febrero 05, 2014

Historia de la Lógica Transcursiva (Capítulo 116)

Cuaderno V (páginas 693 a 698)

(Presentamos hoy el primer intento de desarrollo lógico evolutivo)

Apuntes sobre génesis y fecundación (reproducción):

El proceso de génesis comienza con un complejo (hipercubo 1D) cuyos extremos (1/0) representan el primordio de S (dirección 01), y de O (dirección 10); y a su vez, puede estar activo (alterna entre uno y otro estado - movimiento circular) o inactivo (no gira) (figura #1A). Cuando se parte de un primordio activo (que gira), el inicio del giro puede ser S(01), y por tanto el giro completo será SO(0110); o puede ser O(10) y por tanto el giro será OS(1001). Se debe notar que el giro siempre tiene sentido levógiro (L).

Este complejo inicial permanece íntegro por ser, sus extremos, complementarios.

Por acción del entorno, uno de sus componentes cambia de dirección (puede ser cualquiera de los dos), y por tanto, ambos apuntan en la misma dirección lo que provoca su mutuo rechazo y por tanto, su división.

Ni bien se produce la separación, a cierta distancia, el integrante que había cambiado de dirección retoma su antigua dirección y se genera así un complejo bidimensional (hipercubo 2D) (figura #1B), que integra dos nuevos elementos o estados: V(11), y su inmediato complementario: ⊽(00). V representa la acción (movimiento de un elemento con respecto al otro). Quedan, en principio, caracterizados: el sujeto (S) como fuente de movimiento o de acción y el objeto (O) como destino de dicha acción.




El sentido de giro del complejo 2D también es levógiro. Aquí, y nuevamente por efecto del entorno, el componente V gira 180º y con él arrastra la parte superior del complejo, conformándose una estructura como la que se muestra en la figura #1C. Se produce una intersección o corte entre las ramas ascendente y descendente, dando origen a dos estructuras cerradas distintas, que por tener las ramas que se enfrentan por uno de los vértices de cada subestructura, iguales (O y S, respectivamente) dejan de ser complementarios y esto motiva el rechazo y movilización de cada una de ellas, las cuales comienzan a comportarse en forma individual; una como un emergente (E) (dextrógiro) y otra como una gameta (G) (levógira) (figura #1D).

Por la división producida, cada subestructura se referencia a una escala distinta a la original (0%-100% - figura #1 extremo izquierdo); exactamente la mitad de aquella. Esto hace que se origine un 0 (0%) en el vértice inferior del E, y un 1 (100%) en el vértice superior de la G. Así se origina una secuencia SVO (dextrógira) en el primer caso, y O⊽S en el segundo. (figura #1D)

Vimos anteriormente que el estado activo puede ser SO(0110) u OS(1001). Esto da origen a distintas alternativas, veamos:

Si el estado activo es SO(0110) en A, en B y en C (de la figura #1) será: (figura siguiente)

Luego en D será, según se muestra en la parte baja de la figura.









Si en A (de la figura #1) el estado activo es OS(1001), en B y en C será: (figura siguiente)

Luego en D será, según se muestra en la parte baja de la figura. Claramente se demuestra que no importa cómo se inicia el giro, el resultado final es el mismo: E = SVO, y G = O⊽S.
Este es el origen al primer emergente: SVO, y de la primera gameta: O⊽S.







Cuando el estado inicial A (de la figura #1) es inactivo (no gira), el comienzo del giro se produce recién en la etapa B y en el estado V, por tanto en B y en C será: (figura siguiente)

Luego en D será, según se muestra en la parte media de la figura.
Dando origen al segundo emergente: VOS, y a la segunda gameta: ⊽SO.

El tercer emergente = OSV, según se ve en la parte baja de la figura, surge por 'fecundación' (unión de las dos gametas anteriores)

[esta última operación lógica es muy importante porque, por primera vez, se utiliza XOR (or exclusiva) para lograr la 'unión' de dos elementos, en este caso, gametas. Aquí surge una de las operaciones lógicas claves en la LT.]

Los tres emergentes que han surgido tienen la propiedad de ser, cada uno de ellos con respecto al anterior, un paso evolutivo posterior, siguiendo el sentido de giro dextrógiro, típico de estas estructuras: (figura siguiente)

Existe una segunda propiedad, y esta es que si se progresa un paso evolutivo más, se llega al emergente originario o inicio de la cadena. (SVO), como se observa en la parte inferior de la figura.

De la primera propiedad surge lo que veremos luego como 'modalidad operativa'; y de la segunda propiedad, un mecanismo fundamental que llamaremos: 'recuerdo'.

[posteriormente se descubrirá que la misma operación lógica utilizada en la fecundación, sirve para poner en evidencia la primera y la segunda propiedades.]

Detalles de la fecundación:

De las gametas posibles, una de ellas, la subida de un complejo activo, oficia de receptiva (óvulo = Go), y aquella que procede de un componente inactivo que oficia de gatillo (espermatozoide = Ge). La Ge es incluida dentro de la Go y se alinean por su rama inicial. (figura #2)


El proceso de inclusión y alineación dispara la fusión de las ramas enfrentadas, comenzando por aquellas que están alineadas y de los nodos (vértices); se opera un giro de 180º en el eje z (se invierte el sentido de giro) y se obtiene un emergente (OSV), dextrógiro e híbrido. (a la derecha en la figura)

NOTA: hay 3 emergentes dextrógiros y 3 levógiros.

En un intento de integrar lo visto anteriormente se muestra la figura que sigue.


[El intento, sin mucho éxito, de la figura anterior muestra a las claras que el tema aún está en sus prolegómenos, y tendrá que pasar bastante tiempo hasta que se pueda sistematizar en forma coherente. No obstante, se vislumbra una firme e inicial tendencia que luego dará sus frutos.]

¡Nos vemos mañana!