noviembre 26, 2013

Historia de la Lógica Transcursiva (Capítulo 45)

Cuaderno II (páginas 267 a 272)


Continuamos con la manía de los números. En la figura anterior, le tocó el turno al proceso de ideogénesis. Partiendo desde la percepción, como ya hemos visto, se originan las nociones primaria, secundaria y terciaria, que luego, por sucesivas equivalencias y la participación de las modalidades vivenciales y el tiempo externo, conducen a la formación de una IDEA. Se muestran además, la gráfica de las 'máquinas' necesarias para operar según el sentido de giro del plano vivencial, las cuales serían necesarias para obtener el primer complementario, p.e. de SVO se obtiene VOS; ya que el segundo complementario y la réplica exacta del registro, como objeto interno, se pueden obtener mediante operaciones binarias XOR.

Sobre las nociones: la noción primaria (estar presente) está representada por un registro indiferenciado: VVV (11 11 11). La noción secundaria (ocupar - 'espacio perceptivo) relaciona los aspectos secundarios (As) con los movimientos del aparato perceptivo (M), durante un tiempo determinado: VOS (11 10 01). La noción terciaria (existir - 'espacio físico') liga la noción secundaria a lo biológico a través de la sensación (Se), en un instante determinado: SVS (01 11 01). La clase sustituta ('espacio transicional') (T = 0): es la relación entre el registro psíquico y el aporte materno que liga, en forma económica, As → M: SOS (01 10 01).

Sobre la percepción: el proceso o estado perceptivo faculta la posibilidad de evolución del registro mediante una estructuración de la psiquis. Este proceso pasa por distintos ciclos que definen las etapas de aprendizaje a través de establecer sendos 'espacios', en donde, a modo de 'medio ambiente' o entorno, transcurren los diversos logros habidos por la experiencia. Entendiendo por experiencia, el registro evolutivo del grupo de eventos que definen el entorno y sus relaciones temporales.

Los distintos ciclos en que progresa la complejidad del registro de lo percibido están representados por distintas 'estructuras', de complejidad creciente, a saber: a) noción primaria, que como ya hemos visto, representa lo primero presentado al aparato perceptivo y es registrada como un mensaje indiferenciado, en donde, gran parte de los nodos de un psicocito están activados, e indica, como también se vio, 'estar presente'; su caracterización como objeto (estado final perceptivo) es V (acción o cambio). Ya fue mencionado que esta situación, cuando es nuevamente presenta al aparato perceptivo es reconocida por evocación del mensaje original, a través de su ciclado por estados complementarios, que producen el primer 'objeto interno', que no representa otra cosa que una réplica del mensaje registrado, y que luego por resonancia es reconocido como 'idéntico'.

El análisis perceptivo de cada estado complementario da una secuencia de 'estados finales' o caracterizaciones de estos pasos intermedios en el camino para obtener el objeto interno, que constituye la 'modalidad operativa' de esta noción primaria, vale decir, la 'acción' interna (acción básica de control) que se desprende del análisis y reconocimiento del mensaje registrado. Esta secuencia es VOS (11 10 01), que pasa a constituir, ahora, lo registrado y representa la b) noción secundaria, activando los siguientes nodos:┃Ad(0)┃Sb(0)┃To(1)┃V(1)║As(1)┃Se(0)┃Eo (0)┃M(1)┃; lo que nos dice sobre la relación entre los atributos secundarios (As) de lo percibido, con los movimientos propioceptivos del aparato perceptivo (M), durante un tiempo determinado; por ejemplo, el parpadeo (tiempo interno o biológico), e inhibiendo la posibilidad de relaciones jerárquicas (superestructuras) de este registro, por no estar todavía, debidamente caracterizado (V = 1 - no se puede generalizar). Indica 'ocupar' y define el 'espacio perceptivo'.

Nuevamente se opera sobre la noción secundaria, de modo análogo a como ocurrió con la primaria, con fines de identificación de una situación ambiental y el proceso analítico con fines de traducción del mensaje registrado. Este proceso genera, de la misma forma, una nueva secuencia de 'estados finales', componiendo la 'modalidad operativa' de lo registrado. Esta modalidad es SVS (01 11 01) que pasa a constituir el registro y representa la c) noción terciaria, y activa los siguientes nodos del psicocito:┃Ad(0)┃Sb(0)┃To(0)┃V(1)║As(1)┃Se(1)┃Eo(0)┃M(1), diciendo de la relación que liga la noción secundaria a la biología a través de las sensación (Se) o necesidad planteada, que es satisfecha mediante esta presentación de objeto, en un instante dado (T = 0). Indica 'existir' y define el 'espacio físico'.

Cuando la madre presta atención al bebe, vale decir, cuando pasa de 'madre objeto' a 'madre ambiente', aquella que provee afecto, que contiene, da lugar a que se origine un nuevo espacio, el 'espacio transicional', que opera como una zona intermedia entre la realidad psíquica y la realidad externa. Es este espacio el de la magia, la ilusión, el juego, la fantasía, la imaginación, el sueño; y se caracteriza por ser virtual, o sea, se expande a medida que se llena. En este espacio se aloja una 'clase sustituta' que representa la relación entre lo subjetivo y lo objetivo, en donde queda establecido el reconocimiento de una 'acción' como 'objeto', y en donde se relaciona la vivencia materna (en el bebe), acabada y sintética, con el registro temporario del bebe. Esta relación se lleva a cabo mediante una 'proyección por equivalencia' de la fantasía omnipotente del bebe, logrando así una 'identificación proyectiva' con una estructura psíquica del experto (mamá) que posibilita el manejo de la complejidad y el crecimiento de dicha estructura psíquica, por aprendizaje y experiencia.

Ahora, el registro, adquiere la forma SOS (01 10 01) (por equivalencia, ver tabla en la figura). Es equivalente porque tiene la misma modalidad operativa que el registro VOS (SVS), y por tanto, es equivalente a esa modalidad operativa. En definitiva, lo que se produjo es el reconocimiento de la acción (V) como objeto (O), y el registro de un objeto (O) que relaciona dos sujetos (S), aunque todavía, no pueda reconocerse éste último aspecto. Esta 'clase sustituta', operativa en un espacio intermedio dará 'objetos internos transicionales' cuando sea evocada, de la misma forma que una clase ordinaria, y la activación nodal sería: ┃Ad(0)┃Sb(0)┃To(0)┃V(1)║As(1)┃Se(0)┃Eo(0)┃M(1), relación de As y M como secuencia final de consideraciones espaciales con valencia (V) ocupada. Dado que un registro, en estas condiciones, no puede ser diferenciado, ya que es absolutamente genérico, es necesario 'ligarlo', de alguna manera, a la incipiente realidad psíquica del bebe. Esta ligadura se da mediante la primera operación yoica (del yo indiferenciado), cual es registrar lo que se acaba de aprender:

┃Ad┃Sb┃To┃V║As┃Se┃Eo┃M┃
        1      1      0     1      1      0      0      1
     ⎯⎯⎯    ⎯⎯⎯⎯⎯⎯⎯⎯⎯⎯⎯
          V                        SOS
           ..................⤴︎

Lo anterior significa, precisamente: 'una acción considerada como objeto, que relaciona dos sujetos'; mediante la activación de un atributo derivado (Ad): acción materna como objeto y su correspondiente símbolo. Esta última consideración es trascendente, ya que así se produce la primera simbolización, de la cual tiene noticia el rudimentario aparato psíquico, y será el origen, nada menos, que de la modalidad simbólica que tendrá el futuro lenguaje.

[Si bien, muy influenciado psicoanalíticamente, en este capítulo se hace la primera presentación de la estructuración psíquica y se esboza un funcionamiento rudimentario, aunque haya importantes imprecisiones, cuando no, errores, como ocurre con la caracterización del tiempo interno. Queda firmemente establecida la utilidad la operación booleana XOR]

¡Nos vemos mañana!