septiembre 24, 2014

Historia de la Lógica Transcursiva (Capítulo 347)

Cuaderno XV (páginas 2085 a 2090)

(Continuando con el análisis del trabajo de los grandes referentes de las Neurociencias, en este capítulo comenzamos el estudio de "The Symbolic Species - The Co-evolution of Language and the Brain - 'La especie simbólica - La co-evolución del lenguaje y el cerebro', que publicara Terrence W. Deacon en 1997)

p#48  Aprender no es un proceso general cualquiera, siempre ocurre en un contexto particular e involucra sentidos y acciones motoras particulares.

p#51  Hace miles de años y miles de textos atrás, que no entendemos muy bien la base de las relaciones que invisten a las palabras de su significado y su capacidad referencial. {y si se sigue por el camino elegido hasta ahora, nunca lo vamos a entender}
...
Conocemos la superficie, pero desconocemos los 'procesos mentales' que subyacen a esas actividades pragmáticas de asignar significados, aprender e inventar nuevas palabras con su significado respectivo; y mucho menos conocemos los procesos neurales involucrados. [¡Aquí parece que comienza a primar la cordura!]

Es contraintuitivo que algo tan fácil de usar, sea tan difícil de explicar. [¡Muy bien!]

p#53  Teorías serias y bien recibidas sugieren que deberíamos considerar el habla de los pacientes con daño lingüístico cerebral (afasia de Broca - {y el de todas, en realidad}); o el habla de infantes muy pequeños, como un modelo de las primeras etapas de la evolución del lenguaje. {esta es exactamente mi propuesta. ¡Genial!} [Pone como ejemplo a Bickerton (1990) "Language and species"; quien, lamentablemente, es un chomskyano a ultranza, lo cual hace que mi entusiasmo mengüe]

p#54 {concepto importante} El lenguaje no suplanta o reemplaza otras formas de comunicación. {afectiva, por ejemplo; más bien, se integra a ellas} El lenguaje evoluciona en paralelo con ellas, complementariamente. {¡¡¡!!!}

p#70 {A partir de aquí la propuesta desmejora en forma creciente. Después de una extensa explicación, concluye que todo el 'mecanismo mental' está sustentado en el núcleo semiótico de Peirce; es decir, icono, índice y símbolo; lo cual es lamentable}

[El capítulo 4 lo dedica íntegramente a Chomsky, y termina dándole crédito a su gramática universal, asegurando que existe, por lo tanto, no lo voy a considerar]

Parte dos: Cerebro

{Tengo que poner esto porque es un disparate}

p#146  Según afirman - dice - la mayoría de los libros de texto y revistas especializadas, está bien establecido el hecho que el cerebro humano es mejor y más poderoso artefacto computacional que el de otras especies, porque es proporcionalmente mayor, y por tanto, puede procesar y retener más información.

Como resultado de lo anterior - sigue vociferando - es decir, dada una capacidad mental mayor, los humanos pueden construir modelos mentales del mundo, más sofisticados, resolver problemas de supervivencia y sociales más complicados, y aprender a comunicarse mediante sistemas de señales más complejas (por ejemplo, el lenguaje).

{Si bien trata de disimular su adherencia completa al disparate anterior, termina aceptando, sin ningún pudor, que indudablemente, debe haber alguna correspondencia entre el tamaño del cerebro y sus capacidades}

Ahora dice que esto es un error, porque se lo toma como una única relación, y en realidad, es mucho más compleja.

Cap. 9 - Mentes Simbólicas {Hasta ahora, luego de 253 páginas, no ha explicado absolutamente nada respecto al lenguaje}

p#254  Dice - Kanzi {que debemos suponer que es un mono, aunque no lo aclara}, más que ningún otro no humano, ha demostrado la extensión de la comprensión del lenguaje es posible sin ninguna adaptación explícita al lenguaje, y cómo, provisto de un sistema de habla computarizado, puede mejorar el acceso a la comunicación simbólica. {¡No es admisible que diga semejantes cosas!} A pesar de esta maravilla {¿¿??} quizás no pueda progresar más allá de las habilidades que alcanza un niño humano de 3 años de edad. {lo grave es que, encima, se lo plantea como una posibilidad}

{Sigue insistiendo, aunque por allí se desdice, en considerar al tamaño del cerebro o de algunas de sus partes (como la corteza prefrontal), como uno de los determinantes de la capacidad humana de manejar el lenguaje}

p#259  {Por fin se pregunta ... } ¿Para qué sirve la corteza prefrontal? - aclara - No es una pregunta fácil de contestar. - Según su estrecho punto de vista - la dificultad para estudiar esta parte noble del cerebro estriba en que no está conectada directamente con áreas sensitivas o motoras, entonces, su daño no trae aparejados trastornos motores o sensitivos específicos. Para colmo - concluye - a pesar que se le asigna, a esta zona cortical, el manejo de lo cognitivo más importante de la inteligencia humana, los lobotomizados frontales no muestran una disminución de su CI. [según estas apreciaciones, parece que hemos retrocedido a las teorías psicológicas y del comportamiento de los conductistas]

p#268  Pone como ejemplo el síndrome de Williams {pacientes que presentan un CI del 50%, y sin embargo su vocabulario y sus habilidades verbales están por encima de lo normal, a edades tempranas} Lo utiliza para desbaratar la teoría modular de la mente (Fodor), pero [lamentablemente] le sirve como 'prueba' para defender la Lingüística Cognitiva, y decir que, lejos de demostrar que la inteligencia y el lenguaje son procesos independientes, indican que el aprendizaje simbólico es distinto a la mayoría del aprendizaje que se da en otros contextos.

{Sigue abundando en detalles sobre el síndrome de Williams, los que, más allá de no aportar nada importante desde el punto de vista neurológico que tenga que ver con el manejo del lenguaje, lo único que hace es mostrar muy bien cómo operan las Ciencias Cognitivas; esto es, al margen de la verdadera ciencia}

{Con este extenso ejemplo, la teoría de Lamb se ve seriamente comprometida, si toma como respaldo este libro para explicar la evolución del lenguaje, ya que, el síndrome de Williams tiene un incremento de la corteza frontal en donde, según él afirma, se llevan a cabo las tareas cognitivas, y no hay columnas, pero se aumentan tanto las habilidades simbólicas y las no simbólicas, que es como dice Lamb que es el lenguaje}

Cap. 10 - Localizando el lenguaje
p#279  Describe un afásico y dice {muy bien} que el daño sufrido en su corteza temporal izquierda por un ACV, alteró severamente un conjunto específico de operaciones lingüísticas que no podrá recuperar, más allá del hecho que la mayoría del resto de su cerebro y su intelecto están intacto. {esto acaba con todas las teorías cognitivas que, por adherir a la lógica clásica, caen en el pensamiento lógico como la 'herramienta mental' por excelencia, y por tanto, se maneja con el lenguaje que maneja la misma lógica, ya que está severamente dañado el lenguaje, pero el intelecto no}

p#280  La pérdida del lenguaje debido a daño cerebral (afasia sin habla) no ocurre de una sola manera. Cuando se pierden las habilidades del lenguaje, ellas no regresan a las formas infantiles, como algunos de los primeros investigadores creían. {voy a demostrarle a Deacon que lo que decían esos primeros investigadores, entre los que ocupa un lugar privilegiado S. Freud, era correcto, porque no es cierto que afirmaran que se volvía a las etapas infantiles del lenguaje cuando los afectaba alguna patología, sino que se retrocedía evocativamente a las primeras etapas del desarrollo del lenguaje en la especie humana, algo que comparto completamente y puedo probar}

p#282  La tarea que enfrenta el neurolingüista es decifrar el código, {¿¿??} por medio del cual los síntomas del lenguaje pueden ser trasladados dentro de los procesos cerebrales. {si desconocemos tales 'procesos', será un poco difícil lograrlo} Está claro que la relación no es uno a uno, especialmente, las funciones que no son especificadas en puros términos sensorio-motores. La mezcla entre la lógica lingüística y la lógica neural {difícil es mezclar algo que no se conoce, en ambos casos} es probablemente {¿probablemente?} exagerada cuando se trata con distinciones analíticas groseras, como sintaxis y semántica. Esta dificultad se ve claramente en los problemas que surgen cuando se trata de explicar el déficit gramatical como el resultado de un daño cerebral. {por lo menos lo reconoce; espero que Lamb tome debida nota sobre esto}

[continuará ... ]

¡Nos vemos mañana!