abril 22, 2014

Historia de la Lógica Transcursiva (Capítulo 192)

Cuaderno IX (páginas 1153 a 1158)

(Hoy encaramos el planteo de una 'arquitectura' de nuestro trabajo desde la óptica del "Tratado Lógico Filosófico" (TLF) (1921) de Ludwig Wittgenstein (LW))

Introducción (Bertrand Russell)

Los planteos de mi trabajo son:
1) ¿Qué ocurre en nuestra mente cuando empleamos el lenguaje? (abordaje psicológico)
2)  ¿Qué relación existe entre pensamientos, palabras {lenguaje} y realidad? (abordaje epistemológico)
3) Usar las proposiciones para que nos digan la verdad más que la falsedad. {algo que está fuera de mis preocupaciones}
4) ¿Qué relación liga a un hecho con su símbolo?
5) ¿Cómo está estructurada la realidad?
6) ¿Cómo se estructura la psiquis?
7) ¿Qué relación hay entre la vida y el lenguaje?
8) ¿Cómo se maneja el tiempo?
9) ¿De dónde sale la estructura del lenguaje?
10) ¿Cuál es la lógica del lenguaje?

La tesis fundamental es: para que el lenguaje pueda expresar (representar) la realidad debe haber algo en común entre sus estructuras respectivas. Y tal cual lo plantea LW, esta estructura común no es 'dicha' por el lenguaje, sino 'mostrada'. Ya que todo lo que pueda decir nuestro lenguaje tiene la misma estructura (sintaxis) que la realidad.

No se progresa demasiado en el estudio del lenguaje, básicamente, porque no se comprende su lógica. Podemos adelantar que su lógica es la misma que la de la realidad. Esto es lo que, fundamentalmente, tienen de común y esto surge porque tienen la misma estructura.

En el aforismo 2.1 (LW) afirma: "Nosotros nos hacemos figuras de los hechos." Compara la expresión lingüística con la proyección geométrica. Ya que una figura geométrica puede ser proyectada de distintas formas. Cada una de ellas es un lenguaje distinto, pero las propiedades de proyección de la figura original permanecen inmutables. Esta inmutabilidad de la forma, que en definitiva es su lógica, es en sí, un lenguaje universal, desde donde derivan los demás, incluido nuestro lenguaje.

Esta figura (que nosotros también adoptamos y describiremos estructuralmente) es tomada como en LW, como un modelo de la realidad (de los sistemas reales). Las relaciones (interrelaciones) que existen entre las partes de la figura, es la misma que la que presentan los hechos en su constitución: una sintaxis común que expresa la realidad y la contiene; es la realidad. El lenguaje (en sentido lato) es la realidad que así se constituye.

Por tanto, desde este punto de vista, no hay nada real que sea extralingüístico. Las caracterizaciones, hechas del lenguaje, en desconocimiento de esta lógica, son en todo caso, 'errores sintácticos'.

La realidad está organizada en 'patrones' (o emergentes), y éstos a su vez, se hallan nucleados en distintos sistemas. Estos patrones son autónomos y autopoiéticos, y están constituidos por partes; estas partes las llamamos: 'espacios o nichos ontológicos', que dadas sus interrelaciones, conforman una unidad compleja; o sea, aquella cuyos componentes son opuestos, complementarios y concurrentes. Queda así definida la mínima expresión compleja, una unidad que es aplicable a toda la realidad, por lo que se la considera 'universal'.

Este PAU (patrón autónomo universal) es la más pequeña evidencia de realidad que podamos concebir; siendo representable a través de una 'figura dinámica' compuesta. Esta unidad es la base de la estructura real.

Este trabajo trata de la existencia de un 'lenguaje universal'; considerando como lenguaje, toda aquella manifestación que tenga una sintaxis. Entendiendo por sintaxis la estructura (organizacional) disposicional (interrelación entre integrantes) de tales manifestaciones. Por tanto, se pretende abordar las expresiones que muestra este lenguaje. A este lenguaje y a todas sus expresiones, le llamamos: realidad. Como tal, no hay nada que pueda ser extralingüístico.

Realidad es todo lo que existe. Realidad es la totalidad de las manifestaciones (expresiones) del 'lenguaje universal' (LU), más él mismo, que también es una manifestación. La realidad (R) está determinada por todas las manifestaciones (expresiones); no por las 'cosas', y por ser todas las expresiones, como el lenguaje mismo, todas las expresiones están soportadas por una trama lógica.

Esta R está organizada en sistemas. Sistemas que solo pueden aislarse, uno del otro, como un ejercicio analítico y abstracto, ficticio, arbitrario; ya que su separación efectiva, los transformaría en 'partículas' inertes y sin sentido.

La R tiene en sí misma, consistencia, y esta consistencia se la da su estructura. Esta estructura se 'expresa' de una manera dinámica y funcional.

Queda así determinado un 'espacio real' que se enmarca en tres dimensiones: su estructura (el qué real), su dinámica (el cuándo real), y su funcionalidad (el cómo real).

Estas dimensiones se intersecan entre sí (son ortogonales), y plantean el marco referencial de todo cuanto acaece.

Desarrollo esquemático:

Prólogo:
Los problemas de la Filosofía son por:
- Desconocimiento de la lógica del lenguaje.
- Traza límites a la expresión de los pensamientos; o sea, en el lenguaje.

Desarrollo:
1. El mundo:
- Determinado por los hechos, y es todo lo que acaece en un 'espacio lógico' dotado de sentido.

2. Los hechos:
- Hechos atómicos.
- - Combinación de objetos (entidades, cosas).
- Lógica: posibilidades (todas) → hechos.
- No es posible pensar un objeto (O) fuera de la conexión con otros, ni de su contexto (hecho atómico).
- Conozco un O si conozco su posibilidad de entrar como hecho atómico.
- Se conoce a un O, no por su propiedades externas, sino por las internas.
- Si se da todo O, se da todo posible hecho atómico.
- Cada cosa se da en un espacio de hechos posibles. El área puede estar vacía {nicho o espacio ontológico}; pero no puedo pensar O alguno, sin área.

3. Los objetos:
- La posibilidad de entrar → hecho atómico, es la forma del O.
- El O es simple.
- Forman la sustancia del mundo. No pueden ser compuestos.
- La sustancia del mundo puede determinar solo una forma, y ninguna propiedad material.
- Los Os. son incoloros. [esto, luego lo modificaremos, no en su sentido ontológico, sino en su sentido metafórico]
- La sustancia existe independientemente de lo que acaece.
- Es la forma y el contenido.
- Espacio, tiempo, y color: formas de Os.
- Por los Os. hay una forma fija del mundo. {PAU}
- Lo fijo, existente y el O, son uno.
- El O es lo fijo existente; la configuración, lo variable.
- Configuración de los Os. → hecho atómico.
- El hecho atómico tiene una estructura.
- La forma es la posibilidad de la estructura.
- Estructura del hecho → estructura del hecho atómico.
- Total de hechos atómicos → mundo.
- La existencia y no existencia de los hechos atómicos → R.
- Los hechos atómicos son independientes unos de otros. La existencia de uno no dice de la existencia de otro.
- Lo total (R) → el mundo.

4. Figuras:
- Nos hacemos figuras de la realidad.
- Modelo de la R: presenta los estados de las cosas en el espacio lógico, la existencia y no existencia de los hechos atómicos.
- A los Os. → elementos de la figura {¿signos?}.
- Están en lugar de los Os.
- Figura → hecho.
- La combinación de los elementos de la figura → representación → combinación de las cosas.
- A la conexión entre elementos → estructura.
-  La figura está ligada a la R. Es como una 'escala' aplicada a ésta.
- En sus puntos extremos tocan al O que 'se mide'.
- La 'relación figurativa': coordinación de elementos de la figura → cosas. Serían como 'tentáculos' de los elementos (de la figura) que tocan la R.
- Un hecho para poder ser figura debe tener algo en común con lo figurado.
- La figura tiene en común con la R, su forma de figuración.
- La figura no puede figurar su forma de figuración, solo la muestra.
- La figura representa su O desde fuera {fenómeno}.
- La figura debe tener en común con la R su forma lógica; o sea, la forma de la R.
- Si la figura se llama 'forma lógica', luego, la figura es la lógica.
- La 'forma lógica' puede figurar al mundo {homología entre los sistemas reales}.
- La figura, figura la R representando una posibilidad de la existencia y de la no existencia de los hechos atómicos. {es decir, para nosotros: ser y esencia, lo que representa la existencia}
- La figura representa un estado de cosas en el espacio lógico. {esto hace muy útil al Stateflow® (Matlab) [solfware utilizado para simular matemáticamente, el comportamiento de los sistemas]}
- La figura contiene la posibilidad del estado de cosas que representa.
- Lo que la figura representa es su sentido {aquí, LW, es muy ambiguo. Desde el punto de vista de la psiquis, para nosotros, la figura representa la IDEA, y su negación, su sentido, el pensamiento}

5. Figura lógica:
- La forma lógica de los hechos es un pensamiento. {para nosotros: una IDEA}{Los hechos también son una figura}{hay una homología entre la figura de los hechos y la 'figura lógica' de esos hechos; es decir, su IDEA}
- No es posible pensar nada lógico. {vale decir, fuera de la lógica que estructura la R; o mejor, los sistemas reales}
{Como el lenguaje es el medio por el cual se comunica o presenta la lógica de la R, es imposible que contradiga tal lógica → en esto coincidimos totalmente.}
- En la proposición, el pensamiento se expresa perceptiblemente por los sentidos. {a través del lenguaje simbólico}

{Me parece bárbaro la metáfora de proyección de la figura geométrica para explicar la 'internalización' de la figura de la R en la psiquis, y, lo mismo para explicar la 'externalización' de esta figura en el lenguaje convencional; no importando el nivel en que esto opere, pues, se 'proyectará' la figura de que se trate; lo que represente el estado actual de las cosas}

- Nosotros usamos el signo sensiblemente perceptible de la proposición, como una proyección del estado de cosas posibles. {Aquí tenemos que hacer algunas precisiones: LW se preguntaba, ¿qué relación liga un hecho y su símbolo? La relación es la de una 'proyección geométrica' de la forma lógica; o sea, de la IDEA (signo), transformada en pensamiento (símbolo). La secuencia sería así: signo de la R (PAU) → se proyecta con tal signo en su forma lógica: la IDEA; esta se proyecta como símbolo en el pensamiento (al negarla). La negación clásica de éste → lo proyecta a la R nuevamente, pero como símbolo del lenguaje convencional, que establece las reglas de proyección, no como signo a pesar de tener en apariencia, la misma forma. La forma lógica del signo, negada; o sea, el pensamiento, contiene el sentido de la R, lo proyectado simbólicamente, el significado.}

Reordenando todo sería:

Los emergentes reales {PAU} {hechos atómicos de LW} son unidades complejas que expresan una apariencia {el fenómeno} un ser y una esencia. Tienen, por decirlo de alguna manera, una 'cáscara' (lo aparente); una capa externa (lo particular), y una capa interna o núcleo (lo general).

Esto es lo que se ofrece a la percepción y forma parte de la existencia; constituyéndose en un signo.

El hombre, al percibirlo, vale decir, al sacarle (negarle) lo aparente (esto es percibir); el hecho {PAU} en sí es desdoblado en sus constituyentes básicos: la capa externa (lo particular) es representado a través de su temporización externa (espiral), como un signo en una IDEA.

El núcleo (lo general), obtenido por negación de una IDEA, es representado a trabe´s de su temporización interna, como un símbolo y es lo que da sentido a una IDEA. A través del lenguaje convencional se proyecta a modo de representación (por una nueva negación), esta representación es un símbolo (y no un signo, a pesar de tener la misma apariencia), ya que se muestra una estructura como una función; vale decir, como un significado. La psiquis, de esta manera, se comporta como un filtro que reserva la esencia de los hechos (su sentido), y los proyecta en el lenguaje convencional como una falsa estructura, mediante el significado de la IDEA; esto es, a través de una función. Visto superficialmente, el lenguaje, es una manifestación carente de estructura real, pues lo que uno investiga interviniendo, no pasa de ser un 'espejismo', y no la estructura del pensamiento, como se pretende.

6. Las proposiciones:

- Signo proposicional es aquel en el cual expresamos el pensamiento {yo lo llamo símbolo}. La proposición es el signo proposicional en su relación proyectiva con el mundo. {yo le llamo lenguaje}. A la proposición {el lenguaje} pertenece todo aquello que pertenece a la proyección {sus reglas}, pero no lo proyectado. {es como en el PAU, que expresa la forma (la relación entre los espacios ontológicos, pero no dice sobre el contenido}
- En la proposición {lenguaje} no está contenido su propio sentido {está en el pensamiento que se expresa mediante él}, sino la posibilidad de expresarlo. {su significado}
- En la proposición está contenida la forma de su sentido {del pensamiento}, pero no su contenido {esta forma es el significado; es una estructura que se expresa con una función}.
- La proposición {el lenguaje} no es una mezcla de palabras.
- La proposición {la expresión del lenguaje} es articulada. {O}
- El signo proposicional {el símbolo} es un hecho. {yo diría: lo proyecta o lo representa}
- Solo los hechos {como también el pensamiento} pueden expresar un sentido, una clase de nombres. {y esto es así, básicamente, porque no pueden expresar la esencia; por lo menos en forma aparente}
- Que el signo proposicional {el símbolo} es un hecho, está oculto por la forma ordinaria de expresión {el símbolo convencional, y aquí no importa si es escrito y oral; tiene oculto el sentido de un hecho y aún el hecho en sí, porque hace explícita, en una estructura, una función; o sea, da un significado a un hecho. Muestra su forma, pero no su contenido. Esta estructura es solo aparente, pues en realidad, nada tiene de la verdadera estructura que ha quedado oculta en el proceso de simbolización y posterior proyección}
- La esencia del signo proposicional {símbolo} se ve muy clara cuando lo imaginamos compuesto de Os. espaciales. {o no}
- La recíproca posición espacial de estas cosas expresa el sentido de la proposición {lenguaje} {esto es más que trascendente, ya que está diciendo que la negación del significado del lenguaje convencional, expresa el sentido, o sea, el pensamiento. SVO → O⊽S}

En las proposiciones {el lenguaje} puede expresarse {y de hecho se hace} de modo que los Os. del pensamiento correspondan con los elementos del signo proposicional {símbolo}{yo le llamo símbolo a lo que LW le llama proposición, e igual que él, acepto una correspondencia relacional entre los elementos de este símbolo y los espacios ontológicos que definen en sus relaciones; un emergente o hecho, como lo llama LW. También hay, de alguna manera, coincidencia en que cada elemento del símbolo representa cada uno de los 'O' genéricos (como los llamé en un inicio) del emergente o hecho, y así constituye su significado.

Es impresionante la semejanza que hay con el aforismo 3.221 (TLF, p#24), en donde expresa: "Una proposición [el símbolo} únicamente puede decir cómo es la cosa {el hecho}, no qué es una cosa." - Justamente, el lenguaje expresa el pensamiento y éste, como función, expresa el cómo y no la estructura, o el qué. Sin embargo, de una manera aparentemente paradojas, el lenguaje, a través de sus expresiones (proposiciones de LW) muestra una estructura, pero, al estar esta estructura en función de los tiempos de verbo, se transforma en una expresión del cómo (función) [esto luego será modificado, porque en realidad, los tiempos de verbo no tienen nada que ver, sino el tiempo interno o psíquico] de la R, y no del qué, que podríamos asumir, al mostrarnos una estructura. La dependencia funcional con respecto a los tiempos verbales le da el sentido a la expresión [caben las mismas consideraciones del comentario anterior]; el significado lo adquiere ad placitum, dándole un contenido convencional que equipara, a través de nombres, con el verdadero sentido o esencia de las cosas o los hechos. Por esta razón, y en esto estoy de acuerdo con LW, el lenguaje solo nombra los Os. Puedo sólo hablar de ellos, pero no puedo expresarlos. [¡brillante!]


La figura anterior resumen todo lo considerado. Referencias: Bio-externo, Psico-interno y Socio-Cultural son los sistemas que constituyen la realidad (sistemas reales).

[continuará ... ]

¡Nos vemos mañana!