junio 21, 2014

Historia de la Lógica Transcursiva (Capítulo 252)

Cuaderno XI (páginas 1513 a 1518)

(Hoy continuamos con el trabajo de R. Popa)

p#81  El origen de la quiralidad [La quiralidad es la propiedad de un objeto de no ser superponible con su imagen especular. Como ejemplo sencillo, la mano izquierda humana no es superponible con su imagen especular (la mano derecha) (figura)
Esta definición presenta la quiralidad como una propiedad geométrica y dicotómica. Geométrica porque se basa en la aplicación de operaciones de simetría (reflexiones) sobre figuras geométricas o conjuntos de puntos. Dicotómica porque las imágenes especulares pueden ser superponibles mediante rotaciones y traslaciones (es decir, no quirales), o no superponibles (es decir, quirales). No hay término intermedio desde el punto de vista clásico. En la figura adjunta se ven, superpuestas a las manos, imágenes especulares de aminoácidos quirales]

Algunas realidades físicas {yo diría: toda la realidad}, como los vórtices de fluidos, ciertas arquitectural moleculares, ondas electromagnéticas circularmente polarizadas, los tornillos, y algunos patrones cristalinos, pueden existir en dos estados geométricos, en el que uno de ellos, no puede superponerse a su 'imagen en espejo'. La palabra 'quiralidad' deriva del término griego 'cheir', que significa mano. Fue usado, por primera vez, por Lord Kelvin en 1893 y es usado con más frecuencia para describir esta particularidad en las arquitecturas moleculares.

La quiralidad molecular (estereoisomería) no debe confundirse con 'actividad óptica'. Estereoisomería indica la configuración de una molécula que es nombrada como L(S) y D(R), respectivamente; mientras que la actividad óptica indica la dirección de rotación de la luz polarizada, y es nombrada como Lv (levógira) y Dx (dextrógira). Una mezcla que contenga 50% de la forma Lv y 50% Dx, se llama 'racémica'. En objetos espiralados, el signo de la quiralidad (Lv o Dx) es establecido a través de la dirección de rotación de la espiral, tal como se presenta al observador. {en nuestro caso, usamos ambos conceptos, siendo nuestras estructuras, estereoisómeros que giran en ambos sentidos}

En las moléculas orgánicas, la quiralidad, es frecuente debida al hecho de que pueden existir dos disposiciones posibles en un átomo de carbono asimétrico (un átomo de carbono unido a 4 radicales distintos). Por convención, el signo de la quiralidad en las moléculas con carbonos asimétricos, está determinada como sigue:

1. Los 4 grupos alrededor del centro quiral (por ejemplo, el Cα en los aminoácidos) son nombrados con las letras W, X, Y y Z. {¡Lo cual no puede estar mejor! Es la misma nomenclatura utilizada para la 4ª dimensión}
- W: tiene el número atómico más alto. (el NH2 en los aminoácidos, por ejemplo)
- X: es el -COOH en los aminoácidos.
- Y: es el grupo radical en los aminoácidos. (la cadena 'resto')
- Z: tiene el número atómico menor, H en los aminoácidos.
2. El grupo Z es apuntado 'alejándose' del observador.
3. Si la secuencia W, X, Y es en el sentido de las agujas del reloj (dextrógiro), el compuesto es un D-isómero.

{Lo anterior completa perfectamente nuestro marco conceptual. Veamos cómo queda nuestro esquema:

¡PURA ARMONÍA - UN POEMA MUSICAL - NO SE PUEDE PEDIR MÁS!
¡ESTO, DISPUESTO SOBRE UNA ESPIRAL, COMPLETA LA OBRA MAESTRA!

Faltan todos los demás ejemplos: I Ching, Leyes de Mendel, Nomenclatura de la 4ª dimensión, etc, etc, etc.}

p#91  El origen de la quiralidad está en el 'pasaje' del control externo al control interno.

p#158  La definición de vida: desde una perspectiva funcional, la vida es definida como cualquier estrategia que usa información interna replicada, para construir y mantener entidades negentrópicas disipadoras de energía, y para ajustar gradualmente, su funcionamiento ante fluctuaciones espacio-temporales. Esta definición paramédica considera que las entidades vivientes pueden ser físicas o virtuales {biológicas, psíquicas o socio-culturales}, y las describe independientemente de su tamaño, temporalidad o naturaleza material. {¡Todo esto, casi sin cambios es, hasta ahora, el fundamento más fuerte de mis sistemas reales!}

[continuará ... ]

¡Nos encontramos mañana!