septiembre 18, 2014

Historia de la Lógica Transcursiva (Capítulo 341)

Cuaderno XV (páginas 2051 a 2056)

(Hoy veremos una obra poco conocida de Sigmund Freud, "Sobre la afasia" (Zur Auffassung der Aphasien), que publicó en 1891 y que, prácticamente, pasó desapercibida hasta nuestros días)

#Prólogo  Freud sigue estrictamente la teoría de H. Jackson sobre la evolución y disolución de la función: "Al evaluar las funciones del aparato del lenguaje {designación aportada por Freud} en condiciones patológicas estamos adoptando como principio rector, la doctrina de H. Jackson, según la cual, todos estos modos de reacción representan casos de retrogresión, desinvolución, de un aparato sumamente organizado, y corresponden, por tanto, a estados previos de su desarrollo funcional."

Lo anterior significa, en cualquier circunstancia, un ordenamiento de asociaciones que, por haber sido adquirido posteriormente, pertenece a un nivel superior de funcionamiento, y se perderá; mientras que los ordenamientos más recientes y simples se mantendrán. Desde este punto de vista es posible explicar gran número de fenómenos afásicos. {Igual que mi propuesta → por primera vez aparece el principio de regresión que sirve de base a todas las proposiciones genéticas del psicoanálisis. Esta teoría tiene como fundamento último en la obra de Herbert Spencer, el filósofo - psicólogo de la evolución, como también, en Günther}

La idea de que algunas perturbaciones de la función, semejantes a las provocadas por lesiones cerebrales se presentan en personas sanas, en estado de fatiga o falta de atención, estaba implícita en la teoría de la evolución y disolución. Lo que Freud afirma sobre la parafasia, es decir, el uso erróneo de palabras, suena como un preludio al capítulo sobre las equivocaciones y lapsus linguae, en "Psicopatología de la vida cotidiana". La parafasia, apenas si ha evolucionado desde Freud.

'El aparato del lenguaje es el hermano mayor del aparato psíquico'. Ambos términos tienen origen en los trabajos de Meynert. Se incluyen términos que serán, desde aquí, de uso corriente en Psicoanálisis: proyección, representación. Los términos ocupación, ocupar, catexia, catectizar; fueron usados Meynert para designar el proceso hipotético de 'invertir' a las células corticales no implicadas en una función nueva. Freud rechazaste concepto y lo usa para el mecanismo de catectizar a los objetos con libido. {cargar} El concepto de sobredeterminación también fue definido, por primera vez, en relación a las funciones del lenguaje, de las que se suponía, eran protegidas contra el colapso, mediante una multiplicidad de mecanismos complementarios. {de este libro se vendieron, en el primer año, 142 ejemplares; y 115, en los 9 años siguientes. ¡Un verdadero fracaso!}

Freud, también impuso aquí, el término 'agnosia'.

p#7  Revisa las dos premisas fundamentales de las teorías sobre las afasias, que regían en ese entonces. {que dicho sea de paso, son las mismas que están vigentes hoy día}

La primera premisa a revisar es la que se refiere a la distinción entre afasias causadas por destrucción de los centros, y las provocadas por destrucción de las vías que los conectan.

La segunda premisa concierne a la relación topográfica entre los centros individuales del lenguaje, que fue adoptada fundamentalmente, por Wernicke y sus seguidores. Las objeciones a esta teoría están íntimamente relacionadas con la idea de 'localización'; vale decir, la restricción de las funciones nerviosas a áreas anatómicamente definibles. {como vemos, no hemos progresado nada}

Propuesta de Wernicke:

Según Wernicke, los sonidos → nervio acústico → corteza - lóbulo temporal (centro sensorial del lenguaje) → área de Broca (centro motor del lenguaje) → impulso para el lenguaje articulado.
Entonces, las células del lóbulo temporal 'encierran' los sonidos del lenguaje, en tanto que el centro de Broca contiene la 'imagen' de los movimientos (las impresiones glosoquinénicas).
Decía que cada estímulo que llegaba a la corteza dejaba una 'impresión' perdurable que almacenaba en una célula separada. A estos residuos de estímulos pasados, propone llamarlos 'imágenes de memoria'. {Freud}

La destrucción de estas fibras provoca un trastorno del lenguaje consistente en parafasia con comprensión y articulación normales. Es decir, confusión de las palabras y la falta de seguridad en su uso. Los esquemas de Wernicke ubican el área del lenguaje en el hemisferio derecho y muestra un aparato del lenguaje sin relación con las actividades del resto del cerebro.

Lichtheim en 1885 mejoró estos esquemas.

M = Centro motor de Broca
1 = Afasia motora
A = Área auditiva del lenguaje (Wernicke)
2 = Afasia auditiva (sensorial)
3, 4, 5, 6 y 7 = Afasias de conducción de la ínsula (Wernicke las llamó comisurales).
B = Las distintas zonas desde donde puede ser estimulado el aparato del lenguaje. {conceptos}

Lichtheim de acuerdo al esquema adjunto, dividió las afasias en: centrales (1, 2), periféricas de conducción (5, 7), y centrales de conducción (3, 4, 6).

Wernicke reemplazó la nomenclatura anterior, por:

1 - Afasia motora cortical: la comprensión del lenguaje hablado está intacta, pero se ha perdido el vocabulario, o solo quedan pocas palabras. Son imposibles, tanto el lenguaje espontáneo (dado por la conexión entre B y M, en el esquema), como la repetición de las palabras escuchadas. (Afasia de Broca)

5 - Afasia motora subcortical: se diferencia de la anterior en que preserva la capacidad de escribir.

4 - Afasia motora transcortical: falta el lenguaje espontáneo, pero puede repetir palabras. Se produce una marcada disociación del componente motor del lenguaje.

2 - Afasia sensorial cortical (Afasia de Wernicke): no se comprende el lenguaje hablado ni puede repetirlo, pero puede hablar espontáneamente con un vocabulario limitado. Su lenguaje no está indemne, sino que presenta parafasia.

6 - Afasia sensorial transcortical: el lenguaje es parafásico. Puede repetir pero no comprender lo que se le dice o lo que repite.

7 - Afasia sensorial subcortical: igual que 6 pero sin parafasia.

3 - Afasia de conducción de Wernicke: presenta solo parafasia.

p#29  La parafasia observada en los pacientes afásicos no difiere del uso errado y de la distorsión de las palabras, que las personas normales pueden observar en sí mismas, en estado de fatiga o de división de la atención, o bajo el influjo de emociones perturbadoras.

p#37  Freud propone que los haces M-B y M-A son uno y el mismo, ya que no ocurre que aparezcan trastornos en la repetición con el lenguaje espontáneo indemne.

p#38  Propone que la afasia sensorial (por destrucción de A) va mucho más allá de la parafasia. Hay casos en que se produce una pobreza de sustantivos, verbos y adjetivos y abundancia de todos los restantes tipos de palabras, y una tendencia a la repetición. {lo anterior da una oportunidad a nuestro esquema genético de las categorías léxicas}


Wernicke decía que el vocabulario intacto con parafasia era típico de la afasia sensorial.
Freud propone en cambio, una pobreza de las palabras con abundancia de impulsos del habla.

p#41  Ahora propone que el haz B-M y B-A son el mismo haz.

p#44  Deja claro que la presencia de una afasia motora transcortical, de ningún modo, demuestra la existencia del haz B-M necesario para el lenguaje espontáneo.

p#57 Freud propone los centros involucrados en el aprendizaje del lenguaje (figura)


Las flechas y los números, en la figura anterior, indicarían el orden en que se habilitan estos centros (M = motor, A = sensorial auditivo, V = visual, G = gráfico)

Sugiere que las afasias no hacen más que reproducir un estado que existió en el curso del proceso normal del aprendizaje del habla.

{La secuencia según la veo yo, sería: sustantivo → infinitivo → verbos intransitivos → gerundio → verbos transitivos → participio → adjetivo → gerundivo → adverbio de modo. Parece razonable que la secuencia de pérdida sea FIFO (el primero que aparece es el primero que se pierde), y no LIFO (el último que aparece es el primero que se pierde) como sugiere Ribot citado por Bergson en "Materia y Memoria, p. 130}

p#70  El proceso psíquico es paralelo al fisiológico, 'un concomitante dependiente'. {esto es genial, porque está definiendo nuestro proceso heterárquico}

p#81  Freud considera a la organización del aparato central del lenguaje como una región cortical continua que ocupa el espacio entre las terminaciones de los nervios óptico y acústico, y de las áreas de los nervios craneales y motores periféricos, en el hemisferio izquierdo {semejante al primer trabajo de Wernicke}. Es decir, todas las circunvoluciones que forman la cisura de Silvio. No acepta localizar los elementos psíquicos del proceso del lenguaje en áreas específicas de esta región. Los 'centros del lenguaje' son áreas difusas que solo se ponen en evidencia en la patología, pero que no tienen ningún significado fisiológico especial, como no sea el ser adyacentes a las áreas corticales receptivas y motoras, y a la situación de los haces de fibras cruzadas.

Rechaza la denominación de 'afasias centrales corticales y las de conducción (asociación), sosteniendo que todas las afasias son de asociación; vale decir, de conducción. {algo con lo que concuerdo e intuyo desde hace bastante tiempo} La afasia por destrucción o lesión de un 'centro' es para Freud una afasia por lesión de esas fibras asociativas que se encuentran unas con otras en un punto nodal llamado 'centro'.

p#82  La afasia es provocada por una lesión o por un efecto remoto sobre la corteza; o sea, el área del lenguaje no tiene vías aferentes o eferentes propias que se extiendan hacia o desde la periferia, lo cual está demostrado por el hecho de que una lesión subcortical, en cualquier localización, no puede producir afasia, excepto la anartria {por lesión del núcleo lenticular}, en donde el paciente puede leer, escribir, indicar mediante señas el número de sílabas, pero no puede pronunciar una palabra. {a este cuadro también se lo conoce como afasia motriz subcortical}

p#86  ¿Qué nos enseñan las afasias del aparato del lenguaje organizado a la manera en que lo propone Freud?

Desde el punto de vista psicológico {y hace muy bien en no 'perderse' en las definiciones lingüísticas, que hoy constituyen una madeja enredada imposible de desentrañar} la unidad funcional del lenguaje {operativa} es un complejo constituido por elementos: auditivos, visuales y cinestésicos (algo demostrado por la patología). Y hemos aprendido, mediante la pérdida de cualesquiera de estos elementos, a localizar el daño. Generalmente se consideran cuatro constituyentes del concepto de palabra:

1 - Imagen o impresión sonora {escuchar}
2 - Imagen visual de las letras {leer}
3 - Imagen o impresión glosocinestésicas {hablar}
4 - Imagen o impresión quirocinestésicas {escribir} {estas 'imágenes' componen el PAU del lenguaje, según nuestra propuesta}

Finalmente, podemos decir desde nuestro punto de vista, que por causa de una patología se pierde primero lo que primero se aprende (FIFO), y lo último que se comprende (LIFO). Es decir, se pierden en este orden: sustantivos → verbos → adjetivos. En otras palabras:

FIFO = categorías léxicas: sustantivo → verbo → adjetivo (aprendizaje = aspecto volitivo)
LIFO = cambio (verbo) → objeto (adjetivo) → sujeto (sustantivo) (comprensión = aspecto cognitivo)

En pocas palabras: lo primero que se aprende es el sustantivo, pero también, lo último que se comprende.

¡Nos vemos mañana!