enero 06, 2014

Historia de la Lógica Transcursiva (Capítulo 86)

Cuaderno IV (páginas 513 a 518)

Analizaremos en este capítulo una serie de conceptos que quedaron pendientes del libro de Edgar Morin: "El método".

La idea de 'bucle' no se relaciona con la forma, sino con la circulación, el circuito, la rotación; procesos retroactivos que aseguran la existencia y la constancia de la forma.

Bucle - Retroacción (-) y la Regulación:

Es un proceso clave de 'organización activa'; a la vez, genérico, genésico y generador, de existencia, organización, autonomía, energía motriz.

En los seres vivos {y en la realidad} el bucle físico-químico se opera por la circulación de la información. El bucle retroactivo ha emergido de nuestra consciencia en forma comunicacional.

En los artefactos cibernéticos no hay más bucle que el informacional. En los seres vivos esta visión es superficial y atomizante; aquí el bucle precede genealógicamente a la información. Se debe introducir la información en el bucle y no 'estrechar' el bucle en la información.

Resumiendo: el bucle retroactivo es genésico = transforma los procesos turbulentos, desordenados, dispersos o antagonistas, en una organización activa. Opera el paso de la 'termodinámica del desorden' a la dinámica de la organización.

Las interacciones se vuelven retroactivas; las secuencias divergentes o antagonistas, y dan nacimiento a un 'ser nuevo', activo que continuará su existencia en y por el 'buclaje'.

Hace circulares los procesos irreversibles, que no dejan de ser tales. Transforma el 'disparate' en concéntrico.

Articula en un todo, de forma ininterrumpida, elementos/eventos que abandonados a sí mismos, desintegrarían ese 'todo'.

Esta totalidad activa significa la sobredeterminación del proceso total en y sobre cada proceso particular. O sea, producción del todo por el todo (generatividad) y el reforzamiento del todo por el todo (regulación), reabsorbiendo en forma de oscilaciones y fluctuaciones, las desviaciones que provocan las perturbaciones y el Alea. Así, en un sistema práxico (distinto a una máquina artificial, que solo es práxica en la organización de su funcionamiento y en la generación de su ser), toda totalidad tima necesariamente la forma de 'bucle retroactivo'.

- Recursión: bucle no es refuerzo retroactivo, sino que el final del proceso nutre su principio. El estado final, de alguna forma, se convierte en estado inicial {aunque sigue siendo final}, y este en final, aunque sigue siendo inicial. [muy similar al Yin y el Yang de los chinos]
O sea, es recursivo todo proceso cuyos estados o efectos finales producen los estados o causas iniciales. Proceso por el que una organización activa produce los elementos y efectos que son necesarios para su propia generación o existencia. Así, el bucle, más que retroactivo es recursivo.

La forma verdadera de un ser vivo, no es una arquitectura de componentes, es la de un multiproceso retroactivo que se embucla sobre sí mismo a partir de múltiples y diversos bucles (circulación sanguínea, del aire, de las hormonas, de la alimentación, de los influjos nerviosos, etc.). Cada uno de estos bucles genera y regenera al otro. El bucle global es producto, a la vez que productor, de los bucles especiales, vale decir es recursivo.

La recursión es el fundamento lógico de la generatividad. Recursividad, generatividad, producción de sí, re-generación y reorganización, son otros tantos aspectos del mismo fenómeno central.

Se debe a von Foerster el haber puesto en el centro de los procesos autoorganizadores (vivos) la idea recursiva.

- Producción de sí: es el proceso retroactivo/recursivo el que produce el sistema, y lo hace sin discontinuidad, confundiéndose con su existencia.

- Regeneración: el sistema, como todo sistema que trabaja, produce un aumento de entropía, luego, tiende a degenerar, por lo tanto, necesita generatividad para regenerarse.

- Reorganización permanente: adquiere sentido en relación con la desorganización que trabaja el sistema permanente, a partir de allí, la organización fenoménica del ser mismo necesita una reorganización permanente.

La maravilla, la paradoja, el problema es que esta actividad permanente y generalizada, produzca 'estados estacionarios'; que el intercambio permanente produzca formas constantes, que el devenir sin tregua cree el ser.

Las organizaciones recursivas son organizaciones que, en y por el desequilibrio, en y por la inestabilidad, en y por el incremento de entropía, producen estados estacionarios, homeostasis; es decir, cierta forma de equilibrio, cierta forma de estabilidad, cierta forma de constancia; una verdadera morfostasis.

- Estado estacionario: la constancia {aparente} de los sistemas, como la homeostasis de una célula o de un organismo vivo es inseparable de un desequilibrio termodinámico, vale decir, de un flujo de energía que los recorre. El flujo, en lugar de destruir al sistema, lo alimenta; contribuye necesariamente a su existencia y a su organización. La detención del flujo significa la degradación y la ruina del sistema.

Estos estados se equilibran en el desequilibrio; compuestos por elementos inestables son globalmente estables; recorridos por flujos son constantes en su forma.

La invariancia relativa de las formas del sistema depende de la reorganización de sus elementos constitutivos. La permanencia del movimiento mantiene la organización de la permanencia de las formas y viceversa. [¡el cuento de nunca acabar!]

El 'estado estacionario' es el estado primario de toda organización activa.

El sistema activo solo puede ser estabilizado por la acción. El cambio asegura la constancia y viceversa.

Es lo constante, que al mismo tiempo, está en movimiento. El movimiento recursivo es lo que transforma el 'desagüe' dinámico de un flujo, en circuito de forma constante.

El estado estacionario (EE) forma parte de la organización recursiva que lo produce; es necesario que haya una constancia, una permanencia, un ser, para que exista la organización que alimenta ese ser. Este ser mantiene la organización que lo mantiene.

Hay que remarcar el aspecto ontológico del EE. A partir del desorden, el movimiento generativo produce un orden y un determinismo internos; a partir de la improbabilidad estadística general, produce una probabilidad de existencia local y temporal. Por el mismo movimiento se crean, se sustentan y mantienen, recíprocamente, la organización, el ser, la existencia. Ser es permanecer constante en las formas, la organización; o sea, la 'identidad'.

El EE constituye el estado primario de un ser dotado de una organización activa.

Si bien se puede ver al EE como un estado de estabilidad que soporta variaciones y oscilaciones, el retorno al estado estable no es el retorno al reposo, sino el producto de la actividad y comporta la inestabilidad como virtud original.

El EE nace de una inestabilidad. [ y se mantiene en ella. Es un desequilibrio estable.]

- Regulación: es la introducción de dispositivos informacionales que operan una retroacción negativa, por detección y anulación del error. La regulación no debe ser basada en la información, sino en el bucle recursivo.

. Los seres-máquina naturales no pueden existir sin regulación. La regulación es uno de los caracteres propios de la retroacción recursiva del todo sobre el todo.

. El bucle retroactivo (BR) no es el resultado o el efecto del dispositivo informacional de corrección del error; es el BR lo que es fundamentalmente y el dispositivo informacional corrector es un desarrollo propio del fenómeno vivo, que resurge solo como reguladora en la máquina artificial.

. La regulación es mucho más que la corrección de una desviación, es la creación de un bucle, no solo entre salidas y entradas, sino entre éstas y las entidades de su entorno.

. El  BR comporta:
- Organización y mantenimiento de un EE.
- Organización duradera de un estado improbable, por modificación del juego probable de las causa y los efectos.
- Organización de un trabajo antagonista a la homogeneización, creando y organizando la heterogeneidad.
- Establecimiento de un determinismo interno que se opone a los Alea, y perturbaciones internas y externas.
- Sometimiento a una norma, a un fin.

. Vivir es a la vez, proceso de corrupción/desorganización y proceso de fabricación/reorganización. La homeostasis es su vínculo activo.

. La idea clave del bucle que tiene el semblante fenoménico de la retroacción y el generativo de la recursión es la unión de la morfogénesis a la morfostasis; une el nacimiento, la existencia, la autonomía de todos los seres-máquinas.

[Más allá de algunos pasajes que parecen haber sido sacados de no sé qué delirio místico, por sus enredos y neologismos, hemos podido acercarnos, en este capítulo, a una serie de conceptos generales elaborados por Morin, que serán tenidos muy en cuenta en la Teoría final. Entre ellos está el concepto de bucle retroactivo cuyas características son constituyentes insoslayables de la realidad subjetiva. También, en el mismo sentido, la unión de morfogénesis, morfostasis, nacimiento, existencia y autonomía; la presencia conjunta de organización, desorganización y reorganización, mediadas por fluctuaciones organizacionales. Finalmente, la definición de recursión y la presencia 'paradójica' de estados estacionarios, que aunque Morin no se anima a decir a cara descubierta que se trata de un estado de desequilibrio estable por no contradecir la termodinámica clásica, igual presta su enorme utilidad desde el punto de vista lógico y pragmático, y pone en el centro de la escena al 'cambio' o la 'transformación' que ayudan a la identidad del ser.]

¡Nos vemos mañana!