diciembre 07, 2013

Historia de la Lógica Transcursiva (Capítulo 56)

Cuaderno III (páginas 333 a 338)

Acabamos de poner en funcionamiento el Sistema de Turnos y Aranceles, y hasta ahora (12 horas después) siguen funcionando bien, lo cual no es poco. Aquí terminaba, teóricamente, el proyecto que me solicitara el Director del Centro de Diagnóstico, para ayudar a la mejor atención de los afiliados. Me comentaba, casualmente ayer, que le parecía un sueño el que yo pudiera haber logrado 'poner de pie' semejante monstruo y hacerlo caminar con pie firme, y no a tientas como cualquier 'recién nacido'. La verdad es que me gustó y me halagó esa metáfora.

Los otros dos sistemas que están casi terminados son: el de Afiliaciones (que se encarga de registrar los datos administrativos de los afiliados, de confeccionar los planes sociales y de emitir las respectivas credenciales); y el de Farmacia (que además de registrar las ventas en tiempo real de la farmacia central que está en el mismo edificio que nosotros, permite administrar el enorme depósito que se posee al respecto y en donde, fuera de registrar las bajas por las ventas diarias, se tiene que configurar los pedidos de reposición y las licitaciones respectivas. También deja constancia de los registros contables respectivos y permite realizar los cierre de caja diarios). Este último sistema, tengo la intención de ponerlo a funcionar el Lunes próximo a primera hora.

Hace varios días que se viene cargando el archivo que controlará el stock de farmacia. He asignado para dicha tarea a 10 personas, las cuales han trabajado durante 12 horas corridas todos los días, salvo una hora que se toman para comer, durante 10 días. Son operadores rápidos, por lo que ha logrado incorporar alrededor de 22.000 registros diarios cada uno de ellos, lo que al cabo de los 10 días, totalizan los casi 2.500.000 registros que tiene el archivo de stock. Esta tarea previa es fundamental para arrancar con el sistema de Farmacia. Estoy muy satisfecho con el cumplimiento de la tediosa tarea de carga, la que se ha completado 24 horas antes del tiempo previsto.

Como comenté alguna vez, dos de los operadores centrales del centro de cómputos, son chicos que vienen del área de farmacia, uno que además de operador está haciendo sus 'pinitos' en programación (¡y va muy bien!) (es el que en sus escasas horas libres es taxista); y el otro, quien también tiene actividad extra, fuera de ser operador (está estudiando). Ambos fueron sacados del Depósito de Farmacia de la Obra Social, por tanto, conocen y muy bien lo que tiene hacer el sistema, y cómo tiene que hacerlo. Me siento halagado por el grado de colaboración desinteresada que he recibido de su parte; a tal punto llega ésta, que se han ofrecido para quedarse conmigo este fin de semana en el centro de cómputos, para lo cual han hecho arreglos con sus compañeros para asumir alternativamente todas las guardias durante esos días (un total de 6), para que el sistema, efectivamente, arranque el Lunes a la mañana.

Ha sido realmente increíble la actitud y el compromiso de estos chicos. Me hace sentir muy bien el haber comprobado a través de su comportamiento, el grado de comunión con el proyecto de todo el personal (y no solo de ellos) que he elegido para que me acompañe en esta aventura. Defienden al Departamento y a todo lo que allí se hace, con la misma pasión que yo, además de profesarme un respecto y una admiración que realmente me sorprende y me emociona. A tal punto llega toda esta entrega, que mientras yo trataba de descansar y dormir algo, recostado en uno de los largos bancos de la Sala de Reuniones, ya que llevaba casi 24 horas sin hacerlo, ellos se encargaban, uno de operar el sistema central y el otro de supervisar la puesta en marcha del sistema, lo cual implica hacer muchas pruebas falsas de venta de medicamentos para ver si el sistema facturaba bien, hacía la descarga del stock en forma adecuada, y simulando el paso de tiempo mediante la venta ficticia de grandes cantidades, si el sistema era capaz de solicitar la reposición respectiva, previo haber avisado cuando quedaba en depósito cierta cantidad mínima del producto analizado y de la cantidad de días que se estaba cubierto con dicho producto, antes de la reposición. ¡Todas tareas agotadoras! Sobre todo, porque mientras el que oficiaba de operador central controlaba el comportamiento del sistema general, el otro bajaba a la Farmacia (que estaba en planta baja) y simulaba las ventas e imprimía el respectivo comprobante. Se gastaron varias resmas del papel continuo en donde estaban impresas las facturas, para hacer las pruebas. Inclusive pudimos tirar un informe de inventario, de la existencia figurada luego de todas las 'ventas' realizadas durante todo el Sábado y Domingo; días durante los cuales no se atiende al público, por eso decidí hacer todo este tremendo trabajo durante el fin de semana.

Luego de casi 72 horas, prácticamente sin dormir y sin comer, se ha puesto en marcha el nunca tan querido y apreciado Sistema de Farmacia; los dos operadores que tanto me ayudaron durante el fin de semana están apostados en la farmacia para asegurarse que todo funcione correctamente. Ya he recibido las felicitaciones del encargado y a la vez Jefe del Depósito de farmacia por el comportamiento del sistema; felicitaciones que hago extensivas al calificado personal que me ha acompañado, y para quien voy a gestionar ante el Director General, un merecido reconocimiento.

El sentido de las relaciones del psicocito es el mismo en el que transcurre el tiempo real, y representan el inter-juego de entradas/salidas conectadas por esta unidad de proceso psíquico. Bajo este aspecto tan rudimentario nada distingue a la 'cuña' de un simple 'arco reflejo', y de hecho, así funciona en un comienzo. Asumiendo una célula psíquica madura (psicocito) como parte integrante de este arco, se dan las siguientes relaciones: el ingreso que se produce en el APE (desde el entorno) está conectado al nodo As, que da cuenta del registro de los aspectos secundarios de lo presentado al aparato perceptivo. El ingreso que se produce en el API está conectado con el nodo Se que registra la ocurrencia de una sensación (producto de una necesidad) biológica o somática. Quedan así definidos los puntos del control somato-psíquico. Las salidas parten desde el nodo motriz (M), que registra y opera con movimientos somáticos, hacia la próxima interrupción, constituyendo los puntos del control pisco-somático (concepto fundamental, como luego veremos). Aún en el funcionamiento más burdo de este esquema (proceso reflejo), se tardaría 1 ㎳, lo cual constituye un adecuado tiempo de respuesta, según se mueven los procesos bioeléctricos y neurohumorales.

Cuando todos los elementos tienen un adecuado nivel evolutivo, el tiempo entre las entradas y las salidas se 'abre'; es decir, un nuevo ciclo temporal (mucho más corto) gobierna los acontecimientos psíquicos, creando una 'cuña temporal', y como todo lo que ocurre 'frente' al aparato perceptivo, se registra en la Memoria de Corto Plazo (temporaria). A este espacio virtual (ya que crece a medida que se va 'llenando'), lo llamamos: espacio transicional (¿transaccional?), que actuaría como un verdadero 'buffer' (almacenamiento temporario en espera de algún proceso) que retiene la realidad casi tal cual ocurre.

Al ser tomado, nuevamente, el comando de lo somático en la siguiente interrupción, se encuentra con un 'buffer' lleno de datos (sin importar cómo es que llegaron allí) para procesar; sin embargo, externamente nada cambió como para ser sensado ni medido. Este estado de captura diferenciada de información la llamaremos consciencia monitora o vegetativa, y es el estado que prima durante la vigilia, descripto como un fenómeno de 'llamar la atención', del entorno y del contexto, lo cual permite registrar el mensaje que en forma continua, nos brinda la realidad, sin que se fije intencionalmente la atención ni se pierdan prácticamente detalles reales.

Si consideramos al tiempo de las interrupciones como el 'presente' o el 'estar', la rampa de las entradas, en la cuña, representa el 'pasado' en el tiempo psíquico, ya que se basa en la experiencia (entendiendo por tal el registro evolutivo del grupo de eventos que definen el entorno y sus relaciones temporales), para que por resonancia adaptativa (basada quizás en la sincronización neuronal a gran escala en verdaderas redes neuronales, según Varela et al.), pueda reconocerse dicha entrada o generarse un nuevo registro. Las entradas ejercen, como ya dijimos, un control somato-psíquico que es de tipo 'preventivo'. Vale decir, como el reconocimiento por resonancia básicamente trabaja considerando el error entre la salida obtenida y la entrada de referencia, este tipo de control no analiza el error en sí, sino la 'velocidad' de variación de éste; operando adecuadamente cuando la velocidad de crecimiento del error supera límites preestablecidos (niveles de tolerancia aprendidos evolutivamente), interrumpiendo en forma brusca el proceso de entrada y provocando una salida (descarga), tendiente a alejarse de la situación de error en forma intempestiva (alivio). Todo esto para evitar la sobrecarga del sistema; un ejemplo paradigmático de este comportamiento es el movimiento reflejo provocado por un estímulo nocivo.

La rampa de las salidas en la cuña, representa el 'futuro' en el tiempo psíquico, ya que se basa en la 'predicción'. Las múltiples variables de entrada son compuestas para alimentar un 'modelo paralelo' de la realidad, según la discretización planteada de ésta, y acorde al aprendizaje que se va logrando. Este modelo que funciona simultáneamente con el registro de la realidad planteada, detecta desvíos de las variables y va aprendiendo (por simulación) paulatinamente, cuáles son las tendencias de funcionamiento del sistema, según el cuadro y valores de las variables; pudiendo determinar cuándo, con el tiempo, esta situación generada va a conducir a un funcionamiento anómalo que ponga en riesgo el sistema. Por tanto, ejerce una acción correctora sobre las variables somáticas para 'prevenir' que ocurra en el futuro una situación riesgosa. Un ejemplo de esto último sería la 'parálisis motriz' y el estado de inconsciencia que acompaña al sueno, mediante la desconexión de la cuña temporal. Aunque una modalidad de 'control predictivo' sería solo operativo en humanos. En los animales no humanos, no habría predicción, sino solamente 'previción'. Por tanto, aunque se produzca el mismo fenómeno de 'desconexión' de la consciencia monitora, no hay 'modelo paralelo' para simular la realidad, ni tampoco se dispone del 'espacio transicional' que es el que nos da la posibilidad de elaborar, de crear, de imaginar, etc. La modalidad de comportamiento de los animales no humanos, por lo dicho anteriormente, sería solo refleja.

[Nuevamente se cometen serios errores conceptuales, pero, toda esta elaboración le servirá a la teoría, porque, correcciones mediante, da una base simple y eficaz del funcionamiento psíquico.]

¡Hasta mañana!