febrero 10, 2014

Historia de la Lógica Transcursiva (Capítulo 121)

Cuaderno VI (páginas 723 a 728)

(Continuamos tomando como guía, el trabajo "Signo" de Umberto Eco, Lumen, 1976. E# = página del libro de Eco)

Según Buyssens, un signo no tiene significación. Y con Greimas podemos decir que cualquier evento real {lo que debe ser diferenciado de fenómeno y acontecimiento} (no importa su origen o fuente) que nos sirve para interpretar el universo, gracias a experiencias precedentes {y hacer experiencia}, es un signo {o emergente}. Entendiéndose por real lo producido, tanto en el entorno como en el contexto psíquico (o sea, la biología). La psiquis es en sí, un aparato simbólico, y es lo que hace del hombre un animal simbólico (E. Cassirer).

Por acontecimiento real entendemos las relaciones que se establecen entre objetos, ya sean estos, biológicos, inorgánicos, culturales o sociales; e inclusive, la presencia de los objetos mismos. En cambio por fenómeno entendemos todo aquello que se hace 'presente' a la percepción.

La significación del signo no le es inherente, sino que depende del intérprete y constituye una 'función' que la podemos distinguir en: primaria y secundaria. Un signo producido como función primaria es un símbolo que expresa una significación no intencional como pura función (ponderada por el índice de simbolización). La función secundaria expresa pura estructura. Existen infinitas mezclas, a las que le podríamos llamar, en conjunto, función mixta.

Análisis de los emergentes (basados en una tabla publicada por Eco, que ha sido modificada y adaptada): (figura)


La matriz presentada en la figura anterior (basada en una modificación de la existente en el libro de Eco sirve para 'percibir' distintas situaciones que se pueden dar en los emergentes, en donde se contempla la compulsión como la incomprensión y el equívoco, que por otro lado, son parte de las situaciones fundamentales en las relaciones emergentes; el resto son situaciones típicas.

Desarrollo de las distintas situaciones:

Situación 1 (111): es una situación completa, y la que acepta las 6 variantes (con infinitos niveles por elemento. Hay emisión, hay recepción, y hay cambio.

Situación 2 (110): No se evidencia el cambio por mala interpretación.

Situación 3 (101): el cambio se produce, pero no es acusado por el destinatario, sino más tarde. {miro un objeto y no lo veo - elaboración del pasado} No hay consciencia del cambio.

Situación 4 (100): no se produce el cambio por no ser acusado por el destinatario y por dudar de la intención.

Situación 5 (011): se emite un signo sin intención; se acusa recibo y genera un cambio por interpretar la existencia de una intención.

Situación 6 (010): se emite un signo no intencional; se acusa recibo, pero no produce cambio porque, de acuerdo al contexto, se acepta como no intencional.

Situación 7 (001): el destinatario capta inconscientemente el signo emitido, considerándolo intencional, aunque no es así.

Situación 8 (000): se desconoce si se ha producido una situación sígnica o no. También puede que el destinatario crea que el emitente ha descubierto la emisión involuntaria e interpreta esto como un signo. Simular la situación 4: allí se equivocaba; aquí tiene razón.

Eco propone la matriz anterior, a la que llama: 'matriz semiótica de la simulación' como una herramienta útil para el análisis retórico del discurso político, religioso, prensa, TV, táctica amorosa, etc. (figura)


Vemos en la figura: (+) = emisión voluntaria de un signo - (-) = emisión involuntaria de un signo
E = emitente - D = destinatario - IE = intención del emitente, y la intención que E quisiera que D se atribuyera. Algunos ejemplos son detallados en la parte inferior de la figura.

Los signos de acuerdo a su significado:
- Unívocos: un solo significado. Caso extremo: la sinonimia (dos signos y un significado).
- Equívocos: tienen distinto significado. Caso extremo: homonimia (un signo y dos significados distintos)
- Plurales: por connotación. Se origina un segundo significado a partir de un primero. Ejemplos: metáforas, doble sentido, etc.
- Signos vagos (símbolos): significado impreciso. {en realidad no se distinguen por su significado, sino por su función primaria.}

Símbolos: son signos activos (temporalizados), sin estructura; o sea, el simbolismo transforma
ideas → pensamientos.



Hacemos una pequeña interrupción en el desarrollo del capítulo para mostrar una serie de citas famosas sobre el tiempo, que muestran un enfoque similar al mío:

Confucio - "Estudia el pasado si quieres pronosticar el futuro."
Teilhard De Chardin - "El pasado me ha revelado la estructura del futuro."
Píndaro - "El día precedente enseña el día que sigue."
Séneca - "Todas las cosas nos son ajenas: solo el tiempo es nuestro."
Thomas Campbell - "El suceso futuro proyecta su sombra."
(1777-1844. Poeta, historiador y periodista escocés. Se lo considera uno de los fundadores de la Universidad de Londres.)
W. Shakespeare - "El pasado es un prólogo."
Alexis Carrel - "El tiempo físico nos es extraño, mientras el tiempo interior es nosotros mismos."
(1873-1944. Biólogo y médico francés. Recibió en 1912 el premio Nobel de Medicina por desarrollar un método de sutura para detener las hemorragias.)
Alfonso Reyes - "Solo las figuras cargadas de pasado están ricas de porvenir."
(1889-1959. Poeta, ensayista, narrador, abogado, diplomático y pensador mexicano.)
Anatole France - "No perdamos nada del pasado, solo con el pasado se forma el porvenir."
Antonio Buero Vallejo - "El tiempo somos nosotros y no es posible detenerlo. El mejor profeta del futuro es el pasado."
(1916-2000. Dramaturgo español que fue miembro de número de la Real Academia Española, y fue galardonado con el Premio Cervantes en 1986)
Camille Flammarion - "La medida del tiempo está en nosotros."
(1842-1925. Astrónomo francés conocido por sus obras de popularización de la astronomía. Es famoso su grabado aparecido en L'Atmosphere Météorologie Populaire (París, 1888) en su página 163; utilizado en multitud de ocasiones para representar el descubrimiento de la astronomía por el hombre. (figura))








(E#65) Los signos, según Morris, se pueden distinguir por el comportamiento que estimulan en el destinatario: {no estoy de acuerdo que algo pueda ser un 'estímulo preparatorio' antes de ser un estímulo.}
- Identificativos: orientan la respuesta del intérprete hacia una determinada región espacio-temporal.
- Designativos: caracterizan una situación espacio-temporal.
- Apreciativos: algo que está dotado de un estado preferente. {¿estado inicial de los autómatas?}
- Prescriptivos: sugieren y ordenan un comportamiento.
- Normativos: sirven como 'correctores' y modifican la estructura de los signos complejos y adscriptivos.
- Adscriptivos: reproducen de manera más articulada las características de los signos simples.

Esta clasificación reúne bajo la misma rúbrica:
- Partes del discurso.
- Las flexiones latinas.
- Todos los operadores lógicos o algebraicos.
- Artificios, como entonación interrogativa.
- El orden de las palabras y estructura gramatical (la posición como signo).

Discurso: 1) de la acción: a) injuntiva (orden), b) optativa, c) sugestiva; y 2) de la información: a) asertivo, b) interrogativo.

Según Jakobson las funciones del lenguaje son:
1. Referencial: se refiere a algo.
2. Emotiva: suscita respuesta emotiva.
3. Fáctica o de contacto: da continuidad a la comunicación.
4. Imperativa: determina un comportamiento activo.
5. Metalingüístico: designan otros signos.
6. Estética: destaca la manera como se utilizan los propios signos.

Según Peirce el signo puede ser tripartido en:
- el signo en sí. {V}
- el signo en relación con el propio objeto. {O}
- el signo en relación con el interpretante. {S}

En nuestro caso, como cada punto de vista tiene 256 niveles, se logran 16.777.216 combinaciones. {como es porcentual, sus combinaciones son infinitas.}

Lo importante es que la gama cubra todo un repertorio de situaciones, y esto se logra mejor con gradaciones suaves, ya que el aspecto a que se refiere dentro del punto de vista, lo da el nivel de la 'mezcla' (como los colores) {!!!!!!!} {Hablando de esto, ver de agregar cómo en el color, a parte de la mezcla RGB, inciden el tinte, la saturación y el brillo. (figura)

[esta figura y lo dicho anteriormente es la primera sugerencia de ligar los aspectos semióticos con la teoría del color de la luz. Esta relación será, en el futuro, fundamental para tratar de explicar cómo se presenta el universo semiótico a la percepción y cómo éste queda 'registrado' en la estructura psíquica. Por otro lado, coincide absolutamente como ya se verá, con el código genético.]













Estructura de los signos lingüísticos (Jakobson) (figura)


El eje de la selección o de las oposiciones (paradigmático) constituye un sistema de oposiciones: presencia (+) o ausencia (-) de los elementos constitutivos. A la vez que opuestos son complementarios y concurrentes. (desafiando la lógica aristotélica); porque presencia (+) lo asimilamos a 1 y ausencia (-) a 0, luego 1 y 0 son complementarios (su suma da 1), y concurrentes pues representan los polos opuestos que pueden ser expresados por 0,5 (50% de cada uno), sin excluir el tercer elemento, donde baos está presentes en proporciones iguales, simultáneamente. Por tanto los elementos y objetos de la realidad pueden ser distinguidos por rasgos que están o no presentes. Esta matriz o hipercubo 1D tiene propiedades articulatorias que surgen del mismo sistema de oposiciones.

Los objetos constitutivos de la realidad los podemos caracterizar como un par de opuestos, complementarios y concurrentes, que representan en cada elemento la polaridad básica de la existencia, o sea: (figura)


Podemos ver en la figura anterior cómo sugerimos que puede estar constituidos los elementos representados por el código binario. Así tenemos al S(sujeto)(01) fuente de cambio motivado (intencional) en beneficio propio con destinatario específico; O (objeto)(10) destinatario del cambio y fuente de cambio (no motivado) y sin destinatario específico; V (cambio)(11) influencia tanto al sujeto como el objeto.

Modelo actancial de Greimas:
- Sujeto: o fuerza fundamental generadora de la acción.
- Objeto: aquello que el (S) pretende o desea alcanzar.
- Destinador (emisor): quien promueve la acción del (S) y sanciona su actuación.
- Destinatario: entidad en beneficio de la cual actúa el (S).
- Adjuvante (auxilia): papel actancial de los que ayudan al (S).
- Oponente: los contrarios a él.

SVO no es una lista de elementos, sino un sistema en donde cada elemento se distingue de otro mediante una base común calificada por rasgos de oposición.














Si es un sistema es una estructura: entidad autónoma de relaciones internas organizadas bajo la forma de jerarquías (Helmslev), o lo que es lo mismo, un sistema de diferencias en el que importa la presencia o ausencia de un elemento (componente o vertiente 01/10/11). Es el sistema de presencias como valencias plenas, y ausencias y no la naturaleza de lo que colman dichas valencias. (figura)


La figura muestra, a la izquierda, una tabla que relaciona rasgos de oposición y contrastes (Tabla OC). Los contrastes son los objetos de la realidad. En la tabla se cruzan componentes (S y O) y elementos (S, O, V, ⊽). Además, en la figura, se sugieren una serie de diagramas que podrían representar aspectos estructurales, caracterizados por hipercubos de dimensiones crecientes; inclusive en el hombre, es posible que pudiera representar el tiempo interno.

El hombre es un animal simbólico (E. Cassirer) porque todo lo que de humano tiene el hombre es una forma simbólica (lenguaje, cultura, mitos, instituciones, relaciones sociales, costumbres, etc.). Así, la experiencia 'lograda' se hace intercambiable; se le da paso al rasgo de humanidad al instaurar una sociedad y solo puede estar ésta presente, cuando se 'administran' símbolos. Esta es la forma que el hombre puede deslindar la mera percepción (transacción de signos), que faculta su estructura psíquica, de la posibilidad de pensar; la posibilidad de transformar una estructura (idea) en una función (pensamiento).



Hipótesis:
- Existe una relación entre signo y objeto de la realidad.
- Existe una relación entre el emergente y la estructura psíquica.
- Existe una relación dinámica (temporal) entre la relación de emergentes y la idea.
- Existe una relación funcional (simbólica implícita no arbitrario) entre la idea y el pensamiento.
- Existe una relación simbólica explícita (arbitraria) entre pensamiento y lenguaje.
- Existe, ergo, una relación entre lenguaje, pensamiento y realidad.

[estas distintas alternativas hipotéticas tendrán gran relevancia cuando se presente el proyecto de investigación que me permitirá ingresar a la carrera de doctorado y presentar mi Tesis.]

La idea es un signo temporizado (dinámico) surgido de las nociones (1ª, 2ª, 3ª) (figura)

Las ideas son signos activos (SIGNO*) (temporizados), y los pensamientos signos motivados (símbolos) [el SIGNO inactivo con que se representan las nociones, en la figura, luego se trocará por SEÑAL.]

Concepto (lo abstracto): es una construcción selectiva y expresa, no la esencia individual de las cosas, sino su esencia nominal, y constituye un producto semiótico cuya contraparte empírica son las palabras utilizadas para comunicarnos. Y coincidimos con Locke, en dotar a las ideas de una naturaleza psicológica [psíquica], pues es en la psiquis en donde se forman, aunque diferimos en que los conceptos no derivan de las ideas, sino de los pensamientos, ya que la conceptualización no es estrictamente un proceso sígnico, sino simbólico, y cuyo primer escalón es la generalización (en las aproximaciones inductivas). [lo dicho aquí sobre los conceptos, en la Teoría final será cambiado, o mejor dicho, será desechado, ya que concepto, conceptualización y generalización, como ya se verá a su debido tiempo, pertenecen al campo del pensamiento lógico, un pensamiento que tiene que ver con la 'visión científica' de las ciencias cognitivas, pero nada que ver con la verdadera estructura y función psíquicas.]

Hay semiótica cuando se intenta explicar qué se comunica o significa, cuándo se comunica o significa, y cómo se comunica o significa. [esta definición ya está 'casi' ajustada a la Teoría y se relaciona con la figura anterior, ya que está invocando las tres dimensiones que ya, a estas alturas, han sido definidas para la realidad: qué (estructural), cuándo (dinámico), y cómo (funcional)]

Según Peirce la percepción es un proceso abductivo (para nosotros la abducción junto a la deducción y la inducción constituyen ese aspecto informativo (intelectual, reflexivo) del emergente.) [con el correr del tiempo, nos acercaremos mucho más a Peirce, y nuestros pensamientos serán depurados de la contaminación racionalista.]

- Abducción: hipótesis constituida sobre la base de premisas inciertas que exige que sea comprobada por medio de inducciones sucesivas y de controles deductivos.
- Deducción: procedimiento lógico-cognoscitivo [he aquí la influencia racionalista del pensamiento lógico] que permite obtener una conclusión rigurosa por medio de un camino descendente que parte de lo más general y va hacia lo más particular. {o de la clase → elementos constitutivos}
- Inducción: conjunto de operaciones lógicas y cognoscitivas efectuadas durante la descripción o construcción de un modelo y que consiste en pasar de lo particular a lo general. {de un componente → clase}

Ejemplo tomado de Eco (en Signo) [que lo sacó del escrito de Peirce (Deduction, Induction, and Hypothesis, 1878), sin mencionar la fuente]

Deducción:
Todas las judías de este saco son blancas,
estas judías proceden de este saco,
por lo tanto, son blancas.     General → Particular

Inducción:
Estas judias proceden de este saco y son blancas,
probablemente todas las judías de ese saco son blancas.     Particular → General

Abducción:
Todas las judías de este saco son blancas,
estas judías son blancas,
probablemente proceden de este saco.     Aspecto físico → General/Particular

Forma representativa: existe una identidad de 'estructura' entre el hecho y el enunciado, (Wittgenstein) lo cual equivale a decir que el orden de los símbolos refleja el orden de los fenómenos que ellos describen. También, como lo destaca Peirce, la semejanza o identidad no se refiere al aspecto sensible, sino a la analogía de las relaciones entre sus partes. Se establece una homología relacional, y ésta se da con sus distintos niveles. Un símbolo no ocupa o está en lugar del acto de consciencia. Los símbolos no convencionales (pensamientos) permiten administrar el acto de consciencia.

El registro psíquico (representación) se puede evocar (recordar) mediante un proceso de construcción que involucra un volver a coordinar las sensaciones, sin que éstas estén presentes, mediante una re-temporización de las motivaciones.

Algo es signo en función de lo demás. (sus relaciones)

El objeto perceptivo es un constructo semiótico.

Ícono: es un signo producido de tal manera que genera aquella apariencia que llamamos 'semejanza'. El sentido de dependencia causal del objeto no es un efecto del objeto, sino de la convención productiva del signo, y a la vez, del objeto como 'unidad cultural'.

En 1892, Frege, introduce la base de los 'triángulos semánticos'. (figura)


Estos triángulos relacionan signo, sentido y significado. En donde, sentido (Sinn) es el modo como el objeto se presenta a la mente, o es entendido. Significado (Bedeutung) es el objeto a que se refiere el signo. {la clase}. En la parte izquierda de la figura vemos, en una especie de gráfico cartesiano, el despliegue de los ejes paradigmático y sintagmático; algo que sirve para explicar la significación connotativa, y la significación denotativa, introducidas por Stuart Mill. En donde, denotación: es una nueva distribución entre la clase de todos los objetos a los que puede referirse el signo, considerada como extensión del signo. Mientras que connotación son los sentidos posibles, o sea, su intención; lo cual, habla de una significación contextual, que sería un sesgo o desviación desde su significado habitual. {convencional}

La significación es la relación entre mi signo y la cosa de la cual es signo; mientras que suposición es la relación entre un signo y el signo sustituido por éste.

[continuará ... ]

[En este capítulo hemos asistido a una buena cantidad de aportes originales que luego veremos, mejorados, en la Teoría final.]

¡Nos vemos mañana!