noviembre 04, 2013

Historia de la Lógica Transcursiva (Capítulo 23)

Cuaderno I (páginas 135 a 140)

Llevo un mes a cargo del, hasta ahora, 'proyecto fantasma' (que es como algunos le llaman, no sin algún grado de malicia al Departamento de Informática Médica, en los pasillos de la Administración Central). Fantasma o no, durante estos escasos 30 días he trabajado mucho, aunque dada la felicidad que me colma por estar haciendo lo que me apasiona, es como si se tratara de 3 días, a pesar de dedicarle, a veces, más de 18 hs. por día al trabajo.

Mi amigo aporta menos tiempo porque él sigue en Terapia Intensiva, por tanto, durante 2 o 3 días en la semana, estoy solo. Pero bueno, eso no importa tanto; lo importante es que ya se ha comenzado a reacondicionar la terraza del edificio, por ejemplo, se han demolido las cuatro churrasqueras y se está quitando el tinglado de chapas de zinc que serán reutilizadas en el nuevo techo. Yo, por mi parte, estoy a punto de mantener una reunión con el Director General para presentarle los 'números' del proyecto, en lo que se refiere a equipamiento. ¡Acaba de llamarme!

Soy recibido con un - ¡Hola, que tal! ¿cómo estás? - y un firme apretón de manos - ¡Bien, muy bien!, aunque creo que después que te diga {el trato entre nosotros ha cambiado radicalmente} lo que vengo a decirte, no voy a poder decir lo mismo - le adelanté. - ¡Me imagino a qué te referís!, pero si nos hemos metido en esto, tendremos que afrontarlo - me dijo en un tono tranquilizador, - ¡el problema es que, ni siquiera te imaginás a dónde se fue todo esto - aclaro. - ¡No importa!, y vuelvo a decirte lo mismo que dije el primer día que estuviste aquí, ¡por eso no te preocupes!.

Habiendo preparado más o menos el ambiente, aquí van las cifras. - En todo concepto y refiriéndose exclusivamente al equipamiento computacional, es decir, excluyendo todo lo necesario para el acondicionamiento del lugar y así asegurar su correcto funcionamiento, esto es, grandes equipos frío/calor para mantener una temperatura constante todo el tiempo en el ámbito del centro de cómputos, equipamiento eléctrico que asegure un aprovisionamiento de energía constante (que es mucha), sistemas automáticos de seguridad (contra incendios, robos, etc.); el monto total estimado es de U$D 1.000.000. - El semblante del Director tornó de un pálido fugaz a un rojizo encendido persistente; aflojándose su elegante corbata me dijo - ¡la verdad es que no me imaginaba que fuera tanto!, esa cantidad es equivalente, casi, a un tercio del presupuesto anual que tiene la Obra Social para dedicar a salud.

Remontando un denso silencio de varios minutos, el Director se animó a decir - por más que le doy vueltas, no tengo de qué partida presupuestaria distraer semejante cantidad; ¡es imposible!, aún si lo pasáramos al presupuesto del año que viene, no me lo aprobarían. - Interrumpí sus cavilaciones administrativas, para hacerle conocer una posible alternativa, - las dos empresas internacionales en donde consulté, ofrecen la posibilidad de leasing, es decir, de alquiler con opción a compra que excluye las reparaciones que estén fuera de la garantía y la pérdida de equipamiento - ¡Ah! eso es otra cosa, - manifestó con cierta esperanza el Director, - ¿y en ese caso, de cuánto estaríamos hablando? - continuó, - yo calculo que alrededor de 15.000 a 20.000 dólares mensuales, con lo cual, se gastaría por año menos de un cuarto de la oferta inicial; o sea, que en cuatro años, más o menos, el equipo sería nuestro, - respondí.

- ¡Igual, no es poco dinero!; hagamos una cosa, prepará bien las posibles ofertas, con todo detalle, y cuáles serían los beneficios para la Obra Social, en el caso que se informatizara; ¡vos me entendés!, cuánto se ahorraría en personal, cuánto se ahorraría en cosas que se pierden, cuánto se ahorraría en compras oportunas; en fin, cuánto se ahorraría al ser todo más eficiente, tratando de que la suma de todo eso y de todo lo que se te ocurra, llegue al monto de alquiler mensual menos un dólar. Esto es, que a la Obra Social, todo este monstruo que has engendrado, le vendría saliendo un dólar por mes, y que aún así, en cuatro años pasaría a ser de su propiedad. Sé que suena difícil, pero si querés que el proyecto salga, el Miércoles que viene a las 12 horas, te esperamos junto al Directorio en pleno, para que lo presentes en esos términos. En esa reunión, vos y tu sistema, serán el único tema del día. - Este largo y sugestivo discurso del Director General y un apretón de manos,  hicieron las veces de una muy particular despedida.

Hoy hice mejor las cosas, y traigo un proyecto de investigación algo más armado, cuya hipótesis reza así, "El hombre, su entorno y su cultura conforman un sistema dinámico que puede autogenerarse, automantenerse y automodificarse, creciendo y evolucionando con su desarrollo y experiencia. Su adaptación al funcionamiento de todo el sistema determinó el éxito logrado en el dominio de su entorno y en la creación de identidades culturales que actúan como elementos autoformadores de objetos de esa cultura. El mismo ser humano crea mediante su aparato psíquico, 'objetos' que identifica con el mundo externo que lo rodea, promoviendo  comportamientos individuales, y aún colectivos, a través de verdaderos contextos de significado.

La creación de estos objetos internos sigue un patrón de cambio identificable en el espacio-tiempo, y cuando se logran objetos acabados, 'maduros', son dotados de elementos significantes mediante la simbolización. El poder identificar los patrones de cambio permitiría elaborar pautas de acción futuras, acordes con el pasado y el presente, y poder explicar así el por qué se da una determinada simbolización como parámetro proyectado de una identificación."

Objetivo general del trabajo: Explicar cómo la estrecha y dinámica relación que existe entre el entorno, el hombre y su cultura, hace variar los objetos psíquicos, y por tanto la psiquis, a través del tiempo.
Objetivos específicos:
1) Interpretar la identificación con lo circundante y resaltar la identificación yoica.
2) Mostrar la relación de isomorfismo existente entre realidad - objeto y su representación - cultura - identificación - simbolización.
3) Identificar el patrón de cambio de los objetos que permita elaborar pautas de pesquisa y cuantificación.
4) Mostrar que los objetos tienen la capacidad de generar comportamientos evidenciados por simbolizaciones determinadas, y que a su vez, dichos comportamientos son promotores de la creación de objetos en el transcurso del tiempo.

El planteo del problema, por razones de fuerza mayor, lo debo postergar para la próxima. Por tanto, aquí los dejo a mis compañeros para que elaboren lo que les he traído y lo podamos discutir luego.

¡Hasta mañana!