fenómenos son del mismo carácter, consistiendo de una mixtura de libertad y restricciones que tiende, de una manera teleología, a incrementar la razonabilidad en el universo. (CP 7.570)
6. La consciencia tiene una dimensión corporal y social; la última, originada fuera del Yo individual. (CP 7.570)
7. La doctrina que los elementos de la terceridad no pueden escapar completamente. {¿?}
8. Síntesis teórica de Pragmatismo y Tiquismo (la doctrina que afirma que los eventos de cambio ocurren).
9. El punto de vista Falibilista, que nuestros hechos científicos están continuamente sujetos a revisión.
10. Una Filosofía totalmente científica que puede jugar un papel en la unificación de Religión y Ciencia.

Lo dicho arriba indica que el Sinequismo es tanto una teoría metafísica como un principio metodológico.

Desde el punto de vista metafísico, el Sinequismo es una descripción hipotética de un mundo finamente entretejido, pero no en capas del mismo tipo, sino entre capas en una forma escalar.

Desde lo metodológico es una máxima para 'ver' o 'estudiar' las conexiones y continuidades entre los estratos de entidades y eventos aparentemente desconectados.

Representación: es un proceso de creación de una realidad virtual, una 'reflexión' hegeliana; la emergencia de un Tú en un Yo. Toda comunicación, desde una mente a otra, es a través de la continuidad de ser. (CP 7.572)

La idea de continuidad es una extensión de la idea de regularidad. Continuidad, regularidad y significancia, son esencialmente la misma idea, con solo diferencias subsidiarias. La generalidad relacional es un carácter de nuestro universo. La expresión de las ideas a través de signos, requiere la continuidad de la mente. (CP 6.307) {Reflexión y Subjetividad}

{La continuidad del universo está dada por la relación entre Genes, Phrenes y Memes)}

El escenario sinequístico de Peirce postula como hipótesis, un incremento global en la continuidad que ocurre en circunstancias localizadas sin recrear todas las condiciones necesarias para producir aquellos procesos, la primera vez. Aquí, Peirce, usa el concepto de 'hábito' para referirse a estos procesos de 'encapsulamiento' de información {¡nuestra espiral!}. Por tanto, el desarrollo ontogénico es una forma de desarrollo filogénico, porque confine un conjunto 'abreviado' de instrucciones {Genes, Phrenes, Memes} que son capaces de resumir los resultados de sucesos pasados de una gran cantidad de 'pruebas y error' individuales, que ocurren de una manera diádica o cambiante.

El Sinequismo, como una teoría evolutiva, requiere no solo del realismo escolástico, sino de la teoría peirceana de las categorías triádicas, y su relación con la teoría de los signos. Todas juntas configuran una lógica objetiva de un universo como una totalidad evolutiva. {faltó G. Günther}

En la generalidad relacional, la percepción juega un rol crítico, no como una ventana a través de la cual, los datos fluyen, sino como una fuente directa {o continuidad} de conocimiento de dicha generalidad. (CP 5.150 - 157)



(Apuntes sobre: "Psychosemiotics and its Peircean foundation" - 'Psicosemiótica y su fundamentación peirceana')

Los procesos asociados a signos siempre ocurren en un ámbito cultural de algún tipo o de otro, dentro de restricciones impuestas por proceso evolutivos de la naturaleza. Tanto los signos como sus acciones, forman y son formados por los aspectos socio-culturales y naturales en los cuales, ellos ocurren. En virtud de este posicionamiento, los signos siempre incorporan corporización de una u otra forma.

La Psicosemiótica examina los procesos cognitivos desde una perspectiva semiótica.

En los últimos 40 años la aproximación estándar occidental al estudio de la cognición, ha amparado una perspectiva de 'proceso de información' que es consistente con rasgos de mecanismo; un punto de vista filosófico que promueve el descubrimiento de raciones causales universales, entre variables mensurables que afectan el comportamiento humano. La mayoría de esta investigación fue enfocada sobre 'productos cognitivos' de 'dentro de la cabeza' como consciencia racional y fenómeno verbal; excluyendo emoción, consciencia corporal y otras vías de conocimiento.

En contraste, la Psicosemiótica propone un punto de vista alternativo de 'contextualismo'. De esta forma, busca entender la cognición examinando cómo, los humanos, usan los signos para significar dentro de sus muy cambiantes entornos físicos y culturales. Esta manera de investigar enfatiza la naturaleza dinámica de la creación de signos (y por tanto de significado), dentro de una variedad de restricciones biológicas y culturales, y a través de un rango completo de 'modos representacionales'.

Se toma la cognición a nivel individual para incluir sensaciones corporales, así como elementos emocionales que, frecuentemente, funcionan más allá de la consciencia. Sin embargo, también se ve la cognición como funcionando a nivel colectivo. Las interacciones mutuas a través de los 'modos representacionales' entre o individual y lo colectivo, constituye la base de la Psicosemiótica.

Peirce dejó claro que el signo es un fenómeno universal. {¡mi PAU!}

Para la Psicología el objeto (O) externo es la entidad percibida. Esta percepción es seguida por una recuperación de la memoria del conocimiento significativo existente sobre este O, con un proceso mental apropiado [algo que ni la Psicosemiótica, ni ningún otro intento, describió nunca.] sobre o que el O significa, y qué acción tomar. (un evento, aquí, es más lineal y más orientado temporalmente que en la dialéctica peirceana). La Psicosemiótica trata de distinguir claramente, como funciones separadas, la percepción y la cognición, en vez de tratar los constituyentes como entidades indivisibles, de un proceso unificado. Se interesa más por el comportamiento resultante que por las cambiantes y evolutivas representaciones del fenómeno.

Peirce insiste en que el signo no solo existe, sino que crece.

La terceridad es requerida para que ocurra la semiosis. La acción de signo no puede ser reducida a la actividad entre pares de elementos sígnicos. Romper la terceridad es como pretender estudiar las propiedades del H2O, analizando las propiedades individuales del Hidrógeno y del Oxígeno.

La 'abducción' o lógica del descubrimiento es considerada el motor o fuerza conductora de la semiosis.
La figura adjunta muestra (con correcciones) la relación entre la abducción, la deducción y la inducción, y sus correspondientes 'dimensiones' peirceanas.
Teoría semiótica de la cognición: los 4 rasgos de esta teoría, llamadas las 4 incapacidades (CP 5.266) son:
1) Ningún conocimiento es posible sin, primero, disparar el proceso abductivo que atiende a los sentidos y experiencia del mundo externo.
2) No tenemos el poder de conocimiento intuitivo, más bien, cualquier cognición es determinada lógicamente por cogniciones previas.
3) No podemos pensar sin signos.
4) No tenemos concepción de lo absolutamente incognoscible.

Las emociones, para Peirce, son intencionales: dirigidas hacia agüera, que predican cualidades de los objetos. Tenemos una emoción si proyectamos {destinamos} un estado de sentimiento, externamente sobre un campo objetivo. {función del S: fuente de cambio destinado a un O - falta aquí para estar completo: 'en beneficio propio'}

La emoción deriva del sentimiento (primeridad) y es intencional (dirigido a algo o a alguien), que se mueve hacia la secundidad. {nuestro O}

Modos de representación (sign ways) (tomados de: "Las inteligencias múltiples" de Howard Gardner.


La figura anterior muestra una comparativa entre la propuesta de Gardner/Peirce-Uexküll/Salatino, de los 'modos de representación', que en el último investigador es tomado como 'sistemas reales'

El razonamiento humano está íntimamente ligado con los eventos del mundo real y las demandas de contextos específicos. {es más, son quienes lo determinan}

{Tratar de establecer una relación entre los primeros sistemas de numeración del niño, con el esquema nuestro, de los argumentos - ¿el niño sabe contar de 0 a 3?}

Resumen: Peirce: incorporación del sentimiento y emoción (primeridad) en el desarrollo y producción de signos, aunque después funcionen en lo abstracto del hábito o de la terceridad.
- Toda cognición comienza como corporizada. {Lakoff. Yo lo hago extensivo al aspecto psíquico}
- La teoría de los signos ofrece un marco para entender a la Psicosemiosis, como un fenómeno evolutivo que opera en posibilidades y restricciones biológicas particulares.



(Mientras realizo un curso (obligatorio) sobre Metodología de la Investigación, requerido para poderme inscribir en la Carrera de Doctorado en Lingüística, comienzo a preparar el escrito del Proyecto que voy a presentar en el Departamento de Posgrado para iniciar, si es aprobado, con los altos estudios. Hoy veremos los primeros borradores.)

Aportes al documento de presentación y fundamentación:

Relación: el lenguaje procesa recursivamente (reflexivamente) los eventos y esto es lo que permite delimitar las posibilidades de elección dadas, en cada ocasión, de las infinitas posibles.

Hipótesis: El lenguaje tiene, como todo sistema propiamente dicho, dos aspectos que están profundamente ligados, y que son complementarios, a saber: uno discreto que controla lo concreto y lo que está regido por el tiempo externo (lineal e irreversible), como la sintaxis y la pragmática; y un aspecto continuo que lo rige el tiempo interno (cíclico y continuo) y que tiene a cargo el control de los tiempos de verbo, y por ende, de la semántica. El lenguaje, como sistema es diádico. Por un lado, procesa lo concreto de una manera binaria (triplete de pares), y lo continuo de una manera trinaria, animadas ambas formas de un 'sentido de giro' (dextrógira la primera y levógira la última) que son opuestos, complementarios y que oficia en la sincronización dinámica de ambos tiempos.

Relación: que el lenguaje sea recursivo (reflexivo) permite una estabilidad de la aplicación del proceso a los resultados del proceso. El lenguaje, en fin, nace de esta reutilización que en sí no es tal, sino un 'girar' por los 'locus ontológicos' planteados por la realidad y dar con su interrelación, lo que aporta, por un lado, con la identidad de las palabras que designan cosas (no importando qué sean estas), con lo cual permite que no se confundan las palabras con las cosas, como sucede frecuentemente en ciertas patologías; y por otro lado, permite la generalización, procedimiento lógico indispensable en el camino hacia el 'concepto'

APORTE: el símbolo

Hemos propuesto que, tanto el lenguaje como el pensamiento, son fenómenos simbólicos, y también dijimos en un intento de diferenciarlos, que el símbolo del lenguaje es arbitrario, explícito; mientras que el del pensamiento, era no arbitrario o implícito. Si bien esto, en apariencia, los diferenciaba, no está claro cómo funciona tal diferencia. Que el carácter simbólico, tanto del pensamiento como del lenguaje, hace del hombre un 'animal simbólico' (Cassirer) no hay ninguna duda; ahora, debe caracterizarse mejor la diferencia que de hecho hay entre estos dos tipos de símbolos.

Se propone que el símbolo del lenguaje, y el del pensamiento, constituyen una unidad en donde, el lenguaje maneja el aspecto binario (propio de él), real, concreto, explícito, y el pensamiento el aspecto trinario (propio del pensamiento = función), continuo, implícito. Esto podría explicar mejor cómo se 'transforma' un pensamiento en expresiones del lenguaje al momento de comunicarlos. Bajo es panorama podemos luego concluir, que pensamiento y lenguaje son complementarios.

Y también decir que "no se piensa con palabras, se habla con pensamientos."

Para Parsons 'simbólico' es la diferencia entre 'ego' y 'alter', es decir, la dimensión social.

Para mí, lo simbólico, expresa estructura de un modo no estructurado, y su generalización da sustento al aparato conceptual, basado en la comprensión y en el consenso.

P. Ricoeur: "El símbolo da que pensar"

Para mi, el símbolo tiene una doble dependencia: inconsciente: del pensamiento (continuo, función); y del lenguaje (discreto - convención - social). Símbolo es 'juntar' los dos anteriores, esto es, lo individual y lo social, y constituye la base de la comunicación.

El aspecto inconsciente del símbolo liga al hombre con lo real, con el 'ser' de las cosas, o  sea, con la IDEA, con la estructura, con la 'arquitectura del sentido'. Por otro lado, aporta el aspecto orgánico de la interpretación, y como tal, es la base de la 'semántica', del sentido corporeizado, posibilitando a partir de aquí, la actividad intelectual, reflexiva a través de los conceptos que se originan desde una doble fuente: a) la generalización de las ideas, y b) funcionalización de las idea. O lo que es lo mismo, la interrelación de la estructura general, y su función correspondiente.

Función adaptativa del pensamiento (Piaget): {efectivamente, el pensamiento es una función de adaptación} Según el autor hay dos mecanismos por los que se produce la adaptación: la asimilación y el acomodación. {ver su caracterización en la bibliografía} Así se genera un proceso de intercambio mutuo: la realidad no es captada tal cual, sino que se integra a nosotros adaptándose a los esquemas previos de nuestro cerebro. A la vez, nuestra psiquis no es pasiva ni rígida; sus esquemas van modificándose con el objeto de poder acomodarse a la realidad exterior. {aprehenderla}

Para Piaget, el pensamiento no puede entenderse como la suma de pequeños datos, sino como un todo que se halla firmemente estructurado, de tal manera, que el conjunto determina la totalidad del proceso. Aquí adopta una postura cercana a la Psicología de la Gestalt. Así, afirma, que en el conocimiento se distinguen tres componentes, ninguno de los cuales puede entenderse aisladamente , sino constituyendo un todo indivisible. {PAU} Estos son:
- El S (sujeto): su función es otorgar significaciones a los objetos que se le presentan bajo la percepción.
- El O (objeto): es la materia sobre la que se confiere significación, es decir, se convierte en significativo, según la actividad que sobre él realice el S.
- La V (acción): es el elemento  mediador  entre S y O. Conocer un O no consiste en copiarlo, sino en actuar sobre él, transformarlo y darle la significación precisa.

Así vemos que, es el S el que otorga significado a los objetos. A la vez, los objetos no resultan neutros, ya que han sido organizado según criterios del S, y como tales, tienen una significación concreta. Es la V la que ha determinado el sentido de los objetos y como fondo de esa V, lo transforma en comprensible para él mismo. {le faltó, porque en realidad, la acción determina también al S, ya que radica como fuente de esa acción, sobre la que se debe destacar su carácter intencional, y por supuesto, al O como destinatario de tal V}

[continuará ... ]

¡Nos vemos mañana!