agosto 24, 2014

24 de Agosto - Día del Padre

En 1.953 la docente Lucía Zuloaga de García Sada presentó a la entonces Dirección de Escuelas, la iniciativa de festejar el 24 de agosto el Día del Padre.

Fundamentó su presentación en que ese día de 1816 nacía la hija del General Don José de San Martín, en la actual calle Corrientes 343 de la ciudad capital de Mendoza.

Según consta en acta de bautismo, el 31 de ese mes, el vicario general castrense bautizó en la Iglesia Matriz, a Mercedes Tomasa, hija legítima del gobernador intendente de Cuyo, coronel mayor general en jefe del Ejército de los Andes y la Sra. Doña. María de los Remedios Escalada. Fueron padrinos el sargento mayor Don Antonio Alvarez de Condarco y la Sra. Doña Josefa Alvarez.

La insistencia de la señora Lucía Zuloaga logró que la Dirección General de Escuelas dictara la Resolución 192-T-53, que lleva la firma de Orlando Vargas Leiva, disponiendo la fecha de 24 de agosto como Día del Padre. Tiempo mas tarde el Ministerio de Educación de la Nación lo incluyó a su calendario escolar.

Una firma comercial extranjera, para promocionar una máquina de afeitar, inició una masiva y fuerte publicidad presentando al 17 de junio Día del Padre en honor de John Bruce Dod, padre estadounidense.

Esta situación llevó a la Sra. Lucía a luchar incansablemente para revertir el hecho. No pudo lograr este objetivo porque el Consejo Nacional de Educación retiró del calendario escolar la celebración del Día del Padre.

En cuanto a nuestra provincia, en 1982 el gobernador Bonifacio Cejuela, mediante decreto nª 2.119, lo dejó instituido. La Unión Comercial e Industrial de Mendoza, reconoció la fecha y en 1.985 , la docente Raquel Correas, de la Asociación Cultural Sanmartiniana Mi Tebaida, del departamento Gral. San Martín de esta provincia de Mendoza, obtuvo del Concejo Deliberante la adhesión al decreto 2.119.

Al año siguiente la Honorable Legislatura de Mendoza sancionó la Ley nª 5.131, en cuyo artículo nª 2 se lee: “Derógase toda norma que se oponga a la presente ley” y el gobernador Felipe Llaver decretó: “Téngase por ley de la provincia la sanción nª 5.131. Desde 1.964 hasta ahora diputados nacionales por Mendoza presentaron proyectos de ley pero jamás se trataron en el Congreso. La señora de García Sada siguió accionando ante los senadores por Mendoza para que influyeran en la Cámara.

En el IV Encuentro de Asociaciones Sanmartinianas de Mendoza , realizado en mayo de 1.994, se decidió realizar una campaña nacional. Aunque se hizo con insistencia, hasta la fecha no se han obtenido resultados favorables.

Sin lugar a dudas es un deber ineludible festejar el 24 de agosto “Día del Padre” como justo homenaje a la figura del Libertador de medio continente. El nos legó un claro ejemplo de virtudes, para ordenar la conducta de los argentinos.

Si tenemos ley, ¿Porqué no se cumple?, ¿Será por desidia, ignorancia o por una cuestión comercial, ya que en agosto en nuestro país se festeja el día del niño?.

Por otra parte, la ONU celebra el 20 de noviembre el Día del Niño o Día Universal del Niño en conmemoración a la aprobación de la Declaración de los Derechos del Niño en 1.959. Si se festeja el Día del Padre en agosto, no resulta conveniente para la industria y comercio por ser en ese mes el Día del Niño. ¿No sería mas justo pasar el Día del Niño al 20 de noviembre, en coincidencia con el Día Universal de los Derechos del Niño?

Esto podría solucionarse con la sanción de una ley del Congreso de la Nación. Por último y basándose en estos fundamentos, pueden estas fechas pasarse al segundo domingo de agosto y noviembre respectivamente.



Edit Marzetti

Vice-presidenta de la Asociación
Cultural Sanmartiniana de Mendoza