octubre 10, 2014

Historia de la Lógica Transcursiva (Capítulo 363)

Cuaderno XV (páginas 2183 a 2188)

(Hoy veremos los procesos psíquicos cuyo mecanismo íntimo tratamos de dilucidar en los dos capítulos anteriores)

PROCESOS PSÍQUICOS QUE CONDUCEN A LA COMPRENSIÓN


PROCESOS PSÍQUICOS
Referencias: SO = sujeto objetivo - VO = cambio objetivo - OO = objeto objetivo - SS = sujeto subjetivo - VS = cambio subjetivo - OS = objeto subjetivo - Ah = ahora - - - - - - = pliegue temporal (Kairós) - PAF = patrón de acción fija - p. puro = pensamiento puro - p. crítico = pensamiento crítico - p. judicativo = pensamiento judicativo - Krónos = tiempo cuantitativo (externo) - Aión = tiempo cualitativo (interno)

La figura anterior pretende ser un apretado resumen de todo lo dicho hasta ahora sobre el pensamiento, pero además, una integración con los tiempos que maneja la psiquis, esto es, Krónos o el tiempo externo, Aión o el tiempo interno, y Kairós o el pliegue temporal, tema que desarrollaremos en el último capítulo. Por otro lado, muestra las relaciones que mantienen los procesos psíquicos superficiales, profundos e indirectos que llevan a la comprensión, con los aspectos estructurales y funcionales de la psiquis. Veamos esto con algún detalle, guiándonos por la figura anterior.

PROCESOS PSÍQUICOS SUPERFICIALES

- APRENDER (APREHENDER): está relacionado con los cambios y es el que se da en el momento de la percepción.

- ENTENDER: es el análisis o división de la realidad en categorías transcursivas, esto es, en los distintos sistemas reales para dejar plasmado un hecho en una idea. Forma la parte superficial de una especie.

- EXPLICAR: tiene que ver con, a) la inferencia o la aplicación de los principios inviolables de la lógica tradicional, y b) la asociación o implicación en base a experiencias y conocimientos previos, para dar lectura individual de un hecho determinado. Está relacionado con el manejo de conceptos a través del significado.

PROCESOS PSÍQUICOS PROFUNDOS

- CONOCER: tiene que ver con las diferencias existentes entre los objetos. Es el que permite reunir todos los objetos dadas sus diferencias (es una disyunción), y por ejemplo, que la psiquis pueda determinar que el OS (objeto superficial) o el objeto externo percibido, es distinto al SS (sujeto superficial) o el propio sujeto considerado como objeto. Es el producto del pensamiento explorador y está directamente ligado al pensar volitivo por medio del cual origina una vivencia, es decir, una ‘encarnación’ de lo aprendido, en vista de cumplir con un determinado deseo.

- INTERPRETAR: tiene que ver con separar semejanzas relacionadas por un cambio o transformación no evidente o profunda (es una conjunción). Está relacionado con una especie psíquica, y por tanto con el sentido. Es el producto del pensamiento práctico y forma la parte profunda de una especie.

- COMPRENDER: es el proceso que comienza desde una especie ya constituida, y termina con la proyección de la estructura psíquica (la idea) en una función, el pensar cognitivo. Es el producto del pensamiento teórico o abstracto, por medio del cual es posible, luego de una reorganización interna de las vertientes subjetivas de los integrantes de todo hecho real, proyectar hacia la superficie el sentido encontrado a ese hecho, vale decir, un resurgimiento de la verdad, nuestra verdad, esa que permite responder desde lo subjetivo, no solo con la voluntad sino también a una estrategia, a los planteos que nos propone el entorno psíquico. Finalmente, comprender es lo que afianza, en nuestro sentir, una creencia. La creencia es una afirmación funcional de la verdad; y la verdad aparece cuando un deseo es satisfecho y esto es coherente con alguna creencia.

PROCESOS PSÍQUICOS INDIRECTOS

- SABER PRÁCTICO: es incorporar una clase transcursiva en una especie, es decir, unir diferencias relacionadas por un cambio o transformación aparente o superficial (es una disyunción). Es relacionar la evidencia con el significado. Por el saber práctico yo puedo explicar algo sin necesidad de hacerlo prácticamente, aunque no quiere decir que lo comprenda; cuando mucho lo puedo interpretar. Es decir, no necesito hacer uso del pensamiento práctico para disparar un PAF, ya que éste es administrado por el pensamiento reproductor que es el que actuando desde el preconsciente freudiano y mediante la gestión de la memoria operativa residente en la corteza cerebelar, promueve la acción específica como respuesta motora final frente a un hecho percibido, lo cual asienta en la oliva inferior, que como hemos mostrado en otra parte, es el centro del SNC de aprendizaje y temporización de la actividad motora.

- INTUIR: es incorporar una categoría transcursiva en una especie psíquica, es decir, separar semejanzas relacionadas por un cambio o transformación oculta o profunda; en fin, es relacionar una idea con un pensamiento. La intuición es simplemente un ‘atajo’ para llegar superficialmente a la comprensión de un hecho sin elaborar pensamiento alguno.

- RACIONALIZAR: es reemplazar una clase transcursiva en donde las diferencias unen, por una clase lógica en donde las diferencias separan. O sea, es pasar de un conocimiento aparente a una presunta comprensión, dando una ‘explicación coherente’ a sentimientos, pensamientos, conductas o a los mismos hechos, recurriendo al pensamiento lógico.

- SUBLIMAR: este concepto fue descrito por Freud para señalar uno de los destinos posibles de la pulsión [Pulsión es un concepto netamente freudiano que expresa el compromiso vital que el hombre tiene con la libido, es decir, con esa transformación profunda e innata que no puede ser puesta en evidencia como no sea por sus inconfundibles manifestaciones, aquellas que determinan el proceder ante las distintas transformaciones aparentes a que es sometido el aparato psíquico], se trata de un proceso psíquico mediante el cual áreas de la actividad humana que aparentemente no guardan relación alguna con la sexualidad se transforman en depositarias de una manifestación libidinal. La lógica transcursiva toma este interesante concepto y lo extiende a las situaciones en donde un aprendizaje se transforma en una idea, sin conocimiento previo, es decir, sin vivenciarlo; lo cual impide que esa idea forme parte de la estructura psíquica; sin embargo, y de allí la correspondencia con la propuesta freudiana, el sentido sublimado de una idea que mueve a una acción (PAF) distinta de la que generaría una estructura genuina, nos dice, de alguna manera, en función de qué se relacionan ambas acciones.

¡Nos vemos mañana!