mayo 09, 2014

Historia de la Lógica Transcursiva (Capítulo 209)

Cuaderno IX (páginas 1255 a 1260)

(Hoy haremos algunos aportes personales sobre la caracterización de la realidad)


La realidad es distinta según el ser vivo considerado. El unicelular vive en un mundo monádico (unádico), por lo tanto, está capacitado para captar (percibir) solo la acción. el elemento percibido es una señal. Su respuesta es una acción o no. Su lenguaje es 'todo o nada'. Dispone de un aparato perceptivo genérico que le permite 'sensar' estímulos internos y externos, ante los cuales, tiene una 'tabla' [PAFs] de acciones a realizar según el caso. Esta 'tabla' está determinada genéticamente. Su conducta externa puede ser de aproximación/alejamiento/inmovilidad. Puede agruparse en colonias, lo cual modular su conducta, que se transforma en comunitaria, y está de esa forma, en estricta relación a la supervivencia de los más aptos [este concepto luego se verá modificado, cuando se aborde la teoría alternativa de la evolución de Margulis]. Su memoria es su material genético (su protopsiquis), propio o adquirido [¿epigenético?]. Elaboran un 'sentido' intrínseco, básico o primario.
Los mediadores son sustancias químicas específicas (biomoléculas). Comportamiento (lenguaje): movimiento (acción). Expresa lo que interiorizó: una señal.

El animal no humano vive en un mundo diádico. Arrastra las capacidades del nivel anterior (nivel celular), y anexa una organización en sistemas celulares especializados (órganos), a su vez, organizados en sistemas y todos ellos, coordinados por un sistema nervioso central (SNC). Tienen la capacidad de percibir la relación de dos objetos mediante una acción. Aquí, el comportamiento (lenguaje) tiene una función claramente indicativa, y expresa lo que internalizó: un signo. Esto permite la relación facultativa (y no obligada como en las colonias celulares) con alguien o algo que no es él. En los animales, el 'nivel celular' está mediado por feromonas. El comportamiento (lenguaje) es el instinto, que explica la conducta sexual individual/colectiva, en función de la preservación de la especie (o arreglo celular). Se manifiesta por aceptación/rechazo/insensibilidad. Las expresiones conductuales: PAF = hábitos motores especializados, autónomos y mejorables con la experiencia, y como expresiones secundarias a situaciones entorpecedoras o facilitadoras (dolor, confort, etc.). Se produce aquí, el esbozo de estructuración psíquica (Protopsiquis), cuya 'geometría funcional' es un plano.

El hombre vive en un mundo triádico que expresa características de los dos 'lenguajes' anteriores: a) nivel celular mediado por hormonas. La expresión (instintiva) se caracteriza por sentimientos: amor/odio/indiferencia. Regula el aspecto sexual, básicamente la sexualidad individual (libido), y canaliza la sexualidad grupal. b) a nivel de la animalidad, su lenguaje se expresa por hábitos y emociones (alegría, tristeza, mediados por el dolor o el confort). Por estar mediado por patrones (signos), completa la conducta sexual y sus manifestaciones lingüísticas orientadas al grupo (especie) para su preservación (sobrevivir). Primer paso de verdadera estructuración psíquica: es responsable de registrar (inconscientemente) el aspecto discreto (binario) de la realidad, que al ser temporizado, da origen a la IDEA, repertorio de lo superficial de la realidad: el parecer.

A nivel humano se aporta la posibilidad de completar la estructuración psíquica mediante la percepción de 'símbolos'. Estos símbolos dan cuenta de lo profundo de la realidad (lo continuo), completando el ensamble que conforma el PAU (lenguaje universal). Se obtiene por transformación del nivel anterior y se temporiza, siendo así, el asiento del 'sentido' verdadero de lo que se percibe y el origen de los pensamientos. Esto indica el registro de algo 'comprendido', y se explicita en el lenguaje verbal, propio y exclusivo del hombre, completando a través de él, la unidad simbólica (el aspecto binario de este), que también se obtiene por transformación. Aquí aparece el 'significado' que sirve para expresar, básicamente, pensamientos y tiene carácter eminentemente social.

El lenguaje humano, entonces, tomado genéricamente es una composición de los tres niveles descritos. Basta observarlo para descubro que solo puede ser explicado si se tiene en cuenta estos, sus distintos orígenes.

Como resumen:

Nivel celular: comportamiento instintivo (individual) (¿Ello?)
Nivel animal: comportamiento grupal (especie) (¿Yo?)
Nivel humano: comportamiento social (¿Superyó?)

[lo anterior es la primera mención concreta que hago de la posible relación entre la biología y la teoría de Freud. Algo que, bastante modificado, reaparecerá y se coronará de éxitos en última publicación: Psiquis - Estructura y Función]

[continuará ...]

¡Nos vemos mañana!