octubre 02, 2014

Historia de la Lógica Transcursiva (Capítulo 355)

Cuaderno XV (páginas 2135 a 2140)

(En el capítulo de hoy veremos el apoyo que brinda la Física Cuántica a la Lógica Transcursiva (LT). Analizaremos rápidamente unos apuntes tomados de "The Theory of Groups and Quantum Mechanics" - 'La teoría de grupos y la Mecánica Cuántica', de Hemann Weyl, 1930)

p#41  La fórmula sobre la que se sustenta toda la Física Cuántica (FC) es:

E = hv
Donde:
v = frecuencia de un proceso oscilatorio
E = energia asociada al proceso anterior
h = el 'quantum' de acción que es una constante universal, cuyo valor es igual a 6,547x10⁻²⁷.

Descubierta por Plank, y que luego de una centuria se transformó en la 'radiación del cuerpo negro'; esto es, la radiación que está encerrada en una cavidad, y en equilibrio termodinámico con la materia a una temperatura determinada, la cual por emisión y absorción, causa un intercambio de energía entre las varias frecuencias contenidas en la radiación.

Desde que este equilibrio es independiente de la naturaleza de la materia considerada [habla de continente y no de contenido, desde la LT], Planck considera como un tipo de 'materia esquemática' [la Realidad Subjetiva de Salatino]; un sistema de osciladores lineales [en el caso nuestro, dos 'osciladores maestros', uno superficial y otro profundo] de todas las frecuencias posibles.

Una carga oscilando con una frecuencia v, interactúa con el campo electromagnético mediante la emisión y absorción de radiación de la misma frecuencia. [esto es equivalente a la 'conjunción' y 'disyunción' que relaciona al sujeto (S) y al objeto (O)]

Planck asume que el intercambio de energía tiene lugar en la integración múltiple de un quantum de energía ε, que al principio lo considera como un artilugio matemático, que intenta pasar el límite ε = 0.

Con el objeto de coincidir con la ley del desplazamiento de Wien, que deriva de los principios generales de la termodinámica, el quantum de energía asociado con una determinada frecuencia v, debe volverse proporcional a v:ε = hv.

De esta manera, Planck, obtiene su fórmula de radiación que está en total acuerdo con la observación, y según la cual, la cantidad de energía contenida por unidad de volumen  en el intervalo espectral v, v+δv, en equilibrio termodinámico, a la temperatura θ, es:



Donde C es la velocidad de la luz y k es la constante de Boltzmann (⅔kθ es la energía media de un átomo de un gas monoatómico a la temperatura θ). Pasando el límite de h = 0 obtenemos la ley de radiación de Rayleigh-Feans:


ALGUNAS CUESTIONES INTERESANTES

p#43  Un Atomo puede existir solo en cierto estado estacionario discreto (estado cuántico) en el cual no irradia. La luz es emitida durante la transición [nuestra transformación o cambio] de un estado a otro. La energía que se pierde en dicha transición, la diferencia E1 - E2 de dicha energía, en los dos estados, será transformada en un fotón de energía hv; la frecuencia v de este proceso está determinada por la ecuación: hv = E1 - E2 [esto es un XOR, para pasar, por ejemplo, de S → V → O]

Esto se explica [la existencia de líneas espectrales bien definidas; en nuestro caso S y O] mediante una adición de las frecuencias. [recordar que XOR es una suma lógica]

p#45  En el estado 'no excitado' o normal, el átomo está en estado estacionario [¡Genial!] de más baja energía: E0; por lo tanto, solo 'se ve absorción' en las líneas de la serie n → 0, de frecuencia
Vn - V0 (n = 0, 1, 2, 3) [exactamente, nuestras valencias]. La más baja de este 1 → 0 (por ejemplo, con mayor longitud de onda, o menor frecuencia), o más precisamente, la más baja que no es permitida por la regla de selección, [¡Que se basa en la frecuencia, como nuestro modulador/selector de bandas de oscilación en las estructuras psíquicas manejadas por las distintas unidades operativas: lógica, de sentido y semiótica] es llamada: línea de resonancia. [y representa nuestro V0, o cambio fundamental o no evidente]

¡Nos vemos mañana!