octubre 26, 2013

Historia de la Lógica Transcursiva (Capítulo 14)

Cuaderno I (páginas 81 a 86)

Hoy es asueto en la administración pública, por tanto, no se trabaja en el hospital. Convinimos reunirnos con mi amigo en nuestro 'cubil informático', solos, sin nadie más; el motivo, tenía que proponerme algo que podía ser importante. Voy apurado al encuentro de mi amigo para desayunar con él, por dos razones, por un lado por la ansiedad de saber sobre la propuesta, y por otro, porque estaba ligeramente retrasado. Ya casi a punto de llegar al café en donde vamos a desayunar, camino con paso ligero por el frente de una vidriera de un local en donde venden videojuegos e insumos para computadoras hogareñas, y a pesar de haberla mirado de reojo, como habitualmente lo hacía cuando pasaba por allí, algo llamó mi atención.

Aquello que impactó en mi subconsciente y que me hizo regresar sobre mis pasos, es un pequeño cuadernillo escrito en papel continuo por una computadora casera, con una sigla cuyas letras están formadas con una repetición de la misma letra que representa; algo que reconocí inmediatamente como propio. Allí estaba, como quien arrumba algo que no se usa; mal apoyado en una desaliñada réplica a escala de un teléfono antiguo, CYSlogo. Manual del usuario. Lo acompañaba un disquete descuidadamente etiquetado con un rótulo escolar escrito a mano que rezaba: CYSlogo. Versión 1.0. Un pequeño cartel, más desprolijo aún y sujetado al manual con un broche, decía: Primera versión en español del famoso lenguaje LOGO. $ 20.

Fue tal la indignación que me quedé petrificado frente a la vidriera durante algunos minutos, tratando de entender cómo alguien del grupo informático (no sé quien) que supuestamente yo había convocado dados fuertes lazos de confianza, me había robado lo que con tanto esfuerzo había logrado. Finalmente llego al café. - Qué te pasó - me dijo mi amigo, pues habitualmente yo era quien siempre llegaba primero a las citas. - ¡No te das una idea de lo que acabo de ver! - le respondí. Era evidente cómo surgía la expresión de rabia en el rostro de mi amigo, a medida que le relataba lo sucedido. - Ni una palabra más, a partir de este momento, CYS, está conformada por nosotros dos y por nadie más - espetó mi amigo. - Yo me encargo de echarlos a patadas a todos, aunque el culpable sea uno solo; así, no se puede confiar en más nadie - completó.

Llevamos varios minutos desayunando en silencio, como si tratáramos de reponernos del mal momento vivido. - Qué manera más sencilla de arruinar una buena noticia. ¿no? - ¿por qué lo decís? - le pregunté. - y porque yo te traía una nota que me ha llegado desde uno de los contactos que hicimos cuando presentamos el trabajo en Buenos Aires; del ingeniero en Informática, ese que estaba haciendo programas para un laboratorio bioquímico, ¿te acordás?, - Sí, creo que sí - le manifesté. - Bueno, este personaje me pone en la nota, que ha organizado un encuentro sobre Inteligencia Artificial, que se llevaría a cabo el mes próximo en la sede de la Academia Nacional de Ciencias, en Buenos Aires. - ¿Y eso qué tiene que ver con nosotros? - observé. - Y que nos está invitando para que presentemos un trabajo; ¿te animás? (dicho con mucho entusiasmo). - ¡Vos estás loco! - le dije. - ¿Por qué?, si con lo que vos sabés, nos alcanza y sobra para dar cátedra sobre el tema. Definitivamente creo que ha enloquecido y así se lo hago saber, porque no conozco casi nada sobre el tema y mucho menos para hacer algo coherente y con lo que no pasemos vergüenza, en solo 30 días.

Hoy sigo yo. En esta ocasión les traigo a mis compañeros unos escuetos apuntes que he escrito ayer mientras desayunaba, muy temprano. Se trata de un apretado resumen de la Teoría General lograda hasta ahora, y que lleva como objetivo una cierta sistematización. Está hecho a modo de aforismos, como para darle un cierto aire wittgensteiniano (¿inteligente?)

1. Lo biológico está representado por una necesidad (un error).
2. Esta necesidad busca 'sustancias' que procuren su satisfacción (que disminuyan el error).
3. Las clases representan el sutil pasaje de lo biológico a lo psíquico. Son el origen del aparato psíquico.
4. Las clases, produciendo objetos internos y clases activas, son las representantes de la mente.
Las clases tienen un significado. Este significado tiene dos vertientes, una que pertenece al ámbito privado (inconsciente), que representa el instinto de autoconservación y expresa 'cómo lo significa'; la llamaremos: responsabilidad. Esta vertiente conforma la ligadura de la experiencia con lo 'corporal' de la psiquis, libidinizando la estructura (narcisismo) al homologarla con la necesidad de perpetuarse, edificando así, el reconocimiento del propio cuerpo por parte del Yo, como un instrumento para lograr la satisfacción de la necesidad fundamental. A la vertiente pública del significado la llamaremos compromiso, e indica la necesidad de perpetuación. (figura)


5. La mente es una especialización del aparato psíquico.
6. La mente es el testimonio de la búsqueda de la biología a través de la psiquis.
7. La mente es una administradora de la represión, para mantener el equilibrio dinámico. La represión es una mentira, un falseamiento intencional de la verdad.

Elementos constitutivos del aparato psíquico:

A - Componentes
B - Relaciones
C - Esquemas
D - Administradores

A - Componentes
     1. Estructurales (estáticos): a) Atención (?), b) Clases (ideas), c) Memoria (de largo y de corto plazo)
     2. Comportamiento (dinámico): a) Interno: i) Estados (Consciencia, Atención (?)), ii) Interacción (colaboración); b) Externo
     3. Mixtos: Clases activas (pensamientos)
B - Relaciones: a) Externas, b) Internas
C - Esquemas: a) Personal (propio {interno}, de los otros {externo}; b) Valores; c) Acción
D - Administradores: a) Estructural (Ello); b) Conductual (Yo); c) Social (Superyó)

¡Hasta mañana!